Panamá beca a 19 jóvenes para estudiar Medicina en Cuba

Vuelven a la Isla 105 de los 230 sanitarios enviados por La Habana

Los jóvenes panameños fueron seleccionados entre los alumnos con mejores calificaciones de los colegios públicos. (Ifarhu)
Los jóvenes panameños fueron seleccionados entre los alumnos con mejores calificaciones de los colegios públicos. (Ifarhu)

Un grupo de 19 panameños llegaron a Cuba este lunes para cursar medicina en la Isla a través de una beca otorgada por el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu). La institución, dependiente del Gobierno panameño, gestiona este tipo de ayudas nacionales e internacionales con el fin de formar trabajadores que deberán prestar servicio en el país.

En el caso de la beca de Medicina en Cuba, está incluido el costo de la universidad, alimentación, alojamiento y transporte durante los seis años de estudios. A cambio, los beneficiarios se comprometen a desarrollar su carrera profesional en Panamá.

El director general del Ifarhu, Bernardo Meneses, contó a la prensa local el pasado viernes que los seleccionados han obtenido las calificaciones más altas de la promoción 2020 y tenían los mejores expedientes de escuelas públicas ubicadas en empobrecidas comarcas indígenas y un distrito de la capital, tal y como se establece en el convenio con Cuba.

En el caso de la beca de Medicina en Cuba, está incluido el costo de la universidad, alimentación, alojamiento y transporte durante los seis años de estudios

La prensa oficial cubana se ha hecho eco de la llegada de los jóvenes y ha destacado que Alessandro Gramsci, asesor del ministro panameño de Salud, les habló de la Isla como un país "con avances en los campos biotecnológico y de la medicina". Además, en ese mensaje, transmitido antes de la partida del grupo, les sugirió "que aprendieran también de los cubanos su dedicación a los pacientes, en estricto cumplimiento al 'juramento hipocrático', y trajeran de vuelta a Panamá esa filosofía de atención, para desarrollar en su labor profesional el concepto de entrega a los enfermos".

Prensa Latina destacó la "sorpresa" mostrada por los futuros estudiantes "al conocer el funcionamiento del sistema primario de salud de la Isla", en el que está previsto que hagan prácticas más adelante. En cambio, no se les advirtió de la grave crisis por la que está pasando la Isla y que está afectando también a los estudiantes extranjeros.

El pasado mes de marzo trascendió en la prensa sudafricana la precaria situación que afronta un grupo de estudiantes de medicina de ese país en Cuba. Según fuentes del Gobierno, "el programa de colaboración médica Nelson Mandela-Fidel Castro no ha ido según lo planeado, y eso es ponerlo suavemente".

El Gobierno sudafricano ha tenido que intervenir y empezar a enviar comida a los becados, que desde inicios de año, con la Tarea Ordenamiento, relatan unas "espantosas" condiciones de precariedad.

"Su sueño (...) se ha convertido en una pesadilla por la duplicación de los precios de los alimentos en el país socialista, las condiciones terribles de vida y la falta de acceso a artículos sanitarios", indicó la prensa local.

Los estudiantes pidieron, en este caso, que el Gobierno aumente la cuantía de las becas por el alza del costo de la vida, pero la primera respuesta que recibieron fue que sería una mejor opción que sus padres les enviaran "maletas con comida".

La noticia de la llegada de los jóvenes panameños se produjo el mismo día que la del regreso de 105 de los 230 médicos cubanos que llegaron el pasado diciembre para ayudar a controlar la pandemia de covid-19 en el país. Según el Ministerio de Salud de Cuba, "el resto continúa en sus labores".

La noticia de la llegada de los jóvenes panameños se produjo el mismo día que la del regreso de 105 de los 230 médicos cubanos que llegaron el pasado diciembre para ayudar a controlar la pandemia de covid-19 en el país

La misión en Panamá ha sido una de las más polémicas de los últimos meses. Además de provocar un fuerte rechazo, como es habitual, entre los profesionales del país, que llegaron a calificar la contratación de ilegal, la misión se topó con la fuerte oposición de la organización internacional de derechos humanos Human Rights Watch.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la ONG, recordó al Gobierno de Laurentino Cortizo que Panamá "no puede desentenderse de los derechos humanos" y debía tomar medidas serias para garantizar que Cuba no los viole. Por cada brigadista enviado al país, La Habana cobraba 2.600 dólares mensuales, un costo total de 591.197 dólares que, inicialmente, se iba a prolongar tres meses, aunque ese plazo ya se ha rebasado.

Este lunes, en otro movimiento de trabajadores de la Salud, partieron de Cuba 24 sanitarios a Dominica para reemplazar a los miembros de un contingente que se mantiene desde hace años en esa isla diminuta del Caribe (71.000 habitantes).

La venta de servicios médicos reporta al Estado cubano más de 6.000 millones de dólares anuales, el triple que el turismo, aunque la prensa oficial ha informado del relevo citando las palabras de Fidel Castro que aseguran que los trabajadores se mueven por sentimientos "de amor a la Patria, a los semejantes, y de solidaridad de todos para con todos".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0