'Dota 2', la vida en la arena virtual

Presentación de jugadores en la jornada inaugural del torneo nacional de 'Dota 2'. (14ymedio)
Presentación de jugadores en la jornada inaugural del torneo nacional de 'Dota 2'. (14ymedio)

En la vida real se llama Enmanuel, pero ese es su nombre humano, el que menos le gusta. Cada noche, frente a la pantalla de una computadora, se convierte en ShadowBlade y se sumerge en la arena virtual de un campo de batalla. Desde el martes hace realidad su pasión en la Fábrica de Arte Cubano (FAC) con el campeonato nacional de Dota 2, un videojuego que es seguido por miles de jóvenes en la Isla.

"Llevo esperando este momento por años", explica un adolescente de profundas ojeras, ropa oscura y pelo cortado a lo gótico. Dentro del público es uno más que sigue la pantalla en la que se proyecta el escenario virtual donde dos equipos se enzarzan en una batalla a muerte. Se oyen gritos, aplausos y todos están como en éxtasis, sin perder un detalle de cada "héroe" que pelea en el escenario.

El origen de Dota 2 se ubica en el desarrollo de un mapa personalizado que los jugadores de Warcraft III: The Frozen Throne fueron haciendo con ingenio. En Cuba, más allá de las cuestiones técnicas, se ha ido convirtiendo en toda una cultura a través de la cual se comparten afinidades y trucos. Aunque en 2007 se creó oficialmente la Asociación de Deportes Electrónicos, la mayor parte de los jugadores se mueve en las sombras.

El Búnker, en el municipio Plaza, es el lugar por excelencia en La Habana para entablar un partido de Dota 2. El local, privado e ilegal, oferta alquiler de computadoras, climatización y tranquilidad para que los clientes se concentren. Las madrugadas se hacen largas mientras los jugadores –casi siempre hombres menores de 30 años– se pegan al teclado y al mouse como si en ello les fuera la vida.

En los primeros minutos cada uno de los jugadores elige el héroe en que se convertirá en el mundo virtual, criaturas con habilidades únicas y atributos especiales para el combate

En los primeros minutos cada uno de los jugadores elige el héroe en que se convertirá en el mundo virtual. Son criaturas con habilidades únicas y atributos especiales para el combate. Entonces deberán emprender azarosos caminos plagados de enemigos, con un objetivo obsesivo: destruir la Fortaleza Ancestro, que sirve de defensa al otro bando. Cuando el juego termina, todos volverán a sentirse humanos, a percatarse de que sólo tienen cinco dedos en cada mano, y entonces añorarán volver al mapa de la batalla.

El torneo, bajo el nombre de En La Habana Dota 2 Arena, se desarrolla estos días en la FAC y tiene entre sus patrocinadores justamente a El Búnker, que ha prestado al menos ocho de los ordenadores en que se juegan las partidas. Los fanáticos se sienten satisfechos con la elección del lugar. "Está muy bien organizado, hay espacio y todos pueden ver lo que pasa", cuenta un joven de veinte años cuyo nick en el juego es Gollum.

El muchacho explica los obstáculos que han tenido que sortear en contiendas anteriores. "Se han hecho torneos en el Máxim Rock, pero hay mucho calor y no es un buen sitio para algo así", explica. "La mayor parte del tiempo jugamos en casa de alguien", agrega antes de enumerar cómo ha armado una "máquina lista para la batalla".

"Lo más difícil ha sido el microprocesador Core i7", que le ha costado "un ojo y la mitad del otro", después "el fan para refrigerar el equipo, que es lo más importante, porque cuando llevo horas jugando, el calor me puede dejar colgado". A eso se le suma un disco duro de un terabyte, 32 gigabytes de memoria RAM, "una tarjeta de video volá" y un monitor de 21 pulgadas. "Con eso, soy invencible", alardea.

La vista la tienen puesta en convertirse en campeones nacionales, más que en la gratificación material que acompaña al galardón. "En los premios se incluye una caja con latas de Red Bull, camisetas y gorras alusivas al juego, además de un premio que otorgará la FAC pero que aún no se sabe en qué consiste", puntualiza a 14ymedio uno de los organizadores del evento.

En medio de una semana dominada por la visita de John Kerry a la Isla, el torneo de Dota 2 parece ajeno a los vaivenes de la política

En medio de una semana dominada informativamente por la visita de John Kerry a la Isla y el izado de la bandera en la embajada de Estados Unidos, el torneo de Dota 2 parece ajeno a los vaivenes de la política. "Yo voy a recordar estos días por el hecho histórico de que tuvimos nuestro campeonato de calidad", asegura BlueMoon, un espectador que se declara principiante en estas lides.

A la final se han presentado ocho equipos, aunque en las etapas previas llegaron a enfrentarse hasta medio centenar de escuadras de todo el país. Durante la jornada inicial combatieron los integrantes de Voltus 5 (V5) contra los de I Love DotA2 (ILD2), el primero liderado por T9 y el segundo por X!!. Los nombres del resto de los participantes van de lo fantástico hasta lo críptico, pasando por lo humorístico: Matadol, KML, Winner, Disast, Dante, Bazinga!!, Ragnar Lothbrook y L, este último considerado por muchos el mejor jugador de toda la Isla.

Los videojuegos modelan una cultura en Cuba, indescifrable para muchos, que el oficialismo mira con desconfianza. "Aunque se han organizado torneos en locales estatales, no le gustamos al Gobierno", opina Luxor, un veterano ya en la práctica de este divertimento. A la pregunta de las limitaciones que implica no tener internet, el joven responde de inmediato: "Estamos en absoluta desventaja con jugadores de otras partes del mundo. Mientras no tengamos la posibilidad de jugar en la web, no podremos presentarnos en torneos fuera de Cuba".

La semana pasada se disputó en Seattle, Washington, el campeonato mundial de este deporte electrónico, conocido como The International. El ganador fue el equipo estadounidense Evil Geniuses y los cinco integrantes de esa escuadra se adjudicaron más de seis millones de dólares. La ilusión de los mejores jugadores de Dota 2 en la Isla es que una escuadra cubana llegue a estar incluida en ese evento.

"Creo que podemos lograrlo, porque tenemos jugadores muy buenos", asegura Faust. A sus espaldas, en la enorme pantalla donde discurre el juego, un héroe de espada iluminada acaba de partir en dos a su enemigo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3