Caracas y Madrid se enfrentan sobre financiación política

La Asamblea investiga la presunta financiación irregular de Podemos y Maduro pide que se haga lo mismo en España con la oposición venezolana

El presidente venezolano este martes en su programa En contacto con Maduro. (@NicolasMaduro)
El presidente venezolano este martes en su programa En contacto con Maduro. (@NicolasMaduro)

El chavismo y la oposición han encontrado en España un nuevo terreno en el que enfrentarse y las acusaciones de financiación ilegal de partidos se añaden ahora al fuego cruzado. Desde que, a principios de 2015, Nicolás Maduro habló por primera vez de la existencia de un eje de "conspiración permanente" contra el chavismo que unía Madrid-Bogotá-Miami, las tensiones entre los gobiernos de Madrid y Caracas no han hecho sino aumentar, alimentadas por la celebración de dos elecciones generales en España en los últimos seis meses.

Este viernes, el diario español El País adelantaba la noticia de que una comisión de la Asamblea Nacional venezolana ha abierto una investigación para aclarar si el Gobierno del fallecido Hugo Chávez financió al partido político Podemos.

El documento presentado por el presidente de la comisión, Freddy Guevara, asegura que se trata de investigar el destino de los 7,22 millones de euros que el Ejecutivo pagó a la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), a la que pertenecían Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero y Jorge Vestrynge, en concepto de asesorías, apoyo técnico y programas de formación impartidos a funcionarios del Gobierno y sus ministerios.

Freddy Guevara asegura que se trata de investigar el destino de los 7,22 millones de euros que el Ejecutivo pagó a la fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS)

La mayoría opositora de la Asamblea venezolana considera que los montos son muy elevados para el trabajo que la fundación CEPS realizaba y que un país con la delicada situación económica de Venezuela debe saber a qué se destinó el dinero público.

Para fundamentar la decisión, la Asamblea se ha basado en las declaraciones de personas vinculadas al Gobierno bolivariano en aquel momento y en recortes de publicaciones de diarios españoles como ABC y OkDiario.

El texto destaca que la supuesta financiación del chavismo a Podemos se realizó "con el fin de reforzar las afinidades políticas hacia el Gobierno Bolivariano, la invitación a entrevistas y presentaciones en canales del Estado" de Monedero, Iglesias y Verstrynge, a quienes califica de "aliados naturales de la mal llamada revolución bolivariana".

"En Venezuela no es antijurídico contratar con asesores políticos, pero las sumas contratadas llaman potencialmente [sic] la atención y más cuando se ve el tipo de servicio por el cual se está realizado el pago, aunado a que al demostrar el vínculo entre la fundación CEPS y el partido político de Podemos la contratación si sería ilegal frente al Estado español", subraya el informe.

En España, el Tribunal Supremo ha rechazado cuatro querellas presentadas contra Podemos por presunta financiación irregular por considerar que no hay elementos que las sustenten. Pablo Iglesias rechaza acudir a Venezuela para aclarar la financiación de CEPS alegando que la justicia española se ha pronunciado sobradamente al respecto.

La oposición venezolana ha recabado, por su parte, el apoyo de políticos españoles afines en los últimos meses. La visita más reciente a Caracas ha sido la del candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, a finales de mayo, aunque también personalidades de peso en España, como el expresidente socialista Felipe González o el actual mandatario y candidato por el Partido Popular, Mariano Rajoy, han manifestado en múltiples ocasiones su rechazo al Gobierno de Maduro. Ese rechazo, unido a las acusaciones e insultos del líder venezolano al mandatario español han supuesto, incluso, conflictos diplomáticos entre las dos naciones.

Maduro anunció que solicitará ante los "órganos correspondientes" de España que se investigue una supuesta financiación ilegal a la "derecha corrupta venezolana"

En este contexto, Nicolás Maduro anunció este jueves que solicitará ante los "órganos correspondientes" de España que se investigue una supuesta financiación ilegal por parte de "factores" del poder político, financiero y mediático del país a la "derecha corrupta venezolana", como llama a la oposición.

En una transmisión de radio y televisión desde el palacio presidencial de Miraflores el gobernante pidió a la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, realizar las gestiones para iniciar esta investigación.

El presidente aseguró tener "muchas evidencias de grandes cantidades y sumas de dinero" que desde España se han dado a estos sectores opositores "para desestabilizar Venezuela desde Madrid" y señaló a multimillonarios y políticos de derechas. Maduro señala al partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, como principal beneficiado por la presunta financiación irregular.

El presidente venezolano, que cargó contra España por lo que califica de "espantosa campaña de guerra", agregó que prepara "un conjunto de acciones jurídicas internacionales (...) para que se respete el honor de Venezuela".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28