La librería Barnes and Noble glorifica a Che Guevara en Miami

Un libro que alaba la figura del argentino se exhibe prominentemente en el establecimiento como 'referencia'

La autora del texto pidió, sin éxito, a la librería que cambiase el libro del Che a un ligar menos prominente. (Maria C. Werlau)
La autora del texto pidió, sin éxito, a la librería que cambiase el libro del Che a un lugar menos prominente. (Maria C. Werlau)

El jueves pasado, fui a la librería Barnes & Noble en Miracle Mile, Coral Gables, a tomar un café entre reuniones y ver algunos libros, que me han enamorado desde la infancia. Cuando entré por la entrada trasera del local, me asombró ver un libro sobre el Che Guevara exhibido prominentemente bajo un letrero de "Libros de referencia".

Fui directamente al libro Che, un ícono revolucionario (Luis Enrique Martínez, Che, revolutionary icon, Nueva York: Charwell Books, 2018). Página tras página, relata una historia escogida y glorificada de Guevara con subtítulos como "La leyenda ha nacido," "El mensajero del amor," "Un aventurero revolucionario," "El precio de la gloria," "El Che vive para siempre," acompañada de muchas fotos de distintas fases de su vida. No encontré subtítulos como "La máquina de matar," "El carnicero de La Cabaña," "terrorista," "racista aristocrático" u otras etiquetas menos elogiosas que también se usan para describirlo. Sólo muy breves líneas del volumen de 187 páginas mencionan su mando de la prisión de La Cabaña y no identifican a ninguno de los seres humanos ejecutados allí por orden suya; tampoco hay fotos del 'paredón'.

Sólo muy breves líneas del volumen de 187 páginas mencionan su mando de la prisión de La Cabaña y no identifican a ninguno de los seres humanos ejecutados allí por orden suya; tampoco hay fotos del 'paredón'

No se encuentra mención del campamento que el Che creó en Guanahacabibes, remota península de Cuba para enviar a sus subordinados del Ministerio de Industria a hacer trabajo físico duro como castigo de "rehabilitación" por sus supuestas transgresiones. Tampoco hay referencias a la gestión de Guevara para eliminar la libertad de prensa, destruir la economía e instalar una dictadura totalitaria en Cuba, o a su afán por eliminar con un ataque nuclear a Estados Unidos durante la crisis de los misiles, o a su desafiante declaración ante la Asamblea General de la ONU de que "seguiremos fusilando hasta que sea necesario." La página al final del volumen sobre "Lectura Sugerida" contiene una bibliografía sólo de obras que promueven el culto a Guevara y algunos de sus escritos. Esto es lo que ofrece Barnes and Noble en "libros de referencia."

Le pregunté a los empleados si tenían libros sobre Osama Bin Laden, Hitler, Stalin, Mao u otras figuras famosas conocidas por sus puntos de vista revolucionarios o por ser líderes de regímenes sanguinarios. Fueron muy amables, pero no pudieron encontrar ninguno y todo lo que sabían sobre Guevara era que su imagen adorna muchas camisetas. Entonces, pedí ver al gerente y cuando llegó Andy, le expliqué muy cortésmente que en Miami reside una gran comunidad cubanoamericana que es particularmente sensible al mal fundado culto al Che porque muchos sufrieron directamente por las acciones de Guevara. Le dije que no estaba a favor de la censura, pero que conocía a hijos y hermanos de hombres ejecutados por orden de Guevara que vivían en Miami. Además, le expliqué que estaría igual de incómoda si hubiera encontrado un libro glorificando a Osama Bin Laden exhibido prominentemente en una librería de B&N en mi ciudad de New Jersey, que perdió a diez personas en los atentados del 11 de septiembre.

Andy me dijo que había nacido en Cuba pero se había ido de niño y no sabía nada sobre Guevara. Le pedí entonces, con tacto, que al menos considerara mover los libros a un lugar menos prominente. Cuando regresé del café para marcharme, escuché a Andy pedir a la joven en el mostrador de Atención al Cliente que moviera los libros del Che al otro lado de la mesa, que no es visible cuando los clientes entran. Esta reaccionó con enfado e hizo un comentario sarcástico. Al día siguiente tuve una cita para almorzar a una cuadra de la librería y decidí pasar a ver los libros. Para mi desazón, estaban exactamente en el mismo lugar. Más tarde, llamé por teléfono y pedí hablar con la gerencia. Atendió Diane (Andy no estaba) y, al explicarle la situación, dijo que conocía de cerca a alguien cuyo pariente había sido asesinado por Guevara. Agregó que trasladaría los libros a un lugar menos prominente ya que no se sentía cómoda retirándolos.

Hice una búsqueda en el sitio web de Barnes and Noble sobre "Osama Bin Laden," que arrojó 150 libros, ninguno de los cuales parece glorificar al "terrorista" (fiel y apasionado islamista para sus seguidores), ni siquiera como un libro de "referencia"; la mayoría tenía que ver con encontrarlo y matarlo. Una búsqueda sobre Adolf Hitler arrojó 400 libros, muchos eran Mein Kampf de diferentes editores y ninguno parecía favorable al asesino. Una búsqueda del "ángel de la muerte" nazi, Josef Mengele, también arrojó sólo obras críticas. La búsqueda de "neonazis" y "supremacía blanca" no arrojó volúmenes que justificaran o apoyaran esas ideologías o movimientos. En otras palabras, el personal de Barnes and Noble que selecciona los libros que comercializarán parece tener un doble rasero con respecto a los asesinos en masa y, por lo que he podido encontrar, solo ha escogido a un libro que impulsa el culto a Che Guevara, "la máquina de matar" para usar sus propias palabras.

Hice una búsqueda en el sitio web de Barnes and Noble sobre "Osama Bin Laden," que arrojó 150 libros, ninguno de los cuales parece glorificar al "terrorista"

Irónicamente, el autor del libro es Luis Enrique Martínez, descrito como un escritor independiente nacido en Venezuela que "ahora vive en Londres después de abandonar su país de origen, donde la violencia y el crimen se habían vuelto tan frecuentes....El Che Guevara lo ha fascinado desde que era un niño cuando tenía un póster del revolucionario en la pared de su habitación". ¡Vaya, después de que el "Hombre Nuevo" del Che finalmente se afianzó en Venezuela, su "fascinado" adepto empacó y se fue para Londres! La edición es de 2018, cuando por años ya se habían visto los efectos del castro-chavismo, modalidad neocomunista, que transfirió a Venezuela la plantilla cubana que el Che ayudó a crear. Lamentablemente, parece que el autor todavía no entiende por qué el enamoramiento con el Che (y la revolución cubana) sí tiene consecuencias reales.

Por mi parte, no pienso comprar en Barnes and Noble a menos que el libro se retire de la venta. (Compré el libro a regañadientes, pues tenía que revisarlo bien para poder escribir sobre su contenido.)

Sé que no podemos deshacer una campaña de publicidad global multimillonaria que promueva la mitología del Che, pero al menos podemos negarnos a permanecer cruzados de brazos cuando un negocio o institución que podemos o no patrocinar glorifica a un asesino en masa.

___________________________________________________________________

Nota de la Redacción: María Werlau, directora de la ONG Archivo Cuba dedicada a la memoria histórica cubana, ha lanzado una petición online para denunciar la glorificación de Che Guevara.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 92