Vandalismo y escasez de combustible afectan la recogida de la basura en La Habana

Los tanques recolectores de basura en el Reparto El Mónaco se han reducido en más de la mitad desde que los pusieron hace 20 años

Muchos tanques han dejado de estar en condiciones por los vándalos que reutilizan sus piezas o materiales. (14ymedio)
Muchos tanques han dejado de estar en condiciones por los vándalos que reutilizan sus piezas o materiales. (14ymedio)

Se acerca sudoroso, jadeante y parece tener problemas al respirar. "No es el virus, es la basura", aclara Eugenio mientras levanta el depósito que lleva en la mano. "Tengo que caminar, entre ida y vuelta, unos 400 metros y con esto en la cara no puedo respirar bien", dice mientras señala la mascarilla.

Hace casi veinte años, en el Reparto El Mónaco de La Habana se colocaron cientos de nuevos tanques recolectores de basura, pero los años y el vandalismo han reducido su presencia hasta obligar a los vecinos a trasladarse grandes distancias para botar los desechos domésticos.

Con el tiempo, los vertederos improvisados y la basura tirada en las esquinas volvieron a convertirse en una escena habitual, algo que el gobierno provincial quiere erradicar en toda la capital cubana, una ciudad con más de 2,1 millones de habitantes que generan diariamente unos 23.000 metros cúbicos de desechos sólidos. Para lograrlo el pasado marzo puso en marcha la iniciativa Movimiento Popular Por una Habana más bella, limpia y saludable.

La capital tiene más de 2,1 millones de habitantes que generan diariamente unos 23.000 metros cúbicos de desechos sólidos

Las autoridades aumentaron las multas para quienes atenten contra el ornato de la ciudad, pusieron horarios más rígidos para botar los desperdicios, señalizaron las áreas para depositar escombros y llamaron a redoblar la higiene. Pero la infraestructura no ha estado a la altura de las consignas y los latones de basura no logran cubrir la demanda.

Hasta hace poco, frente a la casa de Eugenio había dos depósitos de basura, pero estaban muy mal ubicados pues justo al lado funciona un círculo infantil. Las moscas, los malos olores y los desechos que se desbordaban cuando el camión de recogida no pasaba en varios días hicieron a los vecinos protestar para que se cambiara la ubicación de los tanques.

Un poco más lejos de la cuadra, los depósitos sufrieron otros problemas. Los tanques son el frecuente blanco de los vándalos que roban sus ruedas para usarlas en carretillas y otros vehículos alternativos, además de utilizar parte del plástico de la estructura de los tanques en las industrias clandestinas de palitos de tendedera, embudos, envases y otros accesorios domésticos.

Leandro Gómez, exdelegado de una circunscripción en el reparto Casino Deportivo, todavía recuerda la llegada a la barriada cerca de 400 de estos tanques para recoger la basura. Durante los primeros días todo funcionó sin problemas, pero luego empezaron los problemas, "algo característico con todo lo que se estrena en Cuba", lamenta Gómez.

"La basura ya no se recogía a diario. Lo hacían cada dos o tres días, o cuando se pudiera, por lo que comenzó a acumularse alrededor de los latones, y con ello la peste y el reguero"

"La basura ya no se recogía a diario. Lo hacían cada dos o tres días, o cuando se pudiera, por lo que comenzó a acumularse alrededor de los latones, y con ello la peste y el reguero". Nadie quería tener un foco de inmundicia cerca de su casa y cada día los tanques eran movidos a un lugar diferente. Había vecinos que hasta pagaban para que alguien se llevara lejos de su puerta aquel foco de malos olores.

"En estos momentos no hay ni 200 recolectores de desechos sólidos en el reparto y muchos están rotos y sin tapas", se queja Gómez. Calcula que más de la mitad de los depósitos desaparecieron, otros ya no sirven porque les arrancaron las ruedas o partes de su estructura de plástico.

Algunos vecinos, como Clemente, achacan la pérdida de los depósitos al boom de vendedores ambulantes que utilizan en sus carromatos las ruedas arrancadas de los tanques. "Cuando los situaron uno debía caminar, a lo sumo, 60 o 70 metros pues en cada esquina había dos tanques, pero todo cambió con el florecimiento de mensajeros, carretilleros y merolicos", recuerda.

"¿A quién se le ocurre entregar licencia para determinados trabajos por cuenta propia y no dar a los titulares la posibilidad de adquirir los enseres o las materias primas para poder cumplir con su labor?", se pregunta el anciano, que ahora debe moverse más de 350 metros para poder depositar su basura.

En los últimos años las autoridades han concentrado los pocos tanques de basura que quedan en determinados lugares para facilitar el trabajo de recogida y también ahorrar en combustible y en el mantenimiento de los equipos a la Empresa de Comunales de La Habana.

La llegada de los equipos coincidió con un recrudecimiento en el desabastecimiento de combustibles que ha obligado a Comunales a reducir la frecuencia de recogida de basura

La situación no ha mejorado con la llegada a finales del año pasado de un nuevo lote de equipos provenientes de Japón para la recogida de desechos sólidos y entre los que se encuentran 40 camiones de volteo y 30 camionetas de techo rígido y otras máquinas especializadas en labores de limpieza.

La llegada de los equipos coincidió con un recrudecimiento en el desabastecimiento de combustibles que ha obligado a Comunales a reducir la frecuencia de recogida de basura, según precisaron a 14ymedio varios empleados de la entidad estatal.

Para los vecinos del Reparto El Mónaco las buenas noticias parecen estar solo en los titulares de la prensa oficial, mientras que en la realidad han visto cómo las bolsas de basura aparecen tiradas en las aceras, en parterres, esquinas y en medio de los jardines.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10