Transferir saldo entre móviles, un anticipo de la moneda virtual

Una mujer consulta su teléfono móvil. (CC)
Una mujer consulta su teléfono móvil. (CC)

Los usuarios de telefonía móvil son los primeros cubanos que se han asomado al potencial del dinero virtual. Desde principios de este mes de julio, se implementó la funcionalidad de transferir y recibir saldo entre los clientes de Cubacel. En este momento, se están tramitando alrededor de 40.000 transferencias diarias, según declaró a la prensa oficial Héctor Marsal Blanco, director de mercadotecnia de la división de servicios móviles de Etecsa.

Mientras fuera de la Isla la moneda electrónica Bitcoin provoca furor en unos y suspicacia en otros, los cubanos apenas comienzan a experimentar la comodidad de no tener que tocar el dinero para pagar.

Hasta el momento, lo más avanzado en esa dirección era la llamada telebanca, que permite a los titulares de una cuenta bancaria gestionar a través de la línea telefónica el pago de los servicios de electricidad, agua, gas y telefonía fija.

Cualquier otro movimiento de dinero en territorio nacional debe efectuarse colocando los billetes en la ventanilla del correo para enviar un giro o en los congestionados bancos y con la presencia física del interesado.

No es posible aún acceder a través de internet a ninguna cuenta bancaria radicada en una sucursal cubana y estas tampoco emiten tarjetas de crédito o débito con las que pagar en línea.

Como cualquier otro cambio de los que se vienen operando en la vida de los cubanos en los últimos años, la autorización a trasladar saldo de un móvil a otro se está implementando paso a paso y, sobre todo, bajo estricto control.

Solo es posible realizar una operación al día, con un costo de 30 centavos para el emisor

Así lo ha dejado entrever Marsal Blanco cuando se le preguntó por qué solo es posible hacer una transferencia de saldo cada día. Según este funcionario, se ha implementado esta medida para monitorear el comportamiento de los sistemas e ir controlando el tráfico. "Ha sido una alternativa para evitar congestiones en las líneas y, en la medida que notemos que no genera dificultades u obstrucciones en nuestra red, este periodo pudiera ir cambiando".

Para recibir recargas desde el exterior no se ponen límites en la cantidad de dinero ni en el número de recargas realizadas. Algunos especulan que las autoridades temen que surjan hábiles comerciantes de saldo que obtengan ganancias con la transferencia de dinero entre móviles.

Sobre el cobro de 30 centavos de pesos convertibles al emisor de la transferencia, el funcionario de Etecsa explicó que se ha fijado ese precio a partir de cálculos de los valores de la inversión, a la par del servicio propiamente dicho. Y añadió que "para lograr finalizar la transferencia, se hacen muchos intercambios con la central".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0