Los ‘Signos de la muerte’

Portada del número 70 de la revista 'Signos'.
Portada del número 70 de la revista 'Signos'.

El pasado viernes se presentó en Santa Clara el número 70 de la revista Signos en la sala Caturla de la Biblioteca Provincial José Martí, donde recibió al numeroso y fiel público que no quiso perderse el lanzamiento de la emblemática publicación villaclareña. Fundada por Samuel Feijóo en 1969, en 2011 mereció el Premio Internacional Fernando Ortiz.

La nueva entrega se llama Signos de la Muerte por estar íntegramente dedicada al tema, en su presencia y recepción dentro de la cultura popular y más específicamente en la cultura guajira de la zona villaclareña. La revista fue presentada por el poeta Idiel García, quien arrancó con un breve bosquejo de lo publicado en este número y luego leyó sus primeras e infantiles impresiones de "la pelona".

El nuevo número no logró salir hace seis meses, cuando le correspondía, por las angustiantes necesidades de papel que se viven en la provincia. En sus páginas reúne mitos, leyendas o simplemente historias muy personales que la publicación ha ayudado a fijar en la cultura del hombre de la calle o del trillo y que pretende guardar del olvido en sus páginas.

El nuevo número no logró salir hace seis meses, cuando le correspondía, por las angustiantes necesidades de papel que se viven en la provincia

Se incluyen también en esta edición varios estudios de mayores pretensiones y rigor académico al estilo de La muerte como tema en la poesía de Samuel Feijóo, El pensador silvestre de Yaima Bermúdez Padrón o La concepción taína de la muerte como tránsito hacia otro estado de existencia de Marcos Rodríguez Matamoros.

Esta nueva Signos se debería leer a la manera en la que nuestros mayores se enfrentaban a la Bohemia de verdad, la de antes de que Enriquito de la Osa la convirtiera en el bodrio que es hoy: de atrás para adelante. Así se comienza por disfrutar la crónica de Alexis Castañeda Pérez de Alejo, uno de los mejores textos producidos por quien en los años noventa mantuviera en vilo a la policía santaclareña por su afición a pintar carteles de "Abajo Fidel" en las paredes de la ciudad.

En el texto de Castañeda Pérez, Acerca de velatorios, mortuorios, pésames, lutos y otros ritos con la muerte, se rescatan de primera mano, desde su experiencia vital de niño campesino en la década de los sesenta, las costumbres, los modos y maneras con que los guajiros vivían su relación con la muerte en la Cuba que para bien o para mal la Revolución transformó de manera radical.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0