¿Debe cambiarse la Ley de Ajuste Cubano?

,

Carlos Curbelo Somos conscientes de los abusos que ha provocado la Ley de Ajuste Cubano y estamos buscando la forma de asegurar que solo quienes se enfrentan a la opresión del Gobierno se vean beneficiados por ella

vs

Cuando las cosas cambien en Cuba, entonces deberemos cambiar la Ley de Ajuste Cubano (...), que ciertamente ayuda a resolver el problema de los refugiados cubanos y les permite moverse dentro del sistema más rápidamente

El anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba el pasado 17 de diciembre ha reavivado un debate planteado por los congresistas cubanoamericanos más conservadores: ¿debe cambiarse la Ley de Ajuste Cubano?

Aunque el presidente de EE UU, Barack Obama, se haya apresurado a afirmar que de momento no se cambiará la política migratoria hacia la Isla, el incremento de críticas hacia el criterio de "pies secos/pies mojados" y el consecuente miedo a que se retire esta figura legal han causado en los últimos meses un aumento del número de cubanos que intentan alcanzar la costa estadounidense desde la Isla.

Creada en 1966, la Ley de Ajuste Cubano (CAA por sus siglas en inglés) prevé un procedimiento especial para conceder la residencia permanente a los cubanos que logran llegar a EE UU argumentando persecución política.

Algunos critican que haya personas que aprovechan esta medida para legalizar su situación migratoria en Estados Unidos y que luego vuelven al "país perseguidor" a visitar a sus familiares. Otros, sin embargo, mantienen que la normativa no debería cambiarse hasta que mejore la situación de los derechos humanos en la Isla.

El republicano por Florida Carlos Curbelo, hijo de exiliados, ha sido el último en alzar la voz contra esta normativa especial, junto a otros congresistas conservadores como Ileana Ros-Lehtinen o David Rivera. Estos políticos exigen que los cubanos que se acojan a la Ley de Ajuste firmen una declaración formal en la que especifiquen que huyen de Cuba por razones políticas. Siguiendo esta propuesta, a estos refugiados se les restringirían los viajes a la Isla.

"Somos conscientes de los abusos que ha provocado la Ley de Ajuste Cubano y estamos buscando la forma de asegurar que solo quienes se enfrentan a la opresión del Gobierno se vean beneficiados por ella", afirmó Curbelo en un comunicado.

El senador republicano Marco Rubio también opina que la normativa debe ser "reevaluada y actualizada", pero no ofrece detalles concretos sobre su propuesta.

El diario The New York Times también tomó partido en el asunto. La antigua jefa de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba, Vicky Huddleston, pidió en una columna publicada en diciembre que la Ley de Ajuste se derogara para poder "fomentar una migración segura y ordenada, además de salvar vidas".

El congresista cubanoamericano Joe García, demócrata de Miami, también es partidario de esperar. "Cuando las cosas cambien en Cuba, entonces deberemos cambiar la Ley de Ajuste Cubano. Las cosas no han cambiado y lo que hace es que ciertamente ayuda a resolver un gran problema, el de los refugiados cubanos, que les permite moverse dentro del sistema más rápidamente", afirmó el pasado octubre en una entrevista a El Nuevo Herald.

Desde 2001, más de 416 mil cubanos han regularizado su estatus migratorio por vía de esta normativa. En el último trimestre de 2014, las autoridades migratorias de EE UU reportaron un incremento del 60% de cubanos que llegan a Estados Unidos (8.624) frente al mismo periodo de 2013 (cuando fueron 5.221).

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 42