Cuba pone condiciones a la eliminación del gravamen del 10% sobre el dólar

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, durante la intervención de este jueves. (Fotograma)
El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, durante la intervención de este jueves. (Fotograma)

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha anunciado este jueves la anulación de la penalización del 10% en la tasa de conversión del dólar en una conferencia de prensa emitida en vivo por la televisión. Sin embargo, ha especificado condiciones para cancelar el impuesto, introducido en 2004.

La medida, agregó, se hará efectiva cuando La Habana compruebe con la banca internacional que puede usar el dólar en sus transacciones. "Mientras haya persecución financiera habrá gravamen, solo hasta después de verificar que existe esta seguridad este se eximirá", aclaró desde la sala de prensa del Hotel Tryp Habana Libre.

El canciller calificó de "positivas" y "en la dirección correcta" las nuevas regulaciones de EE UU para flexibilizar el embargo, en vigor desde este miércoles, entre las que destaca permitir el uso del dólar a los cubanos e instituciones financieras de la Isla para ciertas transacciones.

Consideró que las medidas constituyen un avance en el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países. Sin embargo, dijo que su alcance es limitado y "no hacen una diferencia real al estado del bloqueo impuesto a la Isla". Y agregó: "Solamente se ha modificado una prohibición absurda, que es el consumo de productos cubanos en terceros países; por lo tanto, el bloqueo sigue vigente a pesar de las modificaciones".

"Mientras haya persecución financiera habrá gravamen", dijo el canciller

Rodríguez reiteró la necesidad de levantar el embargo, considerado como el mayor obstáculo para el desarrollo de la economía de la Isla, y volvió sobre otra reclamación crucial en las negociaciones con Washington: la devolución del terreno en el que se encuentra la base naval estadounidense de Guantánamo.

El ministro se refirió también a la nueva regulación que permite a las compañías estadounidenses contratar directamente a ciudadanos cubanos, una medida que impedirá el Gobierno cubano cobrar una parte de las remuneraciones de los profesionales que envía a trabajar en el extranjero y que ahora podrán ser contratados sin utilizar al Estado como intermediario. "Los pagos que reciben los artistas y deportistas cubanos en el exterior no satisfacen las leyes de impuestos de nuestro país, se establecen normas ridículas para que sus pagos no sean utilizados por el Estado cubano para el bien público", dijo ante los periodistas.

El canciller explicó que la visita del presidente de EE UU, Barack Obama, a la Isla, que empezará este domingo, representa un hito importante para establecer los nuevos pasos a seguir en el proceso de normalización de relaciones bilaterales. "Cuba se ha involucrado en una nueva relación con Estados Unidos apoyada en la justicia y el respeto mutuo", afirmó. "En nuestra relación, no está en la mesa de negociaciones cambios internos en Cuba que son y serán de la soberanía de nuestro pueblo".

Obama encontrará una Cuba "enfrascada en su desarrollo económico y social", dijo Rodríguez. El ministro espera que, durante su estancia en la Isla, el mandatario estadounidense "conozca mejor el país e interactúe con organizaciones de la sociedad civil".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35