Dan ultimátum a American Airlines por supuesta discriminación a cubanoamericanos

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia. (14ymedio)
Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia. (14ymedio)

El presidente del Movimiento Democracia Ramón Saúl Sánchez dijo este martes en conferencia de prensa en Miami que si en 24 horas la empresa norteamericana American Airlines no cambia su “política de apartheid” contra los empleados cubanoamericanos tomarán acciones en su contra que irían desde protestas en las calles a posibles demandas legales.

“El Movimiento Democracia rechaza el apartheid de AA por virtud de nacionalidad a empleados cubanos a los que el régimen no deja entrar en Cuba como le permite hacer a los empleados norteamericanos y de otras nacionalidades con ciudadanía americana”, explicó Sánchez.

El líder exiliado recalcó que su organización no tiene nada en contra de los vuelos a la Isla. “Esto no es una campaña contra los vuelos a Cuba, los cuales apoyamos y creemos que son útiles para la reunificación familiar”, explicó, argumentando sin embargo que la ley que impide a los cubanoamericanos entrar a la Isla con su pasaporte estadounidense es el verdadero problema.

“Consideramos a AA como una empresa prestigiosa, que no debe discriminar a las personas solo porque el Gobierno de Cuba lo haga”, resaltó Sánchez.

Las leyes cubanas no reconocen la doble nacionalidad, con lo cual todos aquellos cubanos que residen en el extranjero pero que desean viajar a la Isla deben primero obtener un costoso pasaporte

Con viajes a Cienfuegos y a Holguín el pasado 7 de septiembre la compañía comenzó sus viajes directos a la Isla. Fueron los primeros de los 12 vuelos diarios a Cuba. El problema surgió cuando en el vuelo a Varadero, la tripulación, con algunos cubanoamericanos a bordo, tuvo necesidad de pernoctar en Cuba y las autoridades negaron el permiso para hacerlo argumentando que no poseían pasaporte cubano, según reportó el diario Miami Herald.

La respuesta de la empresa fue retirar a los empleados cubanoamericanos de ese vuelo, pagándoles la jornada. Ramón Saúl Sánchez dejó claro que aunque AA decidiera asumir el costo de la papelería para no disgustar al Gobierno cubano, la campaña continuaría.

Las leyes cubanas no reconocen la doble nacionalidad, con lo cual todos aquellos cubanos que residen en el extranjero pero que desean viajar a la Isla deben primero obtener un costoso pasaporte (alrededor de 450 dólares) que debe ser renovado cada dos años a un costo de $200 dólares. Además, el Gobierno cubano se reserva el derecho de admitir o no a los nacionales, utilizando un permiso de entrada llamado “habilitación”, otro trámite por el cual se debe pagar.

Para el Movimiento Democracia el mantenimiento de esta ley busca mantener los cobros exagerados como una manera de penalizar al exilio cubano. “Solicitamos de American Airlines que se abra al diálogo constructivo y amistoso para entre todos trabajar en sobreponernos a esta práctica discriminatoria”, explicó el presidente del movimiento.

Un activista del Movimiento Democracia prepara carteles para la protesta contra American Airlines. (14ymedio)
Un activista del Movimiento Democracia prepara carteles para la protesta contra American Airlines. (14ymedio)

Como parte de las acciones que ya han comenzado a tomar está el envío de una carta a Doug Parker, CEO de la compañía, en la que expresan la inconformidad con la medida. Sánchez explicó que su movimiento ya tiene prevista una protesta este sábado frente al AA Arena de Miami y que seguirán presionando hasta lograr un cambio de política.

“Sabemos que el principal discriminador es el Gobierno cubano. Asociarse a las políticas de apartheid por virtud de nacionalidad que el Gobierno de Cuba practica contra sus propios ciudadanos pone una mancha vergonzosa en la imagen de la empresa”, explicó.

El pasado abril, Movimiento Democracia organizó una manifestación ante la sede de la naviera Carnival por un motivo similar. La empresa de cruceros no permitía viajar a cubanoamericanos debido a la prohibición que mantenía el Gobierno de La Habana a que éstos ingresen por vía marítima.

“En su momento Carnival dijo que no enviaría más cruceros si no dejaban entrar a cubanos. Nos gustaría que AA se aprestara a abandonar sus viajes a la Isla si el Gobierno cubano no cambia su política”, agregó.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 51