Samsung suspende las ventas globales de su teléfono Galaxy Note 7

Samsung ha urgido a los propietarios del Galaxy Note 7 a no usarlo por los casos de combustión reportados en distintos países. (Twitter)
Samsung ha urgido a los propietarios del Galaxy Note 7 a no usarlo por los casos de combustión reportados en distintos países. (Twitter)

(EFE).- Samsung Electronics suspendió este lunes las ventas globales de su teléfono Galaxy Note 7, así como los reemplazos que comenzó hace unas semanas, mientras investiga las igniciones que afectan a los dispositivos debido a baterías defectuosas.

La empresa surcoreana ha pedido a los propietarios de estos terminales, además, de que apaguen sus aparatos y no los utilicen mientras se aclara por qué algunos han ardido de manera espontánea por culpa de un defecto en sus baterías.

La compañía, que detuvo recientemente la producción del "phablet" tras informarse de incendios en dispositivos distribuidos para reemplazar a su vez a modelos afectados por una avería de este tipo, tomó esta decisión "porque la seguridad de los consumidores sigue siendo nuestra máxima prioridad", explicó en un comunicado.

El gigante surcoreano de la electrónica afirmó que trabajará "diligentemente" con las autoridades reguladoras para solucionar la situación e instó a los propietarios de los dispositivos, tanto de los originales como de los reemplazados, a apagar y dejar de usar los aparatos.

Samsung comenzó a vender el teléfono el pasado 19 de agosto, pero a principios de septiembre anunció una retirada sin precedentes tras informarse de más de una treintena de casos de igniciones en algunos terminales en diversos países.

Samsung comenzó a vender el teléfono el pasado 19 de agosto, pero a principios de septiembre anunció una retirada sin precedentes tras informarse de más de una treintena de casos de igniciones en algunos terminales

A la llamada a revisión le siguió a mediados de septiembre la entrega de reemplazos que, no obstante, varios medios han informado que han sufrido incendios en Corea del Sur, Estados Unidos o Taiwán.

La semana pasada dos de los grandes operadores de telefonía móvil en Estados Unidos, AT&T y T-Mobile US, dejaron de vender las nuevas unidades del Note 7 -teóricamente no afectadas por la avería- ante los cinco nuevos casos de incendio que se han reportado en ese país.

En Europa, donde estaba previsto que las ventas del terminal se retomasen el 28 de octubre, ya el lunes, tras el anuncio del cese de producción, Vodafone y Orange anunciaban la interrupción de las preventas de los dispositivos, una suspensión que Samsung solicita hoy que operadoras y minoristas realicen en todo el mundo.

La decisión de Samsung de detener las ventas ha afectado a la cotización de las acciones del conglomerado en la Bolsa de Seúl, donde hasta el momento las acciones han caído un 8%.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3