Pesto al alcance de todos

Salsa de pesto. (Google)
Salsa pesto. (Google)

La albahaca o basílico es una planta perteneciente a la familia de las labiadas con múltiples usos en la cocina y esencial en la gastronomía mediterránea. Está especialmente indicada para los arroces, las sopas de verduras conocidas como minestrone, los aperitivos y las ensaladas. En la cocina italiana es muy utilizada para acompañar pastas y pizzas. Además, es un buen acompañante para carnes, mariscos y salchichas al horno. Se puede agregar, bien picadita, a huevos revueltos y tortillas y es deliciosa para confeccionar la salsa de tomate que acompaña a los espaguetis.

Una de las salsas más exquisitas utilizadas para las pastas es el pesto, cuya base es la albahaca y que en el mercado tiene habitualmente un precio alto.

Pero hacer una buena salsa al pesto está al alcance de todos siguiendo esta receta casera. Los ingredientes necesarios son:

1/2 taza de aceite, de oliva preferiblemente

Dos tazas de hojas de albahaca bien lavadas

Tres dientes de ajo frescos

Una cucharadita de sal

Media taza de maní tostado y pelado o algún otro fruto seco

Una pizca de pimienta molida

 Se pasa todo por la licuadora y se envasa en pomos de cristal previamente esterilizados. Debe mantenerse en el refrigerador y sacarla del envase solamente con una cuchara de madera.

El pesto puede utilizarse también como aperitivo, presentándolo en rodajas de pan baguette tostado, untado con esta rica salsa, y algún que otro ingrediente agregado, como cebolla picadita, trocitos de tomate o ají pimiento rojo o verde, espolvoreado con queso rallado.

Sugerencia: si desea obsequiar a un amigo que guste de la buena mesa y dispone de un presupuesto bajo, puede regalarle un frasco de pesto casero, debidamente decorado.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2