Acceso a Internet en Cuba, ¿dificultades tecnológicas o censura?

,

Wilfredo González Se ratifica la voluntad del Gobierno y el Estado cubano de ampliar los servicios de Internet, en la misma medida en que los recursos económicos lo permitan

vs

La realidad es que Cuba no tiene dificultades técnicas para acceder a Internet. Es la voluntad del Gobierno de controlar la red por miedo a que se difundan informaciones críticas lo que lo justifica

El monopolio estatal de comunicaciones, Etecsa, ha estrenado 2014 con noticias esperanzadoras para los cubanos. Habrá por fin un servicio para consultar el correo electrónico desde los móviles y a mediados de marzo se ha anunciado la puesta en funcionamiento a corto plazo de una conexión de alta velocidad en el hogar. Ambas novedades suponen una apertura de las comunicaciones online dentro de la isla. Al menos sobre el papel.

Las previsiones, sin embargo, no son tan alentadoras. Las tarifas previstas para el uso del servicio hacen pensar que muy pocos serán los que puedan navegar desde casa. Y no solo eso, quedan por despejar las condiciones del servicio: por el momento solo se sabe que podrá consultarse el correo desde el móvil si se tiene una cuenta en nauta.cu, controlado por la operadora estatal.

El portal Diario de Cuba aseguró el pasado mes de marzo haber tenido acceso a un documento de Etecsa con los precios de conexión para pequeños y medianos usuarios, que sería de 10 pesos convertibles por 20 horas mensuales como mínimo y 60 por 220 horas como máximo, con posibilidad de ampliación. Las velocidades de conexión estarán entre los 2 y los 4 Megabytes. Si bien la noticia ha sido acogida con entusiasmo en la isla los ciudadanos son conscientes de que con un salario medio de 20 CUC, muy pocos serán los que puedan permitirse este servicio y no pocos son los que sospechan que elevando los precios se busca limitar el acceso a Internet.

El Gobierno cubano ha atribuido históricamente al embargo norteamericano las escasas posibilidades de conectarse a Internet. En su reciente informe sobre la libertad de prensa en Cuba, la organización francesa Reporteros sin Fronteras (RSF) dice que, no obstante, ya ha alertado de que la causa histórica lleva años convirtiéndose en excusa. "El uso de Internet sigue siendo estrictamente controlado, a pesar de la apertura de algunos cibercafés en La Habana. El elevado costo y la baja velocidad de la conexión también constituyen frenos importantes del desarrollo de la Web en la isla. Si bien las dificultades de conexión fueron durante mucho tiempo consecuencia de las restricciones impuestas por el embargo estadounidense en vigor desde 1962, las autoridades ya no pueden mencionar esta razón para justificar los problemas de acceso a Internet, tras la reciente instalación del cable submarino de fibra óptica ALBA-1."

El uso de Internet sigue siendo estrictamente controlado, a pesar de la apertura de algunos cibercafés en La Habana

Cuba ha vuelto a aparecer en el informe Enemigos de Internet, presentado el pasado 12 de marzo, día mundial contra la censura en la red, por Reporteros sin Fronteras. Camille Soulier, responsable para América Latina de la organización de prensa, aseguró: "La realidad es que Cuba no tiene dificultades técnicas para acceder a Internet. Es la voluntad del Gobierno de controlar la red por miedo a que se difundan informaciones críticas lo que lo justifica".

Contradecía así al viceministro de comunicaciones cubano, Wilfredo González, que en mayo del pasado año concedió una amplia entrevista para hablar de las 118 salas de navegación abiertas por el Gobierno. González negaba que hubiera limitaciones ideológicas y atribuía las dificultades para acceder a Internet en la isla a la tecnología: "Se ratifica la voluntad del gobierno y el Estado cubano de ampliar los servicios de Internet, en la misma medida en que los recursos económicos lo permitan". El viceministro admitió entonces lo elevado de los precios pero lo justificó en los elevados costos tecnológicos. "Reiteramos que no hay otras limitaciones que no sean las tecnológicas y financieras. En estos momentos, no resulta posible la generalización inmediata del acceso a Internet, dadas las posibilidades económicas que tiene el país y las inversiones que se requieren".

El embargo norteamericano ha dificultado durante años las conexiones de Cuba a Internet pero en 2009 el presidente Obama autorizó a las compañías estadounidenses a proveer de servicios de conexión a la Isla. El Gobierno cubano rechazó la oferta privilegiando la conexión con su aliado venezolano mediante cable submarino de fibra óptica. Hace un año que el cable está operativo, pero poco se ha avanzado a efectos prácticos para la población y el Gobierno no ha cejado en su empeño de prohibir el acceso a los medios críticos como 14ymedio.com.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 36