De los camellos al trineo, el tránsito cubano de los Reyes Magos a Santa Claus

El desabastecimiento, la influencia estadounidense y la ojeriza oficial han hecho perder terreno a la festividad heredada de España

En la Isla está ocurriendo una batalla silenciosa entre las viejas tradiciones heredadas de España y los modos o maneras estadounidenses. (14ymedio)
En la Isla está ocurriendo una batalla silenciosa entre las viejas tradiciones heredadas de España y los modos o maneras estadounidenses. (14ymedio)

Gorros rojos con una banda blanca, barbas de utilería y los regalos colocados bajo el arbolito son elementos navideños cada vez más frecuentes en las casas cubanas. El contacto más fluido con el exilio, tras la reforma migratoria de 2013, le ha restado espacio a la tradición de los Reyes Magos, mientras que Santa Claus se hace más presente en la Isla.

Suany del Valle, de 45 años, recuerda que cuando era niña en la década de los años 80 era mal visto por el oficialismo la celebración del 6 de enero y cualquier mención a Melchor, Gaspar y Baltasar. "Mi abuela y mi madre conservaron la tradición en voz baja", asegura a 14ymedio. "Pero ahora que se permite, mucha gente prefiere entregar los regalos en la noche del 24 de diciembre", lamenta.

Del Valle fue de las niñas que compró juguetes a través de un mecanismo de distribución racionada que se inventó durante los años en que Fidel Castro gobernaba y el subsidio soviético entraba a chorros a la Isla. "Pasaron la venta de juguetes para julio para borrar cualquier cercanía con los Reyes Magos y había que hacer largas colas para alcanzar una muñeca", recuerda esta habanera graduada en economía.

Ahora, los juguetes, las golosinas y hasta la ropa infantil solo puede comprarse en las tiendas en pesos convertibles bajo la ley de la oferta y la demanda

Ahora, los juguetes, las golosinas y hasta la ropa infantil solo puede comprarse en las tiendas en pesos convertibles bajo la ley de la oferta y la demanda. "Eso ha significado una división social nueva, de niños que solo reciben chocolates o dulces por estos días y otros que les regalan carros manejados por control remoto o Nintendos", opina Del Valle.

En el mercado negro, las ofertas estuvieron centradas en los regalos infantiles para entregar alrededor de la Nochebuena. "Vendimos la mayor parte de los juguetes en los días previos al 24 de diciembre, algunos padres querían guardarlos para los Reyes Magos, pero la mayoría quería entregarlos ese mismo día", cuenta Geovanny López, de 28 años y comerciante informal.

"Viajé a Panamá a principios de diciembre con una lista de encargos de clientes que buscaban, principalmente, accesorios y disfraces relacionados con Santa Claus, árboles de plástico, luces, bolas y guirnaldas para decorar, además de juguetes para niños", cuenta a este diario. "La mayoría de los compradores me advirtieron que necesitaban los regalos para la Navidad", apunta López.

Una tendencia que confirma Miguel Godínez, de 54 años y residente en Tampa. "Mandé unos 300 dólares a mi familia para que celebrara bien el fin de año y para que compraran regalos de Nochebuena. El emigrado es uno de los tantos cubanos residentes en Estados Unidos que está contribuyendo a moldear una nueva tradición, en detrimento de los Reyes Magos.

"Cuando llegué a Estados Unidos durante la crisis de los balseros, me sorprendió que casi nadie celebraba el 6 de enero, con el tiempo me acostumbré a Santa Claus". Ahora, Godínez ha iniciado a su familia en Sancti Spíritus en las prácticas del señor de la barba y el saco cargado de presentes. "Es mejor así, porque entonces estamos haciendo las mismas cosas, los mismos días y casi a la misma hora aunque yo no esté con ellos, por eso nos sentimos más unidos".

Los cubanos en Estados Unidos son la mayor comunidad fuera de la Isla. En 2013 la Oficina del Censo de los Estados Unidos cifró en 2 millones la cantidad de cubanos que vivía en territorio norteamericano

Los cubanos en Estados Unidos son la mayor comunidad fuera de la Isla. En 2013 la Oficina del Censo de los Estados Unidos cifró en 2 millones la cantidad de cubanos que vivía en territorio norteamericano, contando a los nacidos allí de padres cubanos. Su influencia en la vida de los parientes que dejaron en Cuba ha ido creciendo, en la medida en que el envío de remesas y los viajes a un lado y otro del Estrecho de Florida lo han hecho también.

Ellos han sido la avanzadilla de Santa Claus, al que en Cuba no se le llama por sus otros nombres: Papá Noel o San Nicolás. En la Isla está ocurriendo una batalla silenciosa entre las viejas tradiciones heredadas de España y los modos o maneras estadounidenses. Los negocios privados contribuyen a reforzar estas últimas al preferir las decoraciones o motivos en que se ve al señor rechoncho vestido de rojo.

El desabastecimiento en la red de tiendas estatales tampoco ayuda a que se mantenga la tradición de los Reyes Magos. "Todos los departamentos infantiles están vacíos o casi vacíos", lamenta Liane, madre de dos niños de seis y nueve años. "Solo he podido comprarles chocolates porque juguetes no hay".

Liane también denuncia a 14ymedio que en la escuela primaria donde sus hijos estudian en la Habana del Este, la maestra explicó a los niños que "los Reyes Magos no existen" y que se trata de "una práctica del capitalismo". La madre se quejó en la dirección del centro escolar pero ya era tarde, sus dos hijos ahora "no ponen agua para los camellos antes de acostarse ni hacen la carta a los Reyes porque saben que con agua o sin agua, con carta o sin carta, los regalos no cambiarán".

En medio de la crisis de liquidez que vive el país para importar mercancía, no solo faltan los fármacos y la harina para el pan sino que el déficit de productos alcanza a las ofertas destinadas a los niños. Maria Ysabel Travieso contó en su cuenta de Facebook que visitó el departamento de juguetes de la Céntrica Plaza de Carlos III el pasado 3 de enero y se encontró todos los estantes vacíos.

"Qué emoción, fuimos a buscar los juguetes por los Reyes…", escribió en su muro personal de esa red social y su publicación fue compartida más de un centenar de veces, además de generar decenas de comentarios. El actor Luis Silva, que encarna al popular personaje humorístico de Pánfilo, fue uno de los que preguntó a Travieso sobre el lugar al que había ido a comprar y compartió las imágenes en su propio muro.

Sin embargo, no solo el desabastecimiento y la influencia estadounidense han contribuido a un recorte en las celebraciones del 6 de enero. A pesar de la permisividad de los últimos años, la Plaza de la Revolución no ha dejado de mirar con ojeriza la festividad y con frecuencia las voces más ortodoxas del oficialismo critican el "consumismo" que genera la fecha.

Abel Prieto, exministro de Cultura, aseguró recientemente en su cuenta de Twitter que "el uso comercial de la navidad es profundamente anticristiano". El funcionario ha estado a la cabeza de la arremetida gubernamental contra la influencia de las tradiciones estadounidenses en la Isla y de otras manifestaciones "importadas" como ciertos géneros musicales, el cine de Hollywood o los videojuegos con mayor acción.

En 2001 los Reyes Magos se convirtieron en el centro de una agria disputa diplomática entre La Habana y Madrid. La prensa cubana arremetió contra la embajada de España en La Habana por haber organizado una cabalgata de Melchor, Gaspar y Baltasar por una zona cercana a la sede diplomática y del Malecón habanero. La caravana, en coches tirados por caballos, lanzó a su paso caramelos.

El diario Juventud Rebelde tildó a la iniciativa de "espectáculo asqueroso" y llamó a los diplomáticos que iban vestidos con los atuendos de los Reyes Magos de "mamarrachos", "irreconocibles payasos" y "magos de pacotilla". En un inusual gesto informativo en la televisión nacional transmitieron las declaraciones de uno de los participantes que deseaba que la tradición "cada vez sea una fiesta más compartida por todos los niños".

_____________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12

Últimas fotogalerías