Panamá deportará a casi 500 cubanos en las próximas semanas

Panamá deportará en las próximas semanas a casi 500 cubanos que permanecen indocumentados en el país, tras quedar varados con el fin de la política pies secos/pies mojados el pasado enero.

Según informaron a 14ymedio fuentes de la institución, las deportaciones podrían comenzar cuando regrese el director del Servicio Nacional de Migración, Javier Carrillo, quien se encuentra en La Habana en la IV Ronda de Conversaciones Migratorias entre ambos países.

"Las deportaciones dependen del acuerdo entre ambas naciones, pero podemos confirmar que todos los migrantes indocumentados que en estos momentos se encuentran en el país serán regresados a Cuba", dijo la fuente oficial.

"Se ha firmado el Memorándum de Entendimiento para las deportaciones pero los detalles aún no han sido conocidos", aseveró.

En Panamá se mantienen 383 cubanos en Cáritas Panamá, 92 en Lajas Blancas y otros 24 en el albergue del Servicio Nacional de Migración. Para los migrantes que se encuentran en el albergue habilitado por Cáritas la noticia fue desconcertante.

"Están muy preocupados. No esperaban algo así", dice Víctor Luis Berrío, diácono permanente encargado de la institución católica.

La pasada semana dos cubanas intentaron suicidarse tomando somníferos debido a la incertidumbre de su destino, según dijeron

"En estos momentos estamos haciendo todas las gestiones posibles para evitar la deportación masiva de estos cubanos", agrega.

Según Berrío su organización ha hecho llegar una carta al presidente de la nación explicándole que toda la labor humanitaria del Gobierno podría quedar en entredicho si proceden con la deportación.

Centenares de cubanos se encuentran varados en Panamá tras el fin de la política pies secos/pies mojados. (Cortesía)
Centenares de cubanos se encuentran varados en Panamá tras el fin de la política pies secos/pies mojados. (Cortesía)

Para el religioso, que sigue el mensaje del papa Francisco de acoger a los refugiados, "la intención de las autoridades siempre ha sido la deportación". Piensa, sin embargo, que no se van a llevar a cabo "sin que exista alguna lucha".

"Vamos a abrir nuestras puertas para que los cubanos que se encuentran en Lajas Blancas vengan a Cáritas y vamos a seguir protegiendo a estas personas indefensas", dice el diácono.

La decisión de Cáritas es defender a todos los migrantes que están bajo su custodia", sostiene.

La pasada semana dos cubanas intentaron suicidarse tomando somníferos debido a la incertidumbre de su destino, según dijeron. Se encontraban en un campamento de migrantes cubanos en la población de Lajas Blancas, cerca de frontera occidental panameña. Muchos cruzaron la selva de Darién para llegar hasta el lugar.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 22