La tormenta tropical Gamma llega a Artemisa en forma de tornado

El vendaval dejó numerosos daños en las viviendas de San Cristóbal este sábado

El vendaval, asociado a la tormenta tropical Gamma que pasa por la península de Yucatán, dejó numerosos daños parciales y totales en varias viviendas y en el servicio eléctrico de San Cristóbal. (14ymedio)
El vendaval, asociado a la tormenta tropical Gamma que pasa por la península de Yucatán, dejó numerosos daños parciales y totales en varias viviendas y en el servicio eléctrico de San Cristóbal. (14ymedio)

Yamilka estaba sentada en la sala de su casa en San Cristóbal, Artemisa, viendo la televisión cuando sintió los efectos del tornado que sacudió este sábado el municipio.

"Fue como un ruido de un carro grande muy fuerte y un relámpago rojo. Las nubes pasaban rapidísimo, ¡tremendo estruendo! Todo el mundo cerró todo rápido y la gente gritando que era un tornado, que nadie saliera", recuerda.

El vendaval, asociado a la tormenta tropical Gamma que pasa por la península de Yucatán, dejó numerosos daños parciales y totales en varias viviendas y en el servicio eléctrico de San Cristóbal.

"Se pudo comprobar, a través de las observaciones del radar y satélite meteorológico. que sobre las 7:20 y 7:45 pm, una fuerte tormenta azotaba la localidad", explicó el meteorólogo Jorge Felix Hernández al diario local El Artemiseño. "En el barrio de El Berrinche se observó un tornado que se movió de sur a norte y recorrió unos 900 metros", añadió.

Se calcula que la velocidad de los vientos puede variar entre los 117 y 178 kilómetros por hora. (14ymedio)
Se calcula que la velocidad de los vientos puede variar entre los 117 y 178 kilómetros por hora. (14ymedio)

El Berrinche es un extenso barrio de San Cristóbal que enlaza el centro del pueblo con la circunvalación y posteriormente la autopista nacional.

"Mucha gente no sintió nada, pero aquí en mi calle, todo. Se llevó el techo de la bodega y una pared completa en el taller de radio y televisión", asegura Yamilka. "A mí me entró un nerviosismo que me temblaba la vida. Y un nudo en la garganta, no sabía qué hacer, si salir corriendo o meterme debajo de la cama. Vi pasar mi vida por delante en fracciones de segundos".

A principios de septiembre, el Consejo de Defensa Provincial decretó una "cuarentena modificada" para contener la transmisión del coronavirus en la localidad. Entre las medidas está la reducción de la movilidad en horario nocturno, por lo que la mayoría de sus vecinos se encontraban en sus casas en el momento del tornado.

"Yo estaba en el portal y vi la nube formada. Solo pude gritar: ¡es un tornado! Y entrar a la casa. Fue todo muy rápido, el ruido, el viento, el agua", comenta Adalberto, vecino de la localidad.

El tornado fue de categoría 1 en la escala de Fujita Mejorada (con un máximo de seis). Se calcula que la velocidad de los vientos puede variar entre los 117 y 178 kilómetros por hora y provocar daños moderados, como los que sufrieron los techos y las viviendas de cubiertas ligeras.

"Yo estaba terminado de bañarme , el tiempo estaba un poco feo, pero no estaba lloviendo ni nada, así que tenía la casa abierta, como todo el mundo. En cuanto sentí el estruendo y los gritos de los vecinos salí corriendo a cerrar todo. Gracias a Dios que fue rápido, si dura unos segundos más, acaba", relata Ana María, vecina de la calle Orlando Nodarse, donde los principales daños se reportan en los árboles y casas con techos de fibras y canelones.

En el barrio de El Berrinche se observó un tornado que se movió de sur a norte y recorrió unos 900 metros. (14ymedio)
En el barrio de El Berrinche se observó un tornado que se movió de sur a norte y recorrió unos 900 metros. (14ymedio)

A más de un kilómetro de allí, en el edificio de la Expoferia, los vientos fueron más fuertes.

Fernando vive en un cuarto piso y, sin saber lo que ocurría, se apresuró a proteger su casa al notar el viento. "Salí a cerrar las puertas del balcón, y el viento me lanzó hasta la sala. Me golpeé un poco, nada grave. Minutos después comenzó un fuerte aguacero. No sabíamos bien qué estaba pasando, pero parecía un tornado", recuerda.

A unos 10 kilómetros de San Cristóbal, en el momento de la tormenta, una fuerte lluvia y vientos azotaron el municipio de Candelaria, donde el servicio eléctrico quedó suspendido durante varias horas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0