Con 11 muertos, el ataque de las FARC es el más grave desde el inicio del diálogo

Las negociaciones entre Gobierno colombiano y FARC arrancaron en 2012 auspiciadas por los gobiernos de Cuba y Suecia. (Flickr)
El atentado pone bajo presión las negociaciones entre Gobierno colombiano y FARC, que arrancaron en 2012 en La Habana. (Flickr)

(EFE).- El ataque perpetrado este miércoles por las FARC, que dejó 11 militares muertos y al menos 17 heridos, es el de mayor número de víctimas desde que comenzaron los diálogos de paz del Gobierno colombiano y esa guerrilla en noviembre de 2012 en Cuba, aseguró una organización que analiza el conflicto armado en el país.

La conclusión sobre el ataque en Timba, zona rural del municipio de Buenos Aires, en el departamento del Cauca (suroeste), es del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac) que periódicamente evalúa el cese el fuego unilateral e indefinido de las FARC en vigencia desde el pasado 20 de diciembre.

"Esta acción constituye la undécima violación al cese autoimpuesto de las FARC, el cual inició el pasado 20 de diciembre de 2014. Así mismo este evento es en el que mayor número de víctimas se han registrado desde el inicio del proceso de paz", explica añade el informe.

Según el Cerac, "es de esperarse que pueda darse una suspensión de la agenda de negociaciones y que la misma sufra algunos cambios".

El Ejército colombiano dijo hoy que la Columna Móvil Miller Perdomo de las FARC fue la autora del ataque contra miembros del Batallón de Combate Terrestre No. 110, de la Brigada Móvil No. 17 de la Fuerza de Tarea Apolo.

El Cerac indicó que las FARC "atacaron con artefactos explosivos y fusiles" a soldados de la Tercera División del Ejército, que estaban en un polideportivo resguardándose de la fuerte lluvia.

Inicialmente la cifra era de 10 muertos, pero uno de los heridos falleció horas después en un hospital de la ciudad de Cali, según confirmó esta noche el Ejército.

El ataque "genera un costo muy alto para el proceso de paz, principalmente en el apoyo ciudadano, que era mayoritario desde el cese de la actividad armada

En opinión del Centro, el ataque de las FARC, que generó voces de rechazo en todas las fuerzas vivas del país, "genera un costo muy alto para el proceso de paz, principalmente en el apoyo ciudadano, el cual era mayoritario en gran parte por la decisión del cese unilateral de las FARC y por la reducción sustancial de la violencia de los últimos tres meses".

Agrega que la acción deja ver que el mando de las FARC "tiene muy bajo control operativo sobre sus unidades guerrilleras, principalmente de las columnas móviles y grupos de milicianos, quienes han demostrado ser el mayor obstáculo de este proceso de paz".

El Cerac añade que es importante que en este momento el Gobierno colombiano "presione a la guerrilla en la mesa de negociación para que haga una cesación completa de su violencia".

De todos modos, dice que es "primordial" que se protejan las negociaciones de paz ya que pese al aumento de la violencia en el último mes "aún mantiene unos niveles mínimos históricos de violencia asociada al conflicto".

A consecuencia de ese ataque, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó la reanudación de los bombardeos a los campamentos de las FARC, suspendidos desde el pasado 10 de marzo, medida que justificó argumentando que esa guerrilla estaba cumpliendo el cese el fuego unilateral e indefinido.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1