Zuckerberg cierra la primera jornada del Mobile World Congress reclamando internet para todos

Zuckerberg camina entre 5.000 personas con las gafas Gear VR de Samsung este lunes en el Mobile World Congress. (Facebook)
Zuckerberg camina entre 5.000 personas con las gafas Gear VR de Samsung este lunes en el Mobile World Congress. (Facebook)

(con información de EFE).- El Mobile World Congress, el evento de referencia mundial de la tecnología móvil y en el que las marcas buscan marcar tendencia en el mercado con sus productos, arrancó este lunes en el recinto Gran Vía Fira de Barcelona, ubicado en el municipio colindante L'Hospitalet de Llobregat.

La primera jornada se cerró con la intervención de Mark Zuckerberg que reclamó el acceso universal a Internet y criticó que la industria se centre en dar redes más rápidas a los ricos mientras olvida a los 4.000 millones de personas que viven sin ella.

Además de repasar los proyectos de conectividad, realidad virtual e inteligencia artificial de la compañía, Zuckerberg quitó hierro a las tensiones con los operadores de telecomunicaciones -otro clásico del Mobile- y se solidarizó con el pulso que mantiene Apple con el Gobierno de Estados Unidos, que le exige que desbloquee el iPhone de los terroristas de San Bernardino (que asesinaron a 14 personas en un tiroteo el pasado diciembre), aunque matizó aludiendo a la "gran responsabilidad" de las empresas tecnológicas a la hora de ayudar a luchar contra el terrorismo.

Marc Zuckerberg que reclamó el acceso universal a Internet y criticó que la industria se centre en dar redes más rápidas a los ricos mientras olvida a los 4.000 millones de personas que viven sin ella

En este primer día ya las grandes compañías mostraron sus productos estrella. Samsung presentó su nuevo Galaxy S7, dotado de una potente cámara y una carcasa a prueba de agua y de golpes. HTC mostró unas nuevas gafas de realidad virtual para videojuegos, LG lanzó el G5, con un reproductor de sonido de alta calidad; Sony presentó la nueva gama Xperia X, centrada en la fotografía; BQ apuesta por las tabletas y Epson lanza unas gafas de realidad aumentada HD.

Una prueba de la voluntad de las compañías que asisten al MWC de dejar huella en el mundillo tecnológico son sus pabellones, que año a año compiten en espectacularidad y por captar la atención de los asistentes con atractivos de todo tipo.

Uno de los que despertaba el lunes mayor curiosidad era el espacio de Samsung, en el que medio centenar de personas podía vivir, mediante unas gafas de realidad virtual, una experiencia idéntica a la de montar en atracciones como una montaña rusa. Decenas de curiosos captaban con sus teléfonos de última generación las indicaciones de la monitora de la experiencia, que animaba a los participantes a levantar los brazos para vivir aún más intensamente las sensaciones de vértigo. No en vano, el cartel de acceso a la atracción recordaba que la experiencia podía causar mareo.

A pocos metros de distancia, SK Telecom, exhibía un vistoso submarino amarillo que también permitía a varias personas revivir una experiencia virtual bajo el mar y el pabellón de Cataluña mostraba un asiento de realidad virtual, diseñado por una compañía catalana, capaz de reproducir las sensaciones de experiencias como presenciar un partido en el Camp Nou.

IBM también arremolinaba a otra legión de curiosos para presentar un robot de color blanco denominado Watson capaz de responder a preguntas en varios idiomas y de comprender las emociones de su interlocutor.

La china ZTE ha recreado en su pabellón una maqueta de un ancestral poblado chino, con pagodas y jardines estilo zen, para demostrar que la cámara de su móvil de última generación puede captar el más mínimo detalle de esta reproducción en miniatura.

En el pabellón de Sony, por ejemplo, se podía ver una reproducción de la Copa de Europa, un trofeo que los curiosos buscaban para hacerse selfies. Y precisamente esta marca también había habilitado específicamente una especie de fotomatón para ello.

En el espacio de Samsung, medio centenar de personas podía vivir, mediante unas gafas de realidad virtual, una experiencia idéntica a la de montar en atracciones como una montaña rusa

Otra marca con una propuesta atractiva, al menos para un grupo de visitantes argentinos, era el fabricante de microprocesadores Qualcomm, que ha traído al Mobile unos sensores con aplicaciones para el mundo del fútbol.

Unos azafatos de la marca ataviados con unos leggins y ropa deportiva mostraban a los interesados cómo estos dispositivos pueden analizar al detalle todos los movimientos que ejecuta un futbolista al chutar un balón y remitirlos luego a un dispositivo móvil.

Un kiosco de publicaciones especializadas en tecnologías o máquinas para cargar los dispositivos móviles de los asistentes son otras de las curiosidades de la feria, que convierte cada pabellón en una explosión de luces de neón con los colores corporativos de las diferentes marcas.

No obstante, entre todo este muestrario de tabletas, móviles inteligentes, gafas de realidad virtual y pantallas digitales gigantescas, también había un hueco para la artesanía.

El fabricante chino Huawei despertaba admiración entre decenas de visitantes con un espacio en el que un artesano confeccionaba fundas a medida en piel para cada tipo de dispositivo, con la posibilidad incluso de personalizarlas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12