Cuba y EE UU aceleran la negociación de acuerdos antes de la presidencia de Trump

Josefina Vidal encabezó por la parte cubana la quinta reunión de la Comisión Bilateral. (@JosefinaVidalF)
Josefina Vidal encabezó por la parte cubana la quinta reunión de la Comisión Bilateral. (@JosefinaVidalF)

(EFE).- Cuba y Estados Unidos acordaron este miércoles acelerar al máximo la negociación de acuerdos que están en el tintero para cerrarlos antes de que inicie su mandato a mediados de enero Donald Trump, con quien el Gobierno cubano está dispuesto a dialogar pero con "respeto mutuo" y "sin concesiones".

"La parte cubana tiene la voluntad de avanzar en la mejora de las relaciones y la construcción de una convivencia pacífica, sin tener que hacer ninguna concesión en los principios en los que Cuba cree firmemente", afirmó en rueda de prensa la directora para EE UU de la Cancillería cubana, Josefina Vidal.

Vidal encabezó por la parte cubana la quinta reunión de la Comisión Bilateral, mecanismo creado en 2015 para trazar la hoja de ruta de la normalización de relaciones, un encuentro que por la parte estadounidenses lideró la secretaria de Estado adjunta para América, Mari Carmen Aponte.

"El respeto es esencial y ha sido la clave del éxito y de los resultados que hemos obtenido hasta el momento", señaló Vidal sobre el futuro del acercamiento diplomático cuando asuma el poder Trump, quien ha amenazado con revertir el deshielo con la isla si no se negocia un "mejor acuerdo para el pueblo cubano y para EE UU".

El Gobierno cubano está dispuesto a dialogar con el presidente electo de EE UU, pero con "respeto mutuo" y "sin concesiones"

Vidal deseó que el Gobierno que conforme Trump "tenga en cuenta los resultados alcanzados en estos casi dos años" desde los anuncios del 17 de diciembre de 2014, cuando se inició el deshielo, proceso que tiene el "apoyo de la población cubana y de los estadounidenses, incluyendo la mayoría de los residentes cubanos en ese país".

Se trata de la última reunión de esta comisión con la administración de Barack Obama, que en octubre declaró mediante una directiva presidencial "irreversible" el acercamiento con Cuba con el objetivo de blindarlo ante las amenazas de Trump en campaña.

Según adelantó Vidal, hay acuerdos en fase de negociación muy avanzada y que esperan firmar con la administración Obama en áreas como la sismología, meteorología, áreas terrestres protegidas, contaminación por derrames de hidrocarburos y salvamento marítimo.

Las partes también decidieron iniciar las reuniones técnicas sobre "temas regulatorios, energía, comercio e inversión y propiedad intelectual", que forman parte del diálogo económico que iniciaron en la anterior reunión de la comisión, el pasado 30 de septiembre en Washington.

En paralelo a esta reunión, dos compañías de cruceros estadounidenses, Norwegian Cruises y Royal Caribbean, informaron de que han obtenido los permisos del Gobierno cubano para realizar itinerarios por el Caribe que incluyan Cuba y EE UU; una combinación que inició el pasado 1 de mayo la empresa Carnival.

Hay acuerdos en fase de negociación muy avanzada en áreas como la sismología, meteorología, áreas terrestres protegidas, contaminación por derrames de hidrocarburos y salvamento marítimo

El pasado 29 de noviembre, con motivo del gran acto de homenaje al fallecido Fidel Castro en La Habana, se desplazó hasta la isla el asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, ocasión que aprovechó para reunirse con funcionarios cubanos para "conversar sobre la implementación de la política de normalización".

Con motivo de esa visita, algunos medios apuntaron que importantes empresas estadounidenses estaban a punto de firmar acuerdos con Cuba, como Google, General Electric o las dos compañías de cruceros que confirmaron la noticia.

Rhodes fue quien lideró las conversaciones secretas iniciadas en junio de 2013 entre EE UU y Cuba para explorar la posibilidad de restablecer las relaciones diplomáticas, rotas desde 1961, y que finalmente se reanudaron formalmente en julio de 2015.

Desde entonces, los dos países han reabierto sus respectivas embajadas, han sostenido 24 visitas de alto nivel, han firmado doce acuerdos en áreas de interés común como aviación civil, medio ambiente o salud; han mantenido unos 40 encuentros técnicos y unos 1.200 intercambios académicos y culturales.

No obstante, los derechos humanos siguen siendo el tema más espinoso de la nueva relación a pesar de haber mantenido varios encuentros dedicados exclusivamente a esa cuestión, sin que se haya alcanzado un entendimiento.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 48