Las FARC sostienen que liberaron "sin condiciones" al general secuestrado

La guerrilla niega que exigiera dinero de las regalías petroleras al Gobierno para retomar el proceso de paz

Un tuit del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.
Un tuit del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez.

(AFP).- La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) afirmó este jueves que liberó "sin condiciones" a un general que había capturado, y negó que exigiera dinero de las regalías petroleras al Gobierno para retomar el proceso de paz.

"Con desagrado tenemos que responder los disparates del senador (y expresidente) Álvaro Uribe Vélez, originados en la liberación sin condiciones del general Rubén Darío Alzate", el 30 de noviembre, dijo a la prensa en La Habana el jefe de la delegación de paz de las FARC, Iván Márquez.

Márquez hizo estos comentarios un día después de que el jefe negociador del Gobierno, el exvicepresidente colombiano Humberto de la Calle, también desmintiera la versión sobre las supuestas exigencias de las FARC, difundida el domingo por Uribe, uno de los mayores críticos del proceso de paz, en la red social Twitter.

"Cómo le duele a este hombre sin sosiego que gestos de paz como una liberación puedan tornar irreversible el proceso de reconciliación", agregó, afirmando que "todas las propuestas e iniciativas llevadas por las FARC a la Mesa de Conversaciones, son de conocimiento público".

De la Calle también afirmó que esa exigencia "ni siquiera fue planteada por las FARC y, en todo caso, si lo hubiera sido, no la hubiéramos aceptado", agregó, afirmando que "alguien le está llenando la cabeza de falsedades" a Uribe.

Anteriormente, el exmandatario derechista (2002-2010) ha divulgado informaciones reservadas sobre el proceso de paz que luego han sido confirmadas por las autoridades.

Tras el desmentido de De la Calle, Uribe replicó el miércoles publicando otros tuits, entre ellos uno que decía: "¿Será mentira que FARC y otros terroristas son promotores, extorsionistas y beneficiarios de minería ilegal?"

La captura del general Alzate llevó al presidente Juan Manuel Santos a suspender el 16 de noviembre las negociaciones de paz con las FARC, la mayor guerrilla de ese país, con unos 8.000 combatientes.

A fines de noviembre las FARC liberaron al general y a otros cuatro cautivos -tres soldados y una mujer-, lo que despejó la vía para la reanudación, el miércoles, de las negociaciones en busca de acabar un conflicto armado de medio siglo que ha dejado unos 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.

Las FARC aceptaron liberar al general -quien se aventuró sin escolta a una remota zona selvática controlada por la guerrilla junto a un cabo y una mujer- tras gestiones de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega.

"Sancionamos actos reprochables a civiles" 

Por su parte, el comandante Pablo Catatumbo, otro delegado de paz de las FARC, afirmó que esa guerrilla "siempre" ha sancionado a los rebeldes que cometieron actos "reprochables" con la población civil, y aseguró que la mayoría de los civiles afectados por el conflicto fueron víctimas de los militares y paramilitares de ultraderecha.

"Las FARC siempre hemos aplicado las sanciones correspondientes a aquellos de nuestros miembros que (...) han sido hallados responsables del incumplimiento de nuestras normas, especialmente respecto a comportamientos reprochables con la población", dijo.

Con estas declaraciones las FARC buscan impedir que guerrilleros puedan ser procesados por crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad, aunque una mayoría de los colombianos quiere que los dirigentes de las FARC paguen con cárcel por sus delitos, según encuestas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2