Ucrania confirma su retirada de la estratégica Debáltsevo, asediada por los prorrusos

EE UU condena violación del alto el fuego en Ucrania y el bloqueo a los observadores

El Gobierno estadounidense aboga por mantener la vía diplomática aunque no descarta otras opciones, como la provisión de armamento al Gobierno ucraniano

Biden junto al primero ministro ucraniano en abril 2014. (Embajada de Ucrania/Flickr)
Biden junto al primero ministro ucraniano en abril 2014. (Embajada de Ucrania/Flickr)

(EFE).- El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, confirmó este miércoles que el 80% del contingente ucraniano desplegado en Debáltsevo, atacada desde este martes por las milicias separatistas prorrusas, ya se ha retirado de esa estratégica ciudad. "Esta mañana, las Fuerzas Armadas de Ucrania y la Guardia Nacional han concluido la operación para la retirada ordenada de Debáltsevo. Ya ha salido el 80 por ciento de las unidades", dijo el líder ucraniano en el aeropuerto de Kiev, antes de volar hacia la zona del conflicto.

El presidente ucraniano agregó que los efectivos restantes, en otras dos columnas, saldrán de la localidad de un momento a otro. La corresponsal de la televisión ucraniana Hromadske TV, Anastasía Stanko, informó de que los soldados que aún permanecen en la zona cubrieron con fuego la retirada del grueso de las tropas.

Según el presidente ucraniano, "las unidades salieron de manera ordenada, con todo su armamento, con carros de combate, blindados, piezas de artillería y vehículos de transporte". En cambio, los representantes del mando rebelde desmintieron que las fuerzas de Kiev hayan roto el cerco y aseguraron que ya un millar de soldados depusieron las armas y abandonan Debáltsevo a través de un corredor abierto por las milicias. "Hay combates con aquellos que continúan oponiendo resistencia", dijo Vladislav Brig, portavoz del mando rebelde.

Los combates por la estratégica Debáltsevo, cruce de caminos entre los principales bastiones prorrusos de Donetsk y Lugansk, no cesaron en ningún momento desde el alto el fuego que entró en vigor el pasado domingo. El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó estas violaciones del cese de hostilidades y el bloqueo a los observadores internacionales en una conversación telefónica con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

"El vicepresidente también condenó rotundamente que Rusia y los separatistas bloqueen el acceso a Debáltsevo y a los observadores de la OSCE (Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa), lo que está permitiendo a los separatistas continuar sus ataques sin inhibición", informa la Casa Blanca en un comunicado divulgado en las últimas horas.

"El vicepresidente y Poroshenko coincidieron en que si Rusia continua violando los acuerdos de Minsk, incluido el más reciente firmado el 12 de febrero, los costes para Rusia crecerán", se añade en la nota.

El Gobierno estadounidense aboga por mantener la vía diplomática en el conflicto en Ucrania aunque no descarta otras opciones, como la provisión de armamento al Gobierno ucraniano

Horas antes de esa conversación, el Gobierno estadounidense abogó por mantener la vía diplomática en el conflicto en Ucrania aunque no descartó otras opciones, como la provisión de armamento al Gobierno ucraniano.

"Creemos que un enfoque diplomático y un enfoque político es el enfoque correcto, pero las mismas opciones que estaban sobre la mesa hace dos semanas siguen sobre la mesa", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en una conferencia de prensa telefónica.

La misión de vigilancia de la OSCE confirmó el lunes que los ataques continúan en los alrededores de Debáltsevo y otras áreas, incluidas Sievierodonetsk, Luhansk y Donetsk.

Según la ONU, casi 5.000 personas han perdido la vida en el este de Ucrania desde el pasado mes de abril, cuando Kiev lanzó una operación militar contra la sublevación separatista que estalló tras el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich, en febrero de 2014.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1