El tribunal de Guantánamo pide un año de cárcel para el periodista Roberto Quiñones

El reportero, colaborador de ‘ Cubanet’, fue citado el pasado jueves a un juicio que se celebró en la mañana de este 7 de agosto

Roberto de Jesús Quiñones tiene pensado entregar su escrito de apelación el lunes. (Cubanet)
Roberto de Jesús Quiñones tiene pensado entregar su escrito de apelación el lunes. (Cubanet)

El Tribunal Municipal Popular de Guantánamo ha pedido este miércoles una sanción de "un año de privación de libertad", que puede ser sustituida por un año de trabajo correccional con internamiento, para el periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones, acusado de "resistencia y desobediencia".

Quiñones, colaborador de Cubanet, fue citado el pasado jueves a un juicio que se celebró en la mañana de este 7 de agosto. En conversación telefónica con 14ymedio, el reportero calificó el proceso como "una vergüenza" y explicó que cuenta con tres días para presentar la apelación.

"La sanción sería en un campamento de trabajo forzado, a mí tendrán que llevarme para la prisión porque no le voy a trabajar a ellos, es deprimente ver el estado en que está la justicia cubana", expresó Quiñones quien es, también, abogado. Además contó que pidió defenderse a sí mismo porque, según detalla, así lo permite el decreto ley 81.

Para asumir su propia defensa, primero debía obtener un certificado del registro de juristas de la Dirección Provincial de Justicia

Para asumir su propia defensa, primero debía obtener un certificado del registro de juristas de la Dirección Provincial de Justicia pero dijo que la abogada encargada de emitir el documento "hace dos días que no pasa por la oficina con diferentes excusas", primero diciendo que "estaba reunida" y luego que tenía la presión alta. 

Para Quiñones todo eso fue todo fue un cuento. "La Seguridad del Estado está aquí manejando todo, lo único que pude hacer en el juicio fue hablar como acusado pero no me pudo defender nadie, porque a la hora que me dijeron ayer que finalmente no podía obtener el documento, que fue casi al mediodía, ya no podía obtener los servicios de un abogado".

Desde el lunes, el comunicador había expuesto en el tribunal que le estaban "dando de largas con la expedición del documento" para acreditar su condición de abogado inscrito en el Registro de Juristas. "Ellos me dijeron que sin ese documento no podía asumir la autodefensa".

Al final, este miércoles, media hora antes del juicio, Quiñones pudo acceder a su expediente para que asumiera su defensa pero él se negó a hacerlo en esas condiciones. "No podía asumir la defensa, en tan poco tiempo es imposible ver un expediente y prepararse para un caso, dije que si suspendían el juicio lo aceptaba pero que si era en esas condiciones no podía", denunció.

Cuenta además que, durante el juicio, los policías que sirvieron como testigos estuvieron todo el tiempo "mintiendo frente al tribunal con una desvergüenza total". "Me acusan de resistencia y desobediencia, y dicen que yo estaba aquel día en el tribunal arengando a la población y diciendo consignas contrarrevolucionarias; para mí fue algo que les hicieron aprender de memoria a los testigos". 

Quiñones insistió para que trajeran a declarar al oficial Víctor Víctor porque, según cuenta, fue quien estuvo a cargo de su caso, pero le dijeron que no era necesario "porque la Seguridad del Estado no tiene nada que ver" en este juicio.

La detención del periodista ocurrió el pasado 22 de abril mientras esperaba para cubrir el juicio contra los pastores Ramón Rigal y Ayda Expósito

La detención del periodista ocurrió el pasado 22 de abril mientras esperaba para cubrir el juicio contra los pastores Ramón Rigal y Ayda Expósito, quienes se negaron a enviar a sus hijos a la escuela y se acogieron a la modalidad de enseñanza conocida como homeschooling. Según su testimonio fue golpeado por los oficiales durante el arresto.

"Estaba en portal del tribunal conversando con la hija de los pastores y el oficial Víctor Víctor mandó a que me detuvieran. En ningún momento me resistí, no me dio tiempo hacer nada porque me aplicaron una llave de defensa personal que me arrastraron hasta el carro y me empezaron a golpear", detalló sobre lo que sucedió ese día.

Quiñones tiene pensado entregar su "escrito de apelación el lunes" y dice que "después hay que esperar a que el tribunal diga si va a celebrar una vista de apelación o si va a dictar sentencia firme".

Para la apelación el reportero cuenta con los testimonios de las únicas personas que conoce y que estaban en el portal el día de los hechos. "Se trata de los familiares de los pastores evangélicos a los que voy a ir a ver pero ya sabes con el miedo que se vive en este país".

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) criticó al Gobierno de Cuba y le conminó a suspender el castigo y "no seguir atropellando los derechos humanos".

"Nada nos sorprende del Gobierno cubano, tan acostumbrado a perseguir periodistas independientes en su afán por censurar las críticas, las opiniones y la información libre", dijo la presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, directora del diario El País de Cali (Colombia) en un comunicado.

____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 34