Ciego de Ávila abre su primer merca hostal

Estos mercados mayoristas, pensados para abastecer a cuentapropistas del sector turístico, crecen en número, pero aún no cubren las aspiraciones de sus clientes

Los merca hostales están pensados para abastecer a los mercados de cuentapropistas. (Granma)
Los merca hostales están pensados para abastecer a los mercados de cuentapropistas que se dedican al turismo. (Granma)

Ciego de Ávila acaba de estrenar un nuevo merca hostal, el noveno del país y primero en la provincia de estos mercados agrícolas mayoristas para cuentapropistas, creados por el Gobierno en 2017 para abastecer al sector turístico.

En Ciego de Ávila existen más de 100 viviendas registradas con servicios de hospedaje y gastronómicos. A ellos está dirigido este nuevo comercio, en el que podrán adquirir productos quienes sean titulares de alojamientos, paladares o cafeterías, que dispondrán de una ficha de cliente en la que pueden incluir a dos compradores, según explicó el director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Frutas Selectas en la Ciudad de los Portales, Gualberto Torres González.

El directivo dijo que el nuevo establecimiento tiene más de 33 productos, entre ellos plátano fruta, piña, ajo, pimiento, col blanca, melón de agua, malanga, papa, naranja, y, de manera más genérica, vegetales, granos, y productos industrializados o apícolas. Otros de los alimentos que se ofertarán, en función con la producción del territorio, son de temporada y refrigerados que se conservan en la provincia.

Pero los merca hostales están lejos de satisfacer la demanda y desde el inicio no han estado exentos de críticas, puesto que su fin último es cubrir las necesidades del turismo

Desde que se permitió al sector privado operar legalmente, la posibilidad de contar con un mercado mayorista ha sido uno de los más repetidos por los cuentapropistas, junto a una bajada de los impuestos y la posibilidad de importar o exportar sin tener como intermediario al Estado. En este contexto, surgieron hace dos años los merca hostales. El primero fue el de Trinidad, en Sancti Spíritus y, posteriormente, el de Remedios en La Habana y otro en Santiago de Cuba. En verano se añadieron cinco más, en Viñales, Baracoa, Cerro, Bayamo y Villa Clara, todas ellas áreas de gran actividad turística. Ahora, llega el número nueve.

Pero los merca hostales están lejos de satisfacer la demanda y desde el inicio no han estado exentos de críticas, puesto que su fin último es cubrir las necesidades del turismo abasteciendo negocios que proporcionan cuantiosos impuestos y asegurando así, el Estado, la incorporación a una red estatal de sus propietarios, que antes se movían en el mercado negro.

Algunos compradores consultados por 14ymedio aseguran que el suministro no es estable y que los precios no ofrecen reales ventajas por comprar grandes cantidades. "Más que mayoristas son mercados de mayoreo donde se pueden adquirir volúmenes grandes pero sin ofertas especiales según la cantidad porque los precios siguen siendo minoristas", lamenta una cuentapropista que alquila dos habitaciones de una casa colonial en el centro de Trinidad.

Las tarifas en estos mercados son en pesos convertibles y algunas no resultan muy atractivas para el bolsillo de los trabajadores privados. Un kilogramo de calabaza cuesta 0,50 CUC (unos 12 CUP), mientras que en los mercados agrícolas de la Isla el producto rara vez supera los 5 CUP por medio kilogramo.

La calidad de los productos agrícolas es otro de los puntos que más quejas está levantando. "Las frutas, expeciamente, no cumplen con los estándares que uno espera para poner en la mesa de un turista y casi siempre las venden verdes, por lo que tampoco sirven para resolver un desayuno al otro día, hay que esperar que maduren", detalla la emprendedora. "Además, no todo es comida. En el negocio que llevo gasto sábanas, detergentes, papel sanitario ¿Para cuando el mercado mayorista de esos insumos?".

Te puedes encontrar mucha frutabomba y mucho plátano fruta verde, pero olvídate de un anón o una guanábana, no es una mercado de exclusividades ni de grandes variedades, pero es lo que hay"

En la ciudad de Santa Clara, Yasniel, un cuentapropista que alquila tres habitaciones en su casa, es asiduo cliente de otro merca hostal administrado por la empresa estatal Frutas Selectas. "Desde hace ya dos años compro algunos productos agrícolas y también conservas en este local y, aunque no hay nada de alta calidad, al menos puedo encontrar productos generales que de otra manera tendría que ir comprando poco a poco en otros mercados".

Para Yasniel, lo mejor del establecimiento es que "se puede comprar de una sola vez, y de manera legal, alimentos que antes había que adquirir en varios lugares", pero "la calidad y la variedad de la mercancía todavía no están a la altura de los precios que se pagan". Como ejemplo, asegura que "los vegetales más demandados por los turistas, como el tomate o la lechuga, no se venden mucho, quizás porque son más difíciles de transportar y conservar".

"Lo mismo pasa con las frutas. Te puedes encontrar mucha frutabomba y mucho plátano fruta verde, pero olvídate de un anón o una guanábana, no es una mercado de exclusividades ni de grandes variedades, pero es lo que hay". Uno de los productos que más echa en falta Yasniel es "el café cubano" que debe seguir comprando en las tiendas en pesos convertibles a precios minoristas. "La leche tampoco la encuentras en estos mercados así que para preparar un buen desayuno tengo que seguir yendo a varios lugares", lamenta.

_________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 33