Días para tener la tele apagada…

Hay días en que es mejor no encender el televisor. Ahora mismo, nada más apretar un botón, nos cae arriba una avalancha de propaganda oficial por los natalicios de Hugo Chávez y Fidel Castro. Desde el 28 de julio y hasta el próximo 13 de agosto, la aburrida programación nacional cargará la mano en el culto a la personalidad, el kitsch ideológico y la sensiblería política. Coros de niños cantándole al "Comandante eterno", anécdotas de gente que apenas los vieron pasar por una carretera e interminables escenas biográficas nos rodean por todos lados.

"Ya el noticiero no tiene ni noticias", se quejaba ayer un vecino que quería enterarse de lo que pasa en el mundo y sólo conseguía ver una procesión de uniformes de color rojo y verde olivo. Esta mañana, me sucedió otro tanto con el primer informativo del día. Una hora después de comenzar, no había podido extraer la mínima información nacional o internacional, solo loas al "inmortal guerrero de la estirpe de Bolívar" y al "sabio guerrillero que lo quiso como un hijo". Tiendo a ser poco paciente con esas sobredosis de adulonería, así que apagué la tele y empecé a llamar a varios amigos para que me contaran qué estaba sucediendo por aquí y por allá. ¡Al menos nos queda Radio Bemba!

El oficialismo sigue enfrentándose a la distribución alternativa de información, seriales y filmes en los llamados combos o paquetes. Sin embargo, no hace verdaderos cambios en su programación televisiva para atraer a los más jóvenes. En lugar de eso, convierte la pantalla chica en un altavoz de consignas y en una secuencia de materiales aburridos que crean rechazo y molestia en los televidentes. Así, jamás podrán recuperar el terreno que han perdido ante la antena parabólica ilegal, los contenidos copiados en memorias USB y los discos duros repletos de documentales. Si siguen los excesos ideológicos de estos días, la televisión oficial se convertirá –a corto plazo– en un monólogo que pocos escuchan.

0 Comentarios

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Tweet:
  • Google Plus One:
  • Compartir:

Calles sin protestas

Una amiga me envía las fotos de una manifestación en apoyo a los palestinos en las calles de Viena. Me llegan también –desde todas partes del planeta– las imágenes con carteles de solidaridad o rechazo a una u otra de las partes implicadas en el conflicto de Gaza. Muchos toman partido y lo ... [Leer más]

Resaca futbolera

Atrás quedó el último partido, el gol de Alemania y las manos de Götze alzando la copa del Mundial Brasil 2014. Atrás quedaron los encuentros con los amigos, envueltos en la bandera de Italia o de Costa Rica, para ir a ver los juegos en algún lugar público. Algo de la emoción queda aún, es ... [Leer más]

Bolos, caramelos y peligros

"¡Estos son los últimos caramelos!" El grito podía ser el simple pregón de un vendedor de golosinas, pero lo escuché hace veintitrés años en mi preuniversitario en el campo y fue la primera evidencia que tuve del colapso de la Unión Soviética. La que vociferaba era Olga, una estudiante que ... [Leer más]

¿Estamos en transición?

Por estos días participo junto a varios activistas cubanos en un seminario sobre la transición española que se realiza en Madrid. Organizado por la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad y la Fundación Transición española en los salones de Casa de América, el evento ha logrado la ... [Leer más]

| | | | | | | | | | Siguiente >

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo