Cuba, las salchichas y las croquetas

El autor dedica sus décimas de esta semana al entusiasmo "revolucionario" de la empresa de alimentación Prodal

Captura del vídeo de Prodal 'Vivan las salchichas', que ha inspirado estos versos.
Captura del vídeo de Prodal 'Vivan las salchichas', que ha inspirado estos versos.
(I) 
—la misma de  las croquetas
y generaban desdichas 
por ser duras como fichas 
de un dominó de madera— 
celebra la primavera 
y las quince toneladas 
de salchichas preparadas 
con mondongo y con mollera. 

(II) 
Esa empresa productora 
de alimentos explosivos 
y de artefactos nocivos 
para la salud, implora 
—como un amante que llora, 
¿o acaso el tono es burlón?— 
a toda la población 
que se coma sus salchichas 
y no piense en las desdichas, 
que esta vez no habrá explosión. 

(III) 
Esa vergüenza incesante 
—el régimen chabacano  
que idolatra al " Comandante", 
que fue un bandido, un tunante 
que empuñó la metralleta 
y aterró a más de un poeta— 
a las salchichas alaba. 
Y la paciencia se acaba 
donde explota la croqueta. 

(IV) 
Sueño con una croqueta 
y una salchicha específica 
—una salchicha pacífica 
que no explote en la cuneta—. 
Cuando al pueblo se respeta, 
no estalla la emigración. 
Día a día, la nación 
repite una despedida 
y, al grito de patria y vida, 
se escapa la población. 

(V) 
Para hacer una croqueta, 
juntemos todas las manos.  
Que no explote entre cubanos, 
que nos guste la receta, 
que se adapte a nuestra dieta: 
una croqueta que vaya 
desde el monte hasta la playa, 
desde la playa hasta el monte, 
salchicha en el horizonte, 
lejos de la guardarraya. 

(VI) 
Tembló una vez la cocina 
cuando estalló la croqueta,  
hecha con pollo de dieta, 
con pescado y con harina, 
con pólvora y piedra fina… 
Fue un terror la susodicha.  
Sembró en Cuba la desdicha.  
Hoy se pregunta la gente  
de ese pueblo penitente: 
¿estallará la salchicha? 

(VII) 
Digna —por fin— de alabanza, 
celebremos la croqueta 
—su misterio, su receta— 
que de la boca a la panza 
sirve de punta de lanza 
a la salchicha adobada.  
Ambas ya son la avanzada 
del día que se avecina, 
cuando en Cuba, en la cocina,
no vuelva a explotar más nada.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3