Llega el acceso wifi a la Plaza de Marte en Santiago de Cuba

Salas Internet Cuba 1
Salas de conexión a Internet en Santiago de Cuba: (Yosmany Mayeta)

Lo que parecía imposible hace algunos meses se ha hecho realidad: una red inalámbrica de acceso a Internet se ha inaugurado en la céntrica Plaza de Marte de la ciudad de Santiago de Cuba. Sin ningún anuncio en la prensa oficial. La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) amplió también la pasada semana el servicio de acceso a la web a municipios y lugares recónditos, según confirmó a 14ymedio Yusmila Bonne, especialista de un Joven Club en el reparto Rajayoga.

"Nuestras salas no han sido reparadas o mejoradas para la ocasión, sino que el objetivo fue habilitar un aula para la navegación web en diferentes clubes de computación de la provincia", explica la informática. La razón para esa ampliación es "aliviar la cantidad de personas que llegaban de todos los municipios buscando conexión en los mini puntos del municipio cabecera", agrega con entusiasmo.

Bonne también aclara que "la novedad no es la apertura de nuevas salas, sino que en la Plaza de Marte ya se pueden conectar las personas que tengan teléfonos inteligentes a través de wifi". El servicio está disponible para quienes posean una cuenta habilitada en el servicio de navegación internacional de Nauta.

La noticia apenas ha comenzado a difundirse entre la población santiaguera, todavía recelosa por el desmentido de un anuncio similar en enero pasado, cuando Etecsa tuvo que aclarar que la información era falsa y que lo que se brindará "en el Parque tecnológico recreativo de Santiago de Cuba será para la navegación en la Intranet y a través de la red propia de los Joven Club Tinored".

Pero esta vez en la Plaza de Marte la cosa va en serio y los usuarios se alegran. "Es bueno que hayan habilitado un sitio wifi para la conexión inalámbrica, ya no es necesario llegar hasta las salas de navegación y hacer las largas colas", dice Dayana Echavarría, joven universitaria de la Facultad de Cultura Física.

"Han habilitado el aula en muchos clubes sin tener las condiciones creadas"

Sin embargo, no todo es cuestión de kilobytes flotando en el aire. Otra joven de la misma facultad considera que ahora "lo difícil es poder adquirir un teléfono inteligente". Para esta estudiante cuyos padres ganan en total menos de 50 pesos convertibles al mes, "comprar un móvil moderno supera los 80 CUC, y eso casi nadie lo puede pagar".

María Caridad Fuentes, informática y trabajadora de otro Joven Club, explica a este diario los obstáculos con los que se tropieza la nueva oferta: "Las personas no asisten a las nuevas salas porque no saben que prestamos el servicio, además el mayor tiempo hay problemas con la conexión y no tenemos a la venta cupones de recarga. Han habilitado el aula en muchos clubes sin tener las condiciones creadas".

Con ella concuerda Leandro Santiesteban, otro joven cliente, que asiste a una de las salas con servicio las 24 horas: "Cuentan con buenas condiciones y tiene más de veinte máquinas cada una para poder conectarnos; el problema es que muchas veces no hay cupones a la venta y si vengo en horarios de madrugada, porque es cuando mejor está la conexión, no puedo navegar por no contar con el cupón".

En los horarios picos la conexión se vuelve lenta y el saldo se escurre apenas después de abrir unas cuantas páginas. En la sala de navegación una joven también opina que la conexión "es pésima": "me he pasado casi una hora para bajar informaciones de la escuela y algunos vídeos y no he podido. Ahora la sala cuenta con más computadoras, pero no han reforzado la señal".

No obstante, algo se mueve. En un lugar donde hasta hace poco solo se detenían familias con niños y transeúntes ocasionales, ahora hay una aglomeración de jóvenes que esgrimen su teléfono o su tableta en busca de la mejor señal.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5