"Podemos actuar de forma creativa respecto a Cuba"

Entrevista con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden

Joe Biden dureante la entrevista con Yoani Sánchez. (14ymedio
Joe Biden durante la entrevista con Yoani Sánchez. (14ymedio)

El debate sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos está al rojo vivo a raíz de la publicación de una carta firmada por 40 personalidades de EE.UU. pidiéndole al presidente Barak Obama flexibilización hacia la Isla. La propuesta ha desatado las pasiones y las especulaciones, alimentadas también por la inminente llegada a La Habana de representantes de la Cámara de Comercio de EE.UU.
 
La sociedad cubana, sin embargo, parece mantenerse al margen de los titulares, los artículos encendidos y las réplicas -o apoyos- a la llamada “carta de los 40” que ya circulan por las redes y los correos electrónicos. Con el pensamiento puesto en esa población desinformada y sumida en sus grandes problemas cotidianos, realicé esta entrevista al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que me recibió en Washington pocas semanas antes de la salida de 14ymedio.

Pregunta. El Gobierno cubano ha aprobado recientemente una nueva ley de inversión extranjera directa que se ha encontrado tanto con críticas como con un cierto nivel de expectativa. ¿Impulsará esta ley algún cambio en la política de EE. UU. respecto a Cuba, específicamente en lo que se refiere a la capacidad de los ciudadanos estadounidenses de invertir en la Isla?

Respuesta. La política de EE. UU. respecto a Cuba se guía por el compromiso de apoyar el deseo del pueblo cubano de determinar libremente su propio futuro, impulsar los intereses estadounidenses y promover los valores universales.

Desde que el presidente [Barack] Obama asumió el cargo, hemos demostrado que estamos dispuestos a promover cambios pragmáticos en nuestras políticas sobre Cuba en función de nuestros intereses y de los del pueblo cubano. Nuestras políticas de viajes, remesas y contactos personales están reduciendo la brecha entre las familias cubanas divididas y están promoviendo el flujo libre de la información y la asistencia humanitaria para el pueblo cubano. Estas medidas ayudan a poner los recursos en manos del pueblo cubano y ayudan a fomentar, en palabras del Presidente, "espacios de libertad" en Cuba.

Tomamos nota de los cambios del Gobierno cubano en sus leyes de inversión, y esperamos que estos esfuerzos para atraer la inversión extranjera a Cuba estén acompañados por una ampliación de los derechos y libertades del pueblo cubano para que pueda desarrollar todo su potencial.

"Seguiremos buscando formas prácticas para apoyar una mayor conectividad en Cuba"

P. Aunque los cubanos son capaces de eludir la censura y los altos precios de conexión a Internet, todavía no tienen acceso a una serie de servicios y sitios web debido a la actual ley de EE. UU. Esto incluye el acceso a las tiendas en línea para aplicaciones Android o iOS, así como servicios de Google seleccionados. ¿Existe alguna posibilidad de disminuir estas restricciones en un futuro cercano?

R. Seguiremos buscando formas prácticas para apoyar una mayor conectividad y para ayudar a eliminar los obstáculos que se interponen en el camino de la comunicación abierta y la libertad de expresión. En 2010, Estados Unidos suavizó las restricciones y permitió un mayor acceso en Cuba a los servicios gratuitos que ayudan a conectarse a través de Internet, como mensajería instantánea, chat y correo electrónico. Antes, en 2009, cambiamos nuestras políticas para que los ciudadanos de Estados Unidos pudieran donar teléfonos celulares y otros aparatos electrónicos a la gente de Cuba. También animamos a las compañías estadounidenses a ofrecer servicios de comunicación de fibra óptica y por satélite en Cuba, al igual que comenzamos las conversaciones con el gobierno cubano para establecer el servicio de correo postal directo entre Estados Unidos y Cuba. Deseamos que los ciudadanos cubanos puedan comunicarse más fácilmente entre ellos y con el mundo exterior.

P. En 2009, en una entrevista con el Presidente Obama, le pregunté sobre una posible invasión estadounidense a Cuba. Su respuesta fue un "no" categórico. Sin embargo, los dirigentes cubanos no paran de hablar de un plan inminente de EE. UU. para derrocar al Gobierno de La Habana. Más allá de la posición oficial de EE.UU.,me gustaría oír una respuesta simple para dársela a mi hijo. ¿Qué le digo cuando me pregunta? ¿Deberíamos estar preocupados?

R. Le puedo dar la más simple de las respuestas, y la respuesta es no. Tal como dijo el Presidente Obama.

Apoyamos la evolución de una Cuba próspera, segura y democrática y continuaremos apoyando a los cubanos valientes que tratan de ejercer sus libertades. Nuestra posición es firme: solo los cubanos pueden o deben determinar el futuro de Cuba. Estas acusaciones son una reliquia de un pasado lejano. Están siendo utilizadas para infundir miedo en los corazones de los cubanos decentes para desviar su atención de los problemas más cerca de casa. El pueblo cubano merece más honestidad de su Gobierno.

"Promover un cambio para que los cubanos puedan disfrutar de una vida normal"

P. Durante los últimos meses, su Gobierno ha utilizado en varias ocasiones el término "creativo" para calificar el rumbo de la política de EE.UU. respecto a Cuba. Me intriga esta palabra: ¿podría ser más explícito?

R. El Presidente Obama ha señalado que él no había nacido todavía cuando Estados Unidos decretó un embargo comercial contra Cuba. Nuestro objetivo es promover un cambio positivo en la Isla para que los cubanos puedan disfrutar de una vida normal y productiva en su propio país, tener la libertad de expresar sus puntos de vista y beneficiarse de un sistema político inclusivo y democrático. Hemos visto un movimiento positivo en algunas áreas, tales como el aumento de la capacidad de los cubanos para viajar al extranjero, pero seguimos profundamente preocupados por la detención continuada y el maltrato a los cubanos por ejercer libertades que están protegidas en otras partes del continente americano.

La pregunta es cómo podemos actuar de forma creativa para fomentar tendencias positivas y demostrar nuestro apoyo al pueblo cubano sin dejar de presionar para que mejoren las condiciones de los derechos humanos. Nuestra opinión es que las medidas del Presidente para facilitar los viajes familiares, los contactos personales, las comunicaciones, las remesas y las donaciones humanitarias han tenido un efecto positivo y han contribuido al bienestar de los cubanos. Del mismo modo, nuestro trabajo con el Gobierno cubano sobre asuntos de interés mutuo ha beneficiado a los ciudadanos de ambos países. Establecimos estos cambios de política sin dejar de defender nuestros valores y de fomentar las reformas democráticas en Cuba.

Por último, quiero enfatizar que la detención de Alan Gross en Cuba es un obstáculo importante para mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Podemos ser tan creativos como queramos con nuestra política, pero el caso de Alan sigue en el primer lugar de la lista de los asuntos por resolver. Él debe ser puesto en libertad por razones humanitarias.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Tweet:
  • Google Plus One:
  • Compartir:

Comentarios 77