“Este es el momento para que Cuba se abra”

Juan Francisco Puello, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe
Juan Francisco Puello, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe

El dominicano Juan Francisco Puello, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, se encuentra de visita en Cuba y asistió al sexto juego de la final de la Serie Nacional de Béisbol. Al concluir el partido, en el estadio de Ciego de Ávila, el representante de la organización regional contestó a las preguntas de la prensa.

Puello reconoció que haber presenciado el partido entre el equipo local e Isla de la Juventud había sido “una experiencia aleccionadora y gratificante”. A su lado se hallaban Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, y Heriberto Suárez, otro alto funcionario del estatal Instituto de Deportes.

Todas las preguntas fueron dirigidas al visitante, que comenzó respondiendo sobre la posibilidad de contratar cubanos en las ligas que conforman la Confederación caribeña. Puello declaró que precisamente ese asunto constituía uno de los puntos de su agenda durante su actual viaje a Cuba. “Es importante aclarar que (…) hasta tanto no tengamos una definición específicamente con las Grandes Ligas y la OFAC [ambas de EE.UU.], de que podamos tener el visto bueno para que Cuba sea miembro de pleno derecho de la Confederación, eso no va a ser posible”, dijo el dominicano respecto a los contratos.

Al menos hasta 2020 no podrá haber una Serie del Caribe celebrada aquí, porque para eso la Isla debe ser miembro de pleno derecho de la organización deportiva regional

Sin embargo, añadió que la llegada de peloteros de la Isla a las ligas invernales de Venezuela o México “está a las puertas, porque incluso hemos estado hablando con abogados de las ligas mayores que están trabajando en eso”. La próxima semana, anunció Puello, probablemente ya exista una definición sobre ese particular, “y la comunicaremos a Cuba”.

Confesó también que “algunas organizaciones se han acercado de manera informal a las autoridades cubanas”, pero el impedimento vendría de las autoridades norteamericanas, tanto de Grandes Ligas como del Gobierno de ese país. “Todas las ligas [de los países que conforman la Confederación] han demostrado interés” en los deportistas cubanos. “El hecho que se contraten (…) va a reducir la fatiga extrema”, una condición que dificulta la participación de jugadores comprometidos con Grandes Ligas en los torneos regionales.

El funcionario de la Confederación cree que al menos hasta 2020 no podrá haber una Serie del Caribe celebrada aquí, porque para eso la Isla debe ser miembro de pleno derecho de la organización deportiva regional. Mientras, se espera que el país siga asistiendo a la competencia anual, cuya última edición ganó participando con el nombre de Vegueros de Pinar del Río.

“Invitar a Cuba es una decisión firme”, recalcó Puello, quien considera “desproporcionado” no pagar a los jugadores cubanos los premios obtenidos por su actuación en la Serie del Caribe. Y juzga que “el problema que es más político que deportivo, (…) eso ya debe terminar”.

“Este es el momento para que Cuba se abra”, dijo Puello, que estuvo por primera vez de visita en el país en 99’, pero, según él, “ese no era el momento para que Cuba se abriera”. El funcionario está trabajando actualmente en incluir a la Federación Cubana de Béisbol, controlada por el Gobierno y todavía representante oficial de un deporte “amateur”, en la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3