El matrimonio igualitario centra los debates sobre proyecto de reforma constitucional en Cuba

La eventual legalización de este tipo de uniones suscita más comentarios que cualquier modificación del sistema político

Abel Gutiérrez Llanez (izq), de 32 años y su pareja Daniel Verdecia Nápoles (der), de 18, posan en la playa Mi Cayito, en La Habana, sitio de encuentro de la comunidad gay. (Alejandro Ernesto/EFE)
Abel Gutiérrez Llanez (izq), de 32 años y su pareja Daniel Verdecia Nápoles (der), de 18, posan en la playa Mi Cayito, en La Habana, sitio de encuentro de la comunidad gay. (Alejandro Ernesto/EFE)

De todos los cambios que podría suponer el proyecto de reforma constitucional que se debate en Cuba, la eventual legalización del matrimonio igualitario suscita más comentarios que cualquier otra —imposible modificación del sistema político.

Desde los trabajadores comunes que participan en debates organizados por el Estado sobre la nueva propuesta de Constitución a voces de la jerarquía católica o religiosos evangélicos. El cambio en la definición de matrimonio como "la unión entre dos personas", ha movilizado la opinión pública como ninguna otra cláusula sobre el sistema político.

"Este cambio es el que preocupa a muchos, pues como la Constitución es una norma que establece 'Valores y principios mínimos' , posteriormente se podrían hacer leyes complementarias que por ejemplo, legalicen el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, se les permita adoptar niños o niñas privándolos a éstos desde el nacimiento de tener un padre o una madre", escribió el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibáñez en un mensaje publicado en el sitio web de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

El arzobispo argumentó que la legalización del matrimonio igualitario es una idea "ajena" a la cultura cubana y un producto del "imperialismo cultural" y el "colonialismo ideológico"

El arzobispo argumentó que la legalización del matrimonio igualitario es una idea "ajena" a la cultura cubana y un producto del "imperialismo cultural" y el "colonialismo ideológico".

Los intentos de 14ymedio de comunicarse con García Ibañez no tuvieron éxito.

La Iglesia Católica no está sola en su rechazo a esta propuesta, que cuenta con el respaldo de Mariela Castro Espín, diputada e hija del expresidente Raúl Castro, que dirige el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX). A fines de junio, cuatro iglesias evangélicas se pronunciaron en contra de la modificación del concepto de matrimonio.

En una carta abierta, la Liga Evangélica de Cuba, las Convenciones Bautistas de Occidente y Oriente, así como la Iglesia Metodista y la Iglesia Evangélica Asamblea de Dios denunciaron que la "ideología de género" no tiene relación alguna con la cultura cubana "ni con los líderes históricos de la Revolución".

"Queremos sensibilizar a las autoridades del peligro que puede traer para la nación el matrimonio igualitario", dijo Dariel Llanes Quintana, presidente de la Convención Bautista Occidental.

La prensa estatal, que sigue las orientaciones del Partido Comunista, ha reportado sobre el rechazo que ha provocado la propuesta de modificar la definición de matrimonio en el borrador de Constitución, cuyo texto final debe aprobarse en referendo el próximo año.

"En nuestro país en este momento hay muchas familias disfuncionales. Familias que son entre un hombre y una mujer. Imagínense la familia que se va a formar entre dos hombres que adopten un niño"

"En nuestro país en este momento hay muchas familias disfuncionales. Familias que son entre un hombre y una mujer. Imagínense la familia que se va a formar entre dos hombres que adopten un niño. Eso realmente me preocupa", dijo un empleado de Correos de Cuba según un reporte de Tele Pinar.

La página de Facebook Cuba por mi familia, que agrupa a unas doscientas personas, publicó un video en el cual dicen reflejar "una profunda preocupación de gran parte del pueblo" por la posible aprobación del matrimonio igualitario. Según el video, protagonizado por un niño con los labios pintados, la propuesta sobre el matrimonio igualitario responde a "presiones" de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales que condicionan la ayuda ofrecida a Cuba a la inclusión de este cambio.

Castro Espín entregó a los diputados un reporte titulado Deconstruyendo mitos en torno a las parejas del mismo género para vencer las reticencias dentro del parlamento sobre un cambio que ella ha presentado públicamente como un logro en el área de los derechos humanos.

La hija del expresidente ha dado también un giro en su posición, pues hasta al menos el pasado año rechazaba que el objetivo del Gobierno debiera ser el matrimonio igualitario en concreto y señalaba que el socialismo no puede buscar la solución "más sencilla que aparezca ni repetir lo que hacen otros".

La hija del expresidente ha dado también un giro en su posición, pues hasta al menos el pasado año rechazaba que el objetivo del Gobierno debiera ser el matrimonio igualitario

La atención sobre la comunidad LGBTI cubana es ahora tan grande que el Gobierno estadounidense ha tomado nota. Radio Martí, una emisora financiada con prespuesto federal, tiene ahora un programa semanal —Arcoiris— dedicado solamente a esa comunidad.

"Hablo con personas gay todas las semanas y te dicen que el Gobierno siempre ha tratado de aislar a la comunidad gay, pero muchos dicen que primero son ciudadanos cubanos y faltan derechos de todo tipo más allá del matrimonio igualitario", comentó su conductor, el cineasta Joe Cardona.

"Es un error negar que es un buen paso", dijo, pero a la vez, es "una especie de trampa".

"El Gobierno no tiene mucho que perder y sí que ganar. El turismo gay es un factor pero [la propuesta] es principalmente una distracción y mientras tanto, tiene la ley 349 [un nuevo decreto que censura el arte independiente] o la perpetuación del Partido Comunista en el poder", agregó Cardona.

Varios homosexuales y transexuales entrevistados por 14ymedio por teléfono coincidieron en que la situación para la comunidad LGBTI en Cuba ha mejorado aunque la discriminación perdura

Los miembros de la comunidad LGBTI de Cuba han seguido con gran interés las discusiones sobre la propuesta constitucional.

"Para mí el matrimonio gay no debía ser el centro del debate", comentó desde La Habana el estudiante universitario Oscar Alejandro Pérez Enríquez. "Hay reformas en [el proyecto de] la nueva Constitución que interesan más, como el tema de las elecciones o la propiedad privada".

Varios homosexuales y transexuales entrevistados por 14ymedio por teléfono coincidieron en que la situación para la comunidad LGBTI en Cuba ha mejorado aunque la discriminación perdura.

"La discriminación no es que vaya a desaparecer pero la sociedad es un poquito más tolerante. Estamos viviendo otros tiempos", dijo la transgénero Isabel Crono, de 43 años y cuyo nombre legal es Ahmed Esonda, "pero siempre habrá personas homofóbicas".

La proliferación de negocios privados en los últimos años ha contribuido a sacar de las fiestas clandestinas a homosexuales, travestis y otros miembros de la comunidad LBGTI.

"Hay millones de lugares ahora, negocios que son particulares y que un día a la semana hacen una fiesta [dedicada a la comunidad LGBTI]", dijo Esonda.

Aunque algunos creen que al contar con el respaldo oficial del Partido Comunista —que encargó la redacción del texto— y de la Asamblea Nacional —que aprobó el borrador— la propuesta de ampliar la definición de matrimonio será probablemente aceptada, pero otros dudan que llegue al texto final.

"Ojalá que lo acepten, deberían aceptarlo porque otros países lo han hecho", comentó Julia Marta Viñet desde La Habana. "Pero aquí mismo en mi barrio hay mucha gente criticando y hablando en contra". Ella y su pareja no tienen intenciones de casarse pero Viñet, de 34 años, asegura que ese derecho sería "un paso de avance".

Algunos opositores cubanos, quienes han rechazado el borrador de Constitución redactado por el Gobierno porque mantiene la hegemonía del Partido Comunista, creen que el revuelo creado por la propuesta de abrir un camino al matrimonio gay era precisamente el plan.

"El artículo 68 es una cortina de humo para que la gente discuta lo que quiere el Gobierno y no hable de los temas más importantes: salario digno, fin de la corrupción, libertades individuales y políticas", dijo desde Santiago de Cuba, José Daniel Ferrer, líder de la opositora Unión Patriótica de Cuba.

"El artículo 68 es una cortina de humo para que la gente discuta lo que quiere el Gobierno y no hable de los temas más importantes: salario digno, fin de la corrupción, libertades individuales y políticas"

Ferrer aclaró que la UNPACU apoya el derecho de las personas homosexuales a casarse, pero no cree "en las buenas intenciones del régimen. Después de haber perseguido a los homosexuales durante décadas, el régimen ahora quiere lavarse la cara ante el mundo y venderse como un sistema protector de los derechos de las minorías".

Un sacerdote de la Iglesia Católica cubana que pidió no ser identificado por temor a represalias cuestionó el editorial escrito por el arzobispo de Santiago de Cuba y dijo que su postura contra el matrimonio igualitario no era compartida por otros miembros del clero.

"¿Cómo es posible que un obispo se pronuncie sobre el matrimonio igualitario y no diga una sola palabra sobre la falta de derechos y libertades, el sufrimiento de este pueblo al que no le alcanzan los salarios para vivir decentemente y el estancamiento del país?", se pregunta.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28