Se suicida el presunto asesino de dos mujeres en Cienfuegos

La tensión podía respirarse en horas de la mañana en las cercanías de la funeraria donde fue velado el cuerpo del supuesto homicida

Un fuerte dispositivo policial acompañó el sepelio del presunto asesino de dos mujeres en Cienfuegos. (Justo Mora)
Un fuerte dispositivo policial acompañó el sepelio del presunto asesino de dos mujeres en Cienfuegos. (Justo Mora)

Rafael García, presunto autor del doble feminicidio que conmovió Cienfuegos en mayo pasado, se suicidó la víspera del juicio en su contra, previsto para este miércoles, confirmaron a 14ymedio varias fuentes cercanas a la familia.

La tensión podía respirarse en horas de la mañana en las cercanías de la funeraria de la ciudad donde fue velado el cuerpo de García. Policías, familiares, amigos y decenas de curiosos llenaron la populosa calle del Prado.

"Él se ahorcó porque estaba arrepentido de lo que hizo y no quiso verle la cara a los familiares de las víctimas. Desde la cárcel llamaba a su familia para decirles que no podía vivir allí dentro", dijo a este diario una vecina de García. 

"Él se ahorcó porque estaba arrepentido de lo que hizo y no quiso verle la cara a los familiares de las víctimas. Desde la cárcel llamaba a su familia para decirles que no podía vivir allí dentro"

En mayo pasado Tomasa Causse Fabat, una enfermera de 64 años, y su hija Daylín Najarro Causse, de 36 años, murieron a causa de las heridas por arma blanca que les infligió García, ex yerno y pareja de ellas respectivamente.

Según vecinos del barrio de San Lázaro, donde ocurrieron los hechos, cerca del mediodía Causse Fabat comenzó a gritar a las afueras de su casa. Al verla sangrando, un vecino se acercó a auxiliarla. En ese momento su hija cruzó la calle y se refugió en otra casa para escapar de su ex esposo que la perseguía con un cuchillo. Ya la había herido múltiples veces en el vientre. El agresor la persiguió hasta allí y continuó apuñalándola. Luego la degolló ante la mirada aterrada de los testigos.

Causse Fabat murió unas horas después en la misma sala donde servía como enfermera.

Najarro Causse había estado casada con el que todos los testigos señalaban como su asesino y con quien tiene una niña de cinco años. En el momento de su muerte tenía tres meses de embarazo de otra pareja.

Adrián Najarro, hijo y hermano de las víctimas, comentó a 14ymedio que la muerte de García "no da paz a la familia".

"Todo esto ha sido muy duro para mí. Primero porque no se pudo hacer justicia y ha removido el recuerdo de todo lo que viví con mi madre y mi hermana, y luego porque mi sobrina ahora quedó también huérfana de padre", añadió. 

"Todo esto ha sido muy duro para mí. Primero porque no se pudo hacer justicia y ha removido el recuerdo de todo lo que viví con mi madre y mi hermana"

García había estado detenido por supuestos tocamientos lascivos a su hija y acababa de cumplir un año de prisión cuando cometió el crimen, explicó Najarro.

"La misma niña dijo que su papá abusaba de ella, pero como no encontraron pruebas solo lo condenaron a un año y seis meses de prisión por un delito menor, algo así como exhibicionismo", lamentó el familiar de las víctimas en una conversación anterior con 14ymedio.

La niña se encuentra hasta el momento en el oriente del país, para alejarla de la tragedia, dijo Najarro.

El juicio contra Rafael García fue suspendido por su muerte, pero prensa oficial no se ha hecho eco de la noticia por el momento.

Cienfuegos ha sido, el año pasado, el escenario de varios crímenes que estremecieron a los 150.000 habitantes de la ciudad. En febrero murió Luis Santacruz Labrada, de 23 años, a manos de un menor de edad.

En octubre de 2017 la joven Leidy Maura Pacheco Mur, de 18 años, fue violada por tres hombres que la mataron posteriormente. El juicio se celebró en medio de extraordinarias medidas de seguridad y dos de los asesinos fueron condenados a cadena perpetua y un tercero a 30 años de prisión.

El Gobierno cubano no publica cifras oficiales sobre hechos violentos en la Isla y raramente los crímenes son abordados por la prensa oficial. Mariela Castro, hija del expresidente cubano Raúl Castro y presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), dijo en enero de este año que en Cuba no había feminicidios y que ese era un "logro de la Revolución" que encabezaron su padre y su tío en 1959.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14