Suspenden el servicio de las tiendas digitales que venden alimentos en Cuba

Los efectos de la crisis también afectan a los sitios de clasificados del mercado informal, en los que la oferta ha caído

Oficina de entrega de las compras 'online' de la tienda de 3ra y 70, en Playa, La Habana. (14ymedio)
Oficina de entrega de las compras 'online' de la tienda de 3ra y 70, en Playa, La Habana. (14ymedio)

Los que hasta hace unos días eran surtidos sitios digitales donde podía comprarse carnes, granos y artículos de aseo, ahora no están prestando servicio o solo tienen unos pocos productos en oferta. Las tiendas online que muchos emigrados usan para abastecer de alimentos a sus familiares en Cuba ya no son una opción durante esta crisis del coronavirus.

"Hemos decidido suspender voluntariamente las operaciones desde el 22 de marzo y durante 15 días como mínimo", anuncia en uno de los más populares portales de compras virtuales. En otros se advierte que hay retrasos con la entrega de mercancías y que no se pueden garantizar los productos. En medio de la cuarentena, el mercado de compras a distancia ha colapsado prácticamente en su totalidad.

Los productos que se venden en estas tiendas van desde la alimentación a muebles o productos de limpieza pasando por teléfonos móviles y electrodomésticos. Hasta hace poco, estos portales tenían un suministro priorizado y se podían encontrar entre sus ofertas algunos productos que estaban desaparecidos de los mercados locales.

"Los almacenes están vacíos y nos han orientado para para evitar que lo poco que hay se quede en manos de los que tienen familia en el extranjero que les compra por internet"

Aunque las tiendas virtuales explican que la cancelación de sus servicios tiene como fin "preservar la salud de los empleados y de los clientes", los trabajadores indican que hay otros motivos. "Los almacenes están vacíos y nos han orientado para para evitar que lo poco que hay se quede en manos de los que tienen familia en el extranjero que les compra por internet", explica a 14ymedio una empleada de la tienda digital asociada a la Plaza de Carlos III en La Habana.

La suspensión de los servicios es un duro golpe para muchas familias que se sostenían con esos envíos. "Mi hija puntualmente me hacía un pedido con carnes, frijoles y pastas que me traían a la casa porque yo no puedo salir", comenta a este diario Marilyn, una jubilada que tras una cirugía de cadera se ha quedado con problemas de movilidad. "Ayer me llamó para decirme que había intentado comprarme pollo y leche pero no pudo".

El actual cierre llega después de meses de escasez en esas tiendas online. Portales de venta online como Supermarket Treew o Envíos a Cuba funcionan con mercancía almacenada en territorio cubano pero con inventarios separados de la venta física.

"No puede ser que yo tenga que esperar horas para comprar pollo y exponga mi salud a ese riesgo y venga alguien y se lleve el producto sin esforzarse solo porque un pariente en Miami se lo compró en internet", protestaba este sábado un cliente del mercado de la tienda de 3ª y 70, en Playa, que hasta hace pocos días tenía también el servicio de venta online.

Los efectos de la crisis también afectan a los sitios de clasificados del mercado informal, en los que la oferta ha caído. Donde antes había una gran variedad de productos y podía encontrarse casi de todo, ahora empiezan a faltar las vitaminas, los jabones, los alimentos y el café. Muchas entregas a domicilio también han sido canceladas.

"No brindaremos servicio a domicilio hasta nuevo aviso", indica el anuncio de un conocido establecimiento que hasta la pasada semana llevaba a casa un amplio surtido de pastas y pizzas

"No brindaremos servicio a domicilio hasta nuevo aviso", indica el anuncio de un conocido establecimiento que hasta la pasada semana llevaba a casa un amplio surtido de pastas y pizzas. "Todo el que quiera comprar nuestros productos debe llegar hasta nuestro local y estamos atendiendo al público por una ventana y preservando las medidas higiénicas", añade.

El cierre de las fronteras y la prohibición a que los residentes en el país salgan de la Isla ha mermado significativamente el suministro de mercancías que llegaban transportadas por las mulas. Muchos de esos alimentos, medicamentos y útiles de aseo se vendían a través de páginas web que se han vuelto muy populares en los últimos años en la Isla.

Aunque muchos de estos clasificados siguen online, al llamar al número de contacto la respuesta, en la mayoría de los casos, es que "hay que esperar que llegue suministro" o que "por el momento no hay". Pocos de estos vendedores informales se atreven a poner fecha para la vuelta a la normalidad. "Hasta mayo no podemos", reitera un comerciante especializado en productos de aseo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6