Costa Rica convoca una reunión de emergencia ante nueva crisis migratoria en su frontera

El Gobierno costarricense ha convocado una reunión de emergencia de los países implicados en el flujo migratorio que utiliza esa nación centroamericana como vía de tránsito hacia norteamérica. El encuentro de cancilleres y representantes de las diferentes naciones implicadas se celebrará en la tercera semana de abril e incluye a las naciones implicadas, desde Estados Unidos a Ecuador.

Según informa el rotativo tico La Nación, la reunión que se celebrará en el país centroamericano tendrá por objeto buscar soluciones al flujo de indocumentados que proviene fundamentalmente de Ecuador y Colombia, cubanos en su mayoría, además de asiáticos y africanos.

En estos momentos, alrededor de 2.000 cubanos se encuentran varados en la provincia de Chiriquí, en la frontera de Costa Rica con Panamá

En estos momentos, alrededor de 2.000 cubanos se encuentran varados en la provincia de Chiriquí, en la frontera de Costa Rica con Panamá. Según informó Hugo Méndez, gobernador de esa región, cada día llega a Paso Canoas un promedio de 100 cubanos que provienen de la frontera oriental con Colombia. Este último país es tránsito obligatorio para todos los ciudadanos cubanos que abandonan la Isla por Guyana y Ecuador, países cuya legislación es más flexible a la hora de otorgar visas de turismo.

Un número indeterminado de migrantes cubanos se encuentra en Puerto Obaldía y otras zonas de la geografía itsmeña. Hasta el momento, los gastos en alojamiento y alimentación son compartidos por los gobiernos locales con organizaciones religiosas. Las difíciles condiciones en las que viven estos migrantes han provocado diversas protestas pidiendo ayuda internacional para lograr llegar a los Estados Unidos, su destino final.

"La reunión ha despertado la esperanza de la gente aquí, porque la las personas se agarran de un clavo caliente", comenta a 14ymedio Silvio Enrique Campos, un cubano varado en Panamá. Sin embargo, cree que el problema no es exclusivo de los isleños, puesto que hay decenas de migrantes de otras nacionalidades que también comparten la suerte de los cubanos a la espera de poder continuar su viaje hacia Estados Unidos. "Yo creo que esa reunión lo único que va a hacer es engordar los bolsillos de los coyotes", afirmó Campos, que sospecha que esta crisis supone más un negocio que un gasto y no vislumbra una pronta solución.

Entretanto, la Cancillería ecuatoriana negó la pasada semana que los ciudadanos cubanos sean víctimas de un trato discriminatorio por parte del Gobierno de Rafael Correa. En un comunicado oficial, recordó que entre 2012 y 2016 ese país otorgó 26.936 visas de no inmigrante (residentes temporales) y 16.738 visas de inmigrante (residentes permanentes) a favor de ciudadanos cubanos. Además, en el mismo periodo, 697 cubanos se han naturalizado y hoy son ciudadanos ecuatorianos.

En un reciente comunicado de la Alianza Nacional Cubana de Ecuador (ANCE) se anunció que, fruto de las gestiones con el Gobierno ecuatoriano, ha comenzado la legalización de todos aquellos cubanos que entraron al país antes de diciembre de 2015. El proceso de aceptación de solicitudes se extenderá por seis meses. Sin embargo, aquellos ciudadanos cubanos que entraron con posterioridad a la fecha indicada siguen corriendo riesgo de deportación.

Ecuador dejó claro que "no niega el derecho de los cubanos a emigrar pero no se pueden hacer cargo de negociación alguna"

Con respecto a las gestiones para lograr un puente aéreo que permita la salida ordenada de migrantes cubanos desde Ecuador hacia México o EE UU, el Gobierno dejó claro que "no niega el derecho de los cubanos a emigrar pero no se pueden hacer cargo de negociación alguna", según declaró a este diario Rolando Gallardo, uno de los coordinadores de la ANCE que asistió al encuentro. Según Gallardo la respuesta de los funcionarios al pretendido "puente humanitario" se basa en que Ecuador nunca ha pedido algo así para sus propios ciudadanos que desean emigrar.

Según han informado autoridades migratorias estadounidenses, el pasado año llegaron a puestos fronterizos 44.159 cubanos que automáticamente son acogidos de forma legal en Estados Unidos bajo la ley de pies secos/pies mojados. En los primeros cinco meses del año fiscal 2016, unos 27.644 ciudadanos cubanos han sido beneficiarios del Programa Parole tras llegar por mar o tierra. Si se mantiene el actual ritmo de llegada de cubanos, este año podría superar las 60.000 solicitudes de asilo político, una cifra solo superada por los sucesos del Mariel en 1980.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14