Las calles se convirtieron en ríos en Trinidad

Las lluvias de la primera semana de octubre han castigado especialmente la ciudad colonial

Algunos ríos, como el Caracusey, han estado desbordados y cuatro presas han tenido que abrir al rebasar sus niveles de aguas normales. (Cortesía)
Algunos ríos, como el Caracusey, han estado desbordados y cuatro presas han tenido que abrir al rebasar sus niveles de aguas normales. (Cortesía)

Las calles se han vuelto ríos en Trinidad esta semana. Aunque octubre es tradicionalmente el mes más lluvioso del año, la primera semana ha dejado imágenes impactantes. El centro histórico colonial, que cuenta con una pésima infraestructura para canalizar el agua, está colapsado por las precipitaciones que, solo este lunes, suponen el 167% de la media histórica del mes.

La ciudad, que por su carácter turístico posee unos 2.000 hostales y más de un centenar de restaurantes y paladares, genera mucha basura; pero la falta de petróleo, cuenta el activista medioambiental Dennis Valdés, ha provocado que el camión lleve días sin pasar, así que los vecinos aprovechan la fuerza de la corriente y arrojan a la calle desperdicios de todo tipo para que el agua los arrastre.

"Parece un río, literalmente, parece Venecia, la gente no puede salir a las calles porque el agua se las lleva. Lo peor es cuando baja el nivel del agua y, en lo último de la calle, en la periferia, se acumula una cantidad enorme de basura".

Algunos ríos, como el Caracusey, han estado desbordados y cuatro presas han tenido que abrir al rebasar sus niveles de aguas normales.Tuinucú está al 103%; Siguaney al 106%; Aridanes al 111% y Banao II al 106%.

En Condado y Caracusey hubo este lunes lluvias intensas, registrándose 102 y 111 milímetros cúbicos, respectivamente, mientras que en el centro histórico de Trinidad se contabilizaron 81.

Sancti Spíritus no es la única provincia afectada por las precipitaciones, aunque sí la que más. En Camagüey ha llovido durante toda la semana, de manera constante. "Como siempre pasa, se inundan las calles y transitar por la vía se vuelve un dolor de cabeza", cuentan los residentes.

"Hace más de 30 años que no sucedía, fueron más 10 días lloviendo", informó Ricardo Fernández, colaborador de 14ymedio en esa provincia. "Es un problema para salir a la calle, no hay sombrillas en las tiendas y las que están vendiendo ahora cuestan 13 CUC".

En La Habana Vieja, aunque las lluvias no fueron tan torrenciales, muchas familias pasaron la semana pendientes del techo de sus casas. "Yo dormí con el corazón en la boca, este edificio tiene apuntalamiento por todos lados y me entra lluvia por algunas paredes que están rajadas. Tengo el cuarto lleno de palanganas y tuve que mandar a las niñas para casa de mi suegra para que no corran peligro. Hasta que no paren las lluvia no las traigo, han pasado cosas feas en algunos derrumbes parciales que hemos sufrido aquí y es mejor prevenir", contaba una joven que reside en un inmueble con "peligro de derrumbe".

En Holguín, las lluvias provocaron problemas en varias localidades y llegaron a causar la crecida del río Mayarí. Algo similar a lo sucedido en Guantánamo, donde las precipitaciones provocaron el desbordamiento en algunas de sus cuencas hidrográficas y las presas, que ya estaban al 50% de su capacidad la pasada semana, un 12% más que el pasado mes, siguieron aumentando su nivel.

Las previsiones, a partir de hoy, son más optimistas y los chubascos, que se esperan en algunas provincias, serán, al menos, aislados.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0