Sin ser potencia médica, Chile, Marruecos o Dominicana vacunaron entre el 10 y el 63% de su población

Al margen de los países ricos, la lista de los 'grandes vacunadores' deja sorpresas llamativas

Este domingo llegaron ocho toneladas de vacunas a República Dominicana, segundo país más inmunizado de América Latina. (Presidencia)
Este domingo llegaron ocho toneladas de vacunas a República Dominicana, segundo país más inmunizado de América Latina. (Presidencia)

Las críticas por el clamoroso retraso en el inicio de la campaña de vacunación en la Isla llegan desde tantos frentes que la semana pasada la prensa oficial cubana tuvo que defender la gestión de las autoridades sanitarias a través de un artículo y vídeo titulado Cuba: ¿último o primer país en vacunar? En el texto, se señalaba que "quizá [el país] sea el último en 'comenzar', pero será el primero en "acabar" de inmunizar a "toda" su población".

Este lunes, Cubadebate publica una extensa entrevista con uno de los asesores científicos y comerciales de BioCubaFarma, el genetista Luis Herrera Martínez, que explica detalladamente cómo son los candidatos vacunales cubanos, su tecnología, sus ensayos y la función de la intervención con la que se está empezando a vacunar sin haber obtenido aún la certificación, algo a lo que se recurre muy excepcionalmente en el mundo.

El experto explica que la "industria biofarmacéutica tiene capacidad tecnológica disponible para producir millones de dosis mensuales de vacunas, con potencial para más de 100.000 bulbos diarios", que existe una "estructura y diseño de producción de turnos de 24 horas consecutivos" que permite asegurar que en agosto habrá suficientes dosis para cumplir el calendario de vacunación y que hay "capacidad instalada y certificada importante para llegar a niveles de producción considerables, de cientos de millones de dosis anuales", un volumen que esperan reforzar con el convenio firmado con Venezuela que, según Nicolás Maduro, permitirá producir hasta dos millones de vacunas mensuales Abdala en el país suramericano.

El experto no solo defendió la capacidad de producir de Cuba, también respondió a la pregunta de por qué la Isla no ha empezado a inmunizar ya comprando en los mercados internacionales

El experto no solo defendió la capacidad de producir de Cuba, también respondió a la pregunta de por qué la Isla no ha empezado a inmunizar ya comprando en los mercados internacionales o participando en el mecanismo internacional auspiciado por la ONU, Covax, como han hecho todos sus vecinos. La explicación, a su juicio, reside en un doble factor: no hay dinero pero sí hay capacidad para productos propios, argumenta, tirando del mito de la fortaleza sanitaria cubana que muchos países que hoy lideran las campañas de inmunización no tienen.

Covax tenía previsto distribuir 100 millones de dosis a finales de marzo, pero hasta la fecha ha repartido 38 millones. "La escasez de suministro está impulsando el nacionalismo y la diplomacia de las vacunas", dice el especialista cubano.

Herrera es rotundo reconociendo que es imposible para Cuba importar. "Si Cuba tuviera que vacunar a su población (...) tendría que emplear y comprar más de 30 millones de dosis. Eso se multiplica por el precio de cada dosis en el mercado. Ese dinero, hoy, no está disponible", indica, antes de atribuirlo al "bloqueo".

El preciado tesoro que hoy constituyen las vacunas y los muchos países que compiten por ellas ha llevado a la Plaza de la Revolución a una autarquía que provoca, a día de hoy, que ningún cubano residente en la Isla haya sido inoculado con una vacuna autorizada y certificada. La situación no tiene parangón, ya que, aunque las primeras posiciones del mundo en inmunización las cubren países ricos, la lista de los 'grandes vacunadores' deja sorpresas llamativas como Marruecos, Chile o República Dominicana, con liderazgos inesperados, o incluso Serbia, a la que ya se ha llegado a calificar de Vacunoslavia.

En Latinoamérica, Chile ha despuntado desde el inicio por una campaña de vacunación ágil que ha permitido que el 45% de sus habitantes hayan recibido una dosis y el 22% dos. Se sitúa solo por detrás de Israel, campeón mundial, y Emiratos Árabes Unidos. La inmunización comenzó con un lote pequeño de Pfizer-BioNTech, pero cogió ritmo a inicios de febrero con la llegada masiva de lotes de CoronaVac, la vacuna china que ahora está en la picota por ofrecer una inmunidad inferior a la prometida, rondando el 54%. Este y otros factores son posiblemente los que han dado un resultado inesperado en el país, que ha regresado al confinamiento y anulado las elecciones previstas para el pasado fin de semana por unos contagios que no paran de crecer.

Las lecciones de Chile están sirviendo a otros países para tomar nota de posibles errores que pueden llevar a que, pese a tener a una gran población inmunizada, se puede dar pasos atrás. El país, con una población de unos 19 millones de personas, notifica en los últimos días medias de 8.000 contagios y las Urgencias se colapsan. Los expertos advierten de que la velocidad de reapertura, el exceso de confianza y la alta transmisión entre personas más jóvenes, que siguen sin vacunar, pueden estar entre las razones de la problemática chilena.

A miles de kilómetros, Marruecos lidera la campaña de vacunación africana y está en el grupo de cabeza del mundo. En torno al 12% de la población ya tiene una dosis y el 11% las dos. Hasta hace pocos días, el país mediterráneo superaba incluso a sus ricos vecinos europeos, aunque tras la recepción en los últimos quince días de millones de dosis han recuperado terreno perdido. Su éxito es aún más insólito porque, al contrario que otros países, no ha recurrido en grandes cantidades a las vacunas chinas y rusas que tanto han permitido avanzar a muchos países con menos recursos. Siete de los ocho millones de vacunas adquiridas por el país son de la británica AstraZeneca.

Tayeb Hamdi, vicepresidente de la Federación Nacional de la Salud, explicó a un medio español hace pocos días que la pandemia no azotaba a Marruecos gravemente cuando vieron con horror lo que pasaba en la vecina Europa y optaron por una estrategia arriesgada que ha tenido éxito: confiar en la India, mayor proveedor de medicamentos mundial y productor del 60% de vacunas del mundo. De ahí principalmente han salido sus compras (de AstraZeneca), a una velocidad vertiginosa con un aliciente. Este lunes ha comenzado el Ramadán y el país espera mantener fuertes medidas de control, pero asume que los contagios subirán y ha empeñado toda su energía en acelerar la inmunización.

El país es el segundo en porcentaje de vacunados de América Latina, con un 10% de inmunizados con una dosis, aunque solo un 1% con dos

Mucho más cerca queda República Dominicana, un país que compite además con Cuba en el mercado turístico y puede ganarle mucho terreno si la situación epidemiológica mejora. El país es el segundo en porcentaje de vacunados de América Latina, con un 10% de inmunizados con una dosis, aunque solo un 1% con dos. En su caso, el logro se ha alcanzado de la mano de China. Luis Abinader negoció con Pekín más de 2 millones de dosis.

Este mismo domingo llegaron, tras una escala en París, ocho toneladas desde los laboratorios de Sinovac, un lote que se suma a las 91.200 dosis llegadas el martes desde Corea del Sur pertenecientes a AstraZeneca mediante el mecanismo Covax, un camino al que Cuba renunció.

Serbia, que ha pasado años aspirando a fortalecer sus vínculos con la Unión Europea, ha girado bruscamente en los últimos tiempos, y la pandemia ha ahondado más aún en la situación, para estrechar sus lazos con China y Rusia, socios del país liderados por el populista conservador Alexandar Vucic. Muchos bosnios, croatas o eslovenos, separados de Serbia tras durísimas guerras a principios de los 90, habían regresado a Belgrado, que ofrece turismo de vacunación gratuita, en lo que muchos han interpretado como un movimiento con el que el país intenta recuperar el dominio que un día tuvo en la península.

Actualmente, tiene en torno al doble de inmunizados que la UE y es el quinto país en vacunación mundial gracias a su compra de dosis a Sinopharm. No obstante, los contagios han empezado a subir en los últimos días y podrían dar al traste con una estrategia que estaba siendo la envidia entre los países de renta media.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 29