España desea "un ritmo más rápido" en las reformas económicas en Cuba

García-Margallo expresa su deseo para que la Isla avance hacia la unificación monetaria 

(EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, señaló este martes que España desearía "un ritmo más rápido" en las reformas económicas iniciadas en Cuba, para que dejen "un margen mayor" a la iniciativa privada y a la inversión extranjera.

El ministro expresó ante los medios en una declaración sin opción a preguntas el deseo de España de que se avance en el país hacia la unificación monetaria y se permita "una descentralización en la toma de decisiones".

"España está convencida, por experiencia propia, que esa descentralización redundaría en un mayor crecimiento económico, que se traduciría en una mayor prosperidad de los cubanos", señaló el ministro, que culmina hoy su primer viaje oficial a Cuba en el que se reunió con diversas autoridades cubanas, pero no con el presidente Raúl Castro.

El titular de Exteriores español se entrevistó hoy con el canciller cubano Bruno Rodríguez y con el primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, después de verse ayer con el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca, y con el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas.

En esos encuentros se trataron "diferentes aspectos de la situación económica, las relaciones comerciales y de inversión entre los dos países, ya que, según dijo García-Margallo, "España es el tercer socio comercial de Cuba y uno de los principales inversores extranjeros, el primero de la Unión Europea".

García-Margallo reiteró la posición de España y la UE en contra del embargo que Estados Unidos mantiene contra la Isla

El ministro también aprovechó para discutir sobre "la situación" de las empresas españolas instaladas en la Isla, después del desayuno de trabajo que mantuvo el lunes con la Asociación de Empresarios Españoles de Cuba, en la que éstos le trasladaron sus preocupaciones e inquietudes.

Además García-Margallo reiteró en esos encuentros la posición de España y la Unión Europea en contra del embargo que Estados Unidos mantiene contra la Isla, por el "daño que supone para la economía y el pueblo cubano".

En la visita el ministro también planteó la necesidad de mejorar las instalaciones consulares de España en La Habana y la posibilidad de abrir un consulado de carrera en Santiago de Cuba, ya que, con la ley española de Memoria Histórica que otorga la nacionalidad a los nietos de españoles que emigraron a Cuba, "la actual cifra de 118.500 españoles en la isla podría triplicarse".

"Cuba se convertirá en el segundo país de América Latina con mayor número de residentes españoles", señaló García-Margallo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3