EE UU investiga qué falló tras el primer contagio por ébola en el país

Hospital Presbiteriano de Dallas en el que se produjo el primer contagio de ébola en EE UU
Hospital Presbiteriano de Dallas en el que se produjo el primer contagio de ébola en EE UU

(EFE).- Las autoridades sanitarias de Estados Unidos están investigando qué pudo fallar en los protocolos de seguridad del hospital de Dallas (Texas) al que pertenece la trabajadora sanitaria que se ha convertido en el primer caso de contagio por ébola ocurrido dentro del país. Las alarmas empezaron a sonar muy temprano este domingo cuando se conoció que había dado positivo por ébola una primera prueba realizada por el Servicio de Salud de Texas a la mujer, al parecer enfermera aunque su identidad no se ha revelado por deseo de la familia.

Un segundo test llevado a cabo por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) confirmó el contagio de la mujer, que atendió y estuvo en contacto "prolongado" en el hospital presbiteriano de Dallas con Thomas Eric Duncan, la primera persona diagnosticada con ébola en Estados Unidos y fallecida el pasado miércoles.

Natural de Liberia, Duncan llegó a Estados Unidos el pasado 20 de septiembre y a los pocos días se le manifestaron los primeros síntomas del virus, que al parecer contrajo en su país de origen cuando ayudó a trasladar a una vecina enferma de ébola a un centro médico.

Durante su contacto con Duncan la ahora infectada llevaba el traje de protección requerido, con bata, guantes y máscara, pero "en algún momento hubo un fallo en el protocolo" de seguridad que ahora las autoridades de los CDC van a investigar, según anunció hoy en una conferencia de prensa el director de esa entidad, Thomas Frieden.

La trabajadora afectada, que se encuentra estable desde que fue aislada el pasado viernes por la noche 90 minutos después de comunicar que tenía "fiebre baja", "es una persona heroica que atendió al señor Duncan", enfatizó en otra conferencia el juez Clay Jenkins, del condado de Dallas.

Se desconoce la identidad de la enfermera —una persona heroica según el juez del condado—por deseo de sus familiares

Hasta ahora la mujer no ha sido capaz de identificar qué fallo pudo ocurrir y, por ello, la investigación analizará, entre otras cosas, el modo en que se quitó el traje de protección, ya que hacerlo incorrectamente puede dar lugar a un contagio, y los procesos de diálisis e intubación que se realizaron durante el tratamiento al fallecido.

El caso de la auxiliar de enfermería española Teresa Romero ha sido el primero de contagio por el virus registrado fuera de África y, mientras sigue la investigación, la hipótesis que se analiza es que pudo infectarse de manera fortuita al quitarse el traje de protección.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó que se realice "lo más pronto posible" una investigación del "aparente" fallo en los protocolos de control de infecciones del hospital presbiteriano de Texas.

El hospital ya recibió críticas cuando se supo que la primera vez que Duncan acudió al centro, el 25 de septiembre, fue enviado a casa aunque presentaba síntomas asociados al ébola. En esa visita el liberiano no tuvo contacto con la infectada.

Duncan regresó al centro médico en una ambulancia el 28 de septiembre, cuando fue admitido y posteriormente diagnosticado con la enfermedad.

Funcionarios de los CDC enviados a Dallas trabajarán con las autoridades locales y estatales para "revisar" los procedimientos de control de infecciones del hospital y el uso de los trajes de protección por parte del personal, según instruyó Obama tras hablar por teléfono con su secretaria de Salud, Sylvia Burwell.

El mandatario solicitó, además, que las autoridades federales de salud tomen medidas adicionales "inmediatas" para garantizar que los hospitales y proveedores de atención médica en todo el país están "preparados" para seguir los protocolos adecuados para tratar con enfermos de ébola.

De acuerdo con el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, un equipo especializado en el manejo de materiales peligrosos se trasladó hoy al complejo de apartamentos donde vive la afectada para desinfectar y limpiar las zonas comunes.

Rawlings detalló, además, que en el apartamento de la mujer había una mascota que, al parecer, no muestra síntomas de contagio. La mascota ha sido aislada por el momento y será analizada en contraposición al perro de la auxliar española, Excalibur, que fue sacrificado por una orden judicial. En España, afirmaron especialistas, no había niveles de segurdad adecuados para hacerse cargo del perro.

Además de Duncan cuatro estadounidenses que habían contraído el ébola en África fueron tratados en el país y dos de ellos, Kent Brantly y Nancy Writebol, superaron la enfermedad tras recibir el suero experimental ZMapp, que hasta ahora no había sido probado en humanos.

Solo una de esas cuatro personas, el operador de cámara Ashoka Mukpo, permanece ingresada y está "mejorando", de acuerdo con la información divulgada hoy por el hospital que lo atiende, el Centro Médico Nebraska.

En España, Teresa Romero sigue estable dentro de la gravedad. Tras un tratamiento de varios días con plasma de convaleciente, la paciente recibe ahora un antiviral. Según las últimas informaciones, la enfermera lleva cinco días sin fiebre y la carga del vírus en sangre ha bajado, sin embargo los daños en el organismo —los pulmones, en este caso— hacen que persista el riesgo.

El brote de ébola que está afectando especialmente a Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia ha causado ya más de 4.000 muertos, según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1