Cada cuatro horas un menor cubano sufre abusos sexuales

Los delitos sexuales contra la infancia crecieron en Cuba un 24% entre 2016 y mayo de 2019

Las niñas siguen siendo oficialmente el colectivo más afectado, con un 90,9% de los casos. (Pixabay)
Las niñas siguen siendo oficialmente el colectivo más afectado, con un 90,9% de los casos. (Pixabay)

Los abusos sexuales contra menores crecieron en Cuba un 24% entre 2016 y mayo de 2019, según confirma un informe del Gobierno sobre la prevención y enfrentamiento a la trata de personas y la protección a las víctimas que indica que cada cuatro horas un menor en Cuba sufre un delito sexual. En el último de los años analizados, de junio de 2018 a mayo de 2019, los delitos sexuales contra la infancia fueron 2.350.

El documento registra un importante aumento de algunos delitos sexuales como el ultraje, que sube un 50 %; la corrupción de menores, un 47%; la pederastia, un 30%, y los abusos lascivos (tocamientos sin penetración), con un 22%. Descienden, en el lado positivo, la violación, un 5% y el estupro, un 11%; y se mantiene estable el incesto.

Aunque habitualmente las cifras al alza indican que se están detectando más casos que antes permanecían ocultos, el balance no es positivo a punto de cerrarse el Plan de Acción Nacional para la Prevención y el Enfrentamiento a la Trata de Personas y la Protección a las Víctimas (2017-2020).

Las niñas siguen siendo oficialmente el colectivo más afectado, con un 90,9% de los casos. También se desprende del informe que los abusos sexuales detectados son mayoritarios en ámbitos urbanos, con un 87% de las denuncias, y en familias biparentales, formadas por padre, madre e hijos, un 68,8%. Aunque es probable que las cifras contengan algún sesgo de ocultación.

Los datos también revelan que el 98,7% de los responsables de estos abusos eran cercanas al menor, más de la mitad de las veces dentro de sus propios hogares

Los datos también revelan que el 98,7% de los responsables de estos abusos eran cercanas al menor, más de la mitad de las veces dentro de sus propios hogares, un fenómeno frecuente también en todo el mundo.

El oficialista Cubadebate analiza este martes las dramáticas cifras en un extenso artículo salpicado de testimonios de menores, psicólogos, trabajadores sociales y expertos responsables de acompañar y proteger a los menores desde el momento en que deciden dar testimonio de los abusos sufridos.

Según el reportaje, un análisis realizado por el Tribunal Provincial Popular de Villa Clara durante 2019 detectó que el 60% de las veces los abusos se realizaron dentro del hogar. En dos casos el padre resultó implicado, en otros dos los atacantes aprovecharon una discapacidad intelectual del menor, y en dos más los niños sufrieron enfermedades de transmisión sexual.

Además, la mayoría de los delincuentes sexuales son, según el estudio, personas sin antecedentes y con buena conducta. Y aumenta el uso de las nuevas tecnologías para ganar la confianza del menor.

El Código Penal contempla penas de 15 a 30 años de prisión o muerte para los delitos de violación y pederastia. El abuso lascivo conlleva entre uno y cinco años de privación de libertad, y la corrupción de menores con fines sexuales supone entre siete y 30 años o la muerte. Aunque la dureza de las penas no parece ejercer un efecto disuasorio.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8