Gobernanza sin transparencia

Fue muy difícil seguir el evento en cualquier canal, negando la propia esencia que suelen tener los encuentros sobre internet

La prensa no recogió los acuerdos, conclusiones; consensos en definitiva que trazan las líneas de trabajo futuras. (Cubadebate)
La prensa no recogió los acuerdos, conclusiones; consensos en definitiva que trazan las líneas de trabajo futuras. (Cubadebate)

En los foros de gobernanza de internet es fácil determinar quiénes representan a los Gobiernos, casi siempre con ropa formal; la representación empresarial, también formales pero con ropa más cara. Luego la academia con esa mezcla de zapatillas deportivas, saco y blazeres, y finalmente, en un grupo de fronteras muy permeadas, quienes se ocupan del desarrollo tecnológico y la representación de la sociedad civil.

Es sin dudas el grupo más atractivo por su desenfado en la forma de vestir y de conducirse. También es casi siempre el grupo más jóven. Y sobre todo, el grupo más numeroso y activo en los paneles y discusiones.

Participar en estos foros es una gran experiencia, inolvidable por primera vez, al menos en mi caso, que tuve el privilegio de comenzar a hacerlo cuando en Cuba el acceso a internet para la ciudadanía era escaso, lento y muy caro. La ausencia de empaque y de protocolo entre participantes de disímiles puntos geográficos, culturas, idiomas, permite que se adquieran y tejan numerosas afinidades y relaciones, aun desde problemáticas diferentes. La esencia de estos foros es lograr consensos entre intereses tan contrapuestos como la ciberseguridad en la lucha contra el terrorismo y la protección de la privacidad y los datos de los ciudadanos, la venta de datos personales a terceros por plataformas como Facebook o la lucha contra las noticias falsas, por poner ejemplos recurrentes.

Por estas razones, recibí con optimismo la noticia de que se organizaban en Cuba por primera vez foros provinciales que tributarían sus resultados al Foro Nacional de Gobernanza de Internet celebrado del 25 al 27 de junio en el Palacio de las Convenciones bajo el título: Justicia social y desarrollo humano sostenible. Había participado en mayo en el Foro de La Habana, pude constatar que, al menos en la capital, los participantes fueron convocados por organizaciones como la Asociación de Informáticos, la Unión de Juristas, el Instituto Superior Pedagógico, Etecsa y periodistas de medios de la capital, y no poseían mucha o alguna información sobre qué es la Gobernanza de Internet y el carácter de estas reuniones.

Hice hincapié en la necesidad de mejorar la interacción de los funcionarios públicos en sus cuentas de Twitter

Fui muy activa en el evento, tocando temas como el uso del software privativo y la migración hacia el código abierto, lo cual animó a los informáticos; hice hincapié en la necesidad de mejorar la interacción de los funcionarios públicos en sus cuentas de Twitter. Finalmente, propuse elevar como tema para el Foro Nacional, establecer un curso de Universidad Para Todos sobre Internet, tomando en cuenta que tenemos una población escolarizada pero envejecida que ha llegado tarde al desarrollo de las tecnologías de información y comunicación (TIC).

Fue alentador conversar con personas muy capaces, entre ellos un ingeniero en Telecomunicaciones pionero en el montaje de los receptores satelitales, o una profesora de la CUJAE con tres doctorados, que se me acercaron para agradecerme mis intervenciones, pues les habían permitido tener un atisbo de qué va la Gobernanza.

Los temas tratados fueron los mismos en todas las provincias y en el nacional: obviando las peculiaridades de cada región. Temas muy generales y al menos en la instancia provincial, tratados en forma de tediosas ponencias leídas cuyo contenido estaba bien para un aula, no para el foro dinámico que debió ser.

Le expresé al organizador del foro provincial mi interés en participar en el nacional, pero como parte del público, pues no pretendía presentar una ponencia como estipulaban las bases. Siempre en esos eventos son más los participantes que los ponentes, y al organizador le pareció lógica mi petición.

De todos modos traté de formalizar mi presencia escribiendo a la vicepresidenta del Comité Organizador, ya que aparecía como un requisito pertenecer a la Asociación de Informáticos, o a la de Juristas o colaborar con la Asociación Cubana de Naciones Unidas, y yo no cumplía dichos requisitos; en cambio, podía aportar mi experiencia en siete foros internacionales de Gobernanza de Internet, incluyendo tres foros mundiales. La respuesta fue muy burocrática: como no pertenecía a ninguna de las organizaciones mencionadas, no podía asistir.

La vicepresidenta primera de la Unión de Informáticos aseguró que "Necesitamos construir en Cuba nuestra propia visión de internet", postulado que lleva a preguntarse a nombre de quién se habla para construir dicha visión

Traté de seguir el desarrollo del acontecer en el Palacio de las Convenciones a partir de las publicaciones en prensa y televisión, ya que no hubo transmisión en streaming; todo muy general y repetido de un medio a otro; eso sí, resaltando la idea expresada por la vicepresidenta primera de la Unión de Informáticos: Necesitamos construir en Cuba nuestra propia visión de internet, postulado que lleva a preguntarse a nombre de quién se habla para construir dicha visión. En Twitter la etiqueta #IGFCuba2019 apenas alcanzó 60 tuits, de ellos solo 27 originales. Nada sobre desarrollo de aplicaciones para el entorno nacional, aunque la Universidad y la UCI debieron estar presentes, no hubo información sobre los planes de ampliación de servicio por parte de Etecsa y cómo proyecta reducir las tarifas, un reclamo que ha creado una etiqueta y una campaña de total actualidad. Desde la sociedad civil no se emitió un tuit original sobre temas de interés ciudadano.

Por todo eso, es difícil hacerse una idea exacta de cómo transcurrió el evento. No he encontrado un repositorio donde esté almacenado ni video ni audio; solo la conferencia de Rosa Miriam Elizalde, una estudiosa del tema medios e internet.

Lejos de la transparencia que caracteriza las conclusiones en estos cónclaves, la prensa no recogió los acuerdos, conclusiones; consensos en definitiva que trazan las líneas de trabajo futuras.

Como le expresé al ministro de Comunicaciones a través de Twitter (y que con una costumbre que ya va siendo tendencia, no respondió), la reunión podría haber marcado un hito, pero no pasó de ser el cumplimiento de una tarea más.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 38