A río revuelto, ganancia de pescadores en Cienfuegos

Cientos de vecinos se acercan al mar para capturar peces tras el paso de 'Laura'

(Facebook/Cienfuegos Encanta/Yoel de la Paz y Mercedes Caro)
Esa zona de la bahía de Cienfuegos está muy contaminada por los desechos industriales y las fosas del barrio más cercano. (Facebook/Cienfuegos Encanta/Yoel de la Paz y Mercedes Caro)

La costa sur cubana ha sido de las más afectada por los vientos de la tormenta tropical Laura pero no todas han resultado malas noticias. Ansiosos por hacerse con alimentos en medio de la crisis de desabastecimiento, cientos de residentes de la ciudad de Cienfuegos se acercaron al mar para pescar en las aguas revueltas por el meteoro.

Las imágenes de adultos, niños y familias completas intentando capturar los peces que las marejadas de la tormenta empujaron cerca de la orilla se han difundido ampliamente en las redes sociales. En las fotos se ven a algunos que intentan pescar a mano limpia, mientras que otros llevan artilugios como cubos, carcasas de ventiladores y, en unos pocos casos, usan pequeñas redes.

"Aquí la gente muchas veces pesca o intenta encontrar algún que otro camarón y ostión. Eso a pesar de que está prohibido"

"Aquí la gente muchas veces pesca o intenta encontrar algún que otro camarón y ostión. Eso a pesar de que está prohibido. La bahía está muy contaminada en esta zona por los desechos industriales y por las mismas fosas del barrio, que desembocan en la playa", dice Magalys Sosa, residente en el barrio La Reina, uno de los más pobres de la ciudad y colindantes con la bahía.

"Teníamos miedo de que el mar subiera. Siempre nos piden que nos evacuemos en caso de que venga un huracán porque estas casas están en terrenos robados al mar", agregó.

La comunidad donde vive Sosa es conocida como "las casitas nuevas". Se trata de un asentamiento construido para los damnificados del huracán Lili, que asoló Cienfuegos en 1996.

Para Eloy, otro vecino de la zona, "el barrio se puso caliente".

"La gente empezó a gritar que habían pejes en la orilla y todo el mundo salió con lo que pudo a recoger. Hay hasta quien vendió minutas con los pescados esos. Con el hambre que hay, cualquier cosa se vende aquí", cuenta.

El pescado es uno de los productos más escasos en la alimentación diaria de los cubanos y, con excepción de pequeños pueblos pesqueros donde muchos desarrollan la labor de manera clandestina y venden parte de lo obtenido del mar en el mercado informal, la mayoría de las familias de la Isla solo come mariscos, peces o crustáceos de forma muy esporádica.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3