Orlando Ortega, el más rápido de 2015

Pregunta. ¿El paso de ser bueno a ser muy bueno coincide con pasar de ocho a siete apoyos antes de la primera valla?

Respuesta. Yo no me considero muy bueno (Se ríe).

P. Sólo hay nueve personas en la historia de los 110 m vallas por delante de usted.

R. Quisiera ser yo el número uno y no tener a nadie por delante. Pero no, yo no me considero un atleta perfecto y me quedan muchas cosas por pulir. El cambio de ocho a siete pasos vino en los Panamericanos. Salí tan rápido de tacos hacia la primera valla que me la comía. Nos dimos cuenta de que teníamos la potencia y la velocidad para dar siete pasos. Y en la preparación para Londres 2012 cambié. Pero aún tengo que pulir. Yo siempre quiero mejorar.

P. ¿Cómo fue el día que bajó de los trece segundos?

R. Guau. En París, el 4 de julio. Increíble. No me lo esperaba. No me gustó mi carrera, pero estaba feliz. Me senté y me dije: «Joder, que bajé de 13 segundos». No busco los tiempos, me preocupo más por la técnica, por la estructura de carrera. Pero cuando vi el tiempo, casi que ni lo celebré porque sabía que podía haber sido mucho mejor porque no corrí bien. Quiero más. Pero orgulloso de esos 12.94.

P. ¿Los 12.80 [récord mundial de Aries Merritt] quedan muy lejos?

R. Ahora no está lejos, está ahí. Una milésima en una valla. Literalmente no está cerca. Solo es correr y hacer las cosas bien. No me preocupo por ello, aunque todos los atletas sueñan por el récord del mundo y yo también. Pero no es una obsesión.

___________________________________________________________________

Nota de la Redacción: Damos las gracias al diario español Las Provincias por permitirnos la reproducción de esta entrevista.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0