Dos solsticios desde nuestra sala de redacción

Los solsticios de invierno (arriba) y verano (abajo) vistos desde la redacción. (14ymedio)
Los solsticios de invierno (arriba) y verano (abajo) vistos desde la redacción. (14ymedio)

Han pasado seis meses desde que el 21 de diciembre pasado una foto captó desde la redacción de 14ymedio el momento en que salía un rojizo sol que, horas después, se diluiría en la noche más larga del año. Este miércoles, la imagen refleja el otro extremo y los reporteros de este diario se asoman a la jornada anual con más luz: el solsticio de verano.

Desde el municipio Diez de Octubre hasta La Habana Vieja se ha traslado el inquieto astro en el paisaje de nuestro balcón. Una ruta breve ante los ojos, pero increíblemente trascendente para la naturaleza y la vida. Ha concluido la primavera en el hemisferio norte y comienzan los 93 días que "oficialmente" dura el verano, aunque ya los termómetros nos hicieran creer que estábamos en plena canícula.

En esta terraza es imposible desentenderse de la contundente noticia de que hoy, al mediodía, el sol estará más alto que el resto del año y nos iluminará durante un mayor número de horas. En el hemisferio sur comenzará el invierno y será la noche más prolongada. Mientras, en la calle la vida continúa ajena a cómo se ubican sobre nosotros las estrellas.

En medio año también hemos tenido que decir muchas veces adiós a los amigos que se han ido, la prensa oficial se ha llenado de obituarios y los ímpetus informativos han crecido

Ha empezado también la época de lluvias, aunque El Indio parece renuente a ceder protagonismo ante los aguaceros e insiste en maltratar con sus rayos la ya afectada tierra cubana, que atraviesa la más cruenta de sus sequías en un siglo.

Es cierto que apenas habrá diferencia entre hoy y mañana, que nuestra primavera es lo más parecido al verano que uno se pueda imaginar y que el sol pica igual en junio que en agosto, pero una avalancha de acontecimientos han ocurrido en seis meses desde aquel otro solsticio: en diciembre estábamos en pleno deshielo diplomático con Estados Unidos y hoy rechinamos los dientes en medio de la glaciación política, impulsada por el presidente Donald Trump.

En medio año también hemos tenido que decir muchas veces adiós a los amigos que se han ido, la prensa oficial se ha llenado de obituarios y en nuestra redacción las canas han brotado y los ímpetus informativos crecido. Solo deseo que en este día, el más largo del año, la luz nos acompañe en su sentido real y metafórico, y que nos de la claridad para saber qué es una noticia y qué no; qué nos hunde y que nos salva.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 37

Yoani Sánchez

Soy licenciada en Filología, amante de la tecnología, la literatura y el periodismo. Vivo en La Habana y trato cada ... []

Archivo