Inmobiliaria canadiense tiene dos macroproyectos turísticos en Cuba

El proyecto inmobiliario de Wilton Properties en Jibacoa.
El proyecto inmobiliario de Wilton Properties en Jibacoa.

Canadá ha retomado sus planes de desarrollo inmobiliario en Jibacoa unos 16 años después de firmar un contrato de colaboración con las autoridades de la Isla. El macroproyecto, liderado por Wilton Properties, prevé una inversión de 1.400 millones de dólares para la construcción de un conjunto de edificios y un hotel de lujo, rodeado por siete playas, campos de golf y de tenis, un centro ecuestre y un "pueblo" para artistas.

Sus promotores han obtenido un compromiso gubernamental hasta ahora impensable en Cuba: permitir a los extranjeros comprar una propiedad con los derechos de uso de por vida, de manera que pueda ser incluso transferida por herencia.

Aunque el terreno sigue siendo propiedad de Cuba, el Gobierno ha aceptado un acuerdo 50%-50% cuando lo habitual es que las autoridades mantengan una mayoría de control, con el 51% o más. "Hemos tenido el apoyo excepcional del Gobierno cubano para avanzar en el proyecto, de una forma que nunca se había visto", aseguró Guy Chartier, presidente de Wilton Properties, el martes al canal francófono de la televisión nacional de Canadá.

La urbanización proyectada se extiende sobre un terreno de 12,5 kilómetros cuadrados y contará con 3.400 habitaciones hoteleras, además de chalés y otro tipo de viviendas. La idea surgió a partir del trabajo de arquitectos e ingenieros de Montreal: Maxime-Alexis Frappier, de ACDF Architecture; la compañía MC Pinard, el arquitecto Michelange Panzini y los ingenieros de Dupras Ledoux.

La promotora de Chartier obtuvo también una autorización para construir en el Malecón de La Habana un hotel de cinco estrellas y 25 pisos. Se llamará Hotel Arte en homenaje a la cultura cubana. Los arquitectos han incluido una pared cubierta de vegetación y otra iluminada por leds.

A lo largo de 2015 llegaron a la Isla 3.524.779 visitantes extranjeros, según las últimas cifras oficiales, un crecimiento de un 17,4% frente al año anterior. Sin embargo, el número de plazas hoteleras y casas privadas que brindan servicio de alojamiento no crece con igual celeridad.

Ubicada a unos 60 kilómetros de La Habana, en la provincia Mayabeque, Jibacoa se sitúa en una cala rodeada de acantilados, lo que la hace peculiar en el paisaje costero cubano. Es considerado un paraíso natural por su poca explotación turística y sus hermosos fondos marinos.

La zona cuenta con dos importantes hoteles, el clásico Breezes de modelo todo incluido y el Villa Trópico, utilizado especialmente para paquetes de estímulo a personalidades de la cultura y otros sectores estatales. Sin embargo, fuera de los enclaves turísticos la infraestructura es pobre y el entramado de servicios por cuenta propia todavía muy precario.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23