"El helado de Coppelia ya no sabe a leche, sino a soya, como el picadillo"

La subida de precios llega acompañada de un cambio en el sabor, después de que las autoridades revelaran que la leche es mezcla de vaca y soya

Los nuevos precios de los helados lucían en la tablilla desde esta semana. (14ymedio)
Los nuevos precios de los helados lucían en la tablilla desde esta semana. (14ymedio)

"No sabe a leche, sabe a un polvo que daban a los ancianos en la bodega por la libreta que se llama lactosoy. Es ese el sabor", se queja Ernesto, un habanero a las puertas de Coppelia. Asiduo al local y fanático de los helados, el joven acudió este jueves a la popular heladería por primera vez desde la subida de precios, pero su malestar no pudo ser mayor.

Después de pagar 90 pesos por dos ensaladas de cinco bolas, su conclusión fue que estaba elaborado con leche de soya, un producto que, además de disgustarle, "le cae mal". Odia a esos inventos del Período Especial: el picadillo de soya, las hamburguesas y las croquetas de soya, hasta el yogur de soya. Y, ahora, el helado de soya.

"Este helado no tiene leche. El otro día estuve aquí, cuando anunciaron que iban a subir los precios y al final no lo hicieron, y el helado tenía leche, estaba bueno ese día. Y ahora le suben el precio y no lleva leche", protesta.

El pasado viernes el gobierno de la capital anunció que la bola de helado del establecimiento tendría un precio de 9 pesos, y el Varadero, de menor calidad, 7. El Grupo Empresarial de Comercio Interior indicó que había subido el valor "de la leche fresca, lo cual impacta en los costos mayoristas de las producciones industriales de la leche, como es el caso del helado".

Cuando los clientes como Ernesto acudieron el sábado al comercio, ubicado en el Vedado habanero, respiraron aliviados al ver que los precios se mantenían y la calidad no era inferior. La medida quedó pospuesta al martes, según contaron los empleados a 14ymedio, y así se confirmó hoy, cuando este diario volvió a visitar la heladería. Sin embargo, las quejas por el sabor del producto eran la nota dominante.

"Le pregunté a la empleada si le estaban echando soya en vez de leche y se echó a reír. Le he preguntado al custodio y me dijo que le están echando soya hace rato", insiste el cliente.

El pedido de Ernesto no fue de su gusto. Tras desembolsar 90 pesos, el helado sabía a soya. (14ymedio)
El pedido de Ernesto no fue de su gusto. Tras desembolsar 90 pesos, el helado sabía a soya. (14ymedio)

Este diario consultó con la trabajadora de Coppelia sobre la elaboración del producto, pero ésta afirmó no saberlo. "Yo no le puedo decir lo que lleva el helado, si lleva leche o lleva soya, porque aquí lo que hacemos es vender el helado. Si quiere saber lo que lleva, tiene que llamar a la fábrica", indicó.

La respuesta es insólita, ya que la tienda está privando al cliente de conocer la composición de un producto y exponiéndolo a posibles riesgos si, por ejemplo, este tiene alguna alergia o intolerancia.

En la empresa Complejo Lácteo, que fabrica el helado de Coppelia, una trabajadora afirma que lo que se está diciendo "en las redes sociales es mentira" y el helado tiene la misma formulación de siempre.

Sin embargo, desde principios de año, en varias provincias se ha alertado del cambio en la elaboración del helado de Coppelia y las autoridades admitieron en un reportaje de Telecubanacán, en Villa Clara, que el cambio no responde a una voluntad de diversificar la oferta con leche de origen vegetal o eliminar la leche con lactosa o de origen animal, una tendencia en muchos países europeos.

"La realidad es que el helado que tenemos en estos momentos no es el que espera la población, pero tiene buena calidad. Es un helado elaborado con un 50% de soya y un 50% de leche, saborizantes y estabilizadores. El problema es que los consumidores están acostumbrados al helado de crema, pero en este minuto no tenemos esa posibilidad porque en este momento el país no dispone de materia prima suficiente (leche)", afirmó.

En aquella ocasión, la funcionaria admitió que la subida de precio estaba ligada al precio de la leche de soya, más cara que la de vaca en términos generales. "El precio del helado es de acuerdo al costo de la materia prima y eso se pone a través de Finanzas Provincial y realmente la decisión de las fichas de costo ya viene desde La Habana. Es a nivel de país".

Pero la escasez de leche de vaca obliga.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45