Leopoldo López pone fin a su negativa de presentarse ante tribunal

Un tuit de Leopoldo López.
Un tuit de Leopoldo López.

(EFE).- El líder opositor venezolano Leopoldo López, en prisión preventiva desde hace nueve meses, puso fin este martes a su negativa de presentarse ante el tribunal encargado del juicio penal en su contra y dijo que acudió "lleno de fuerza y fe".

López escribió en la red social Twitter que no claudicará en su empeño por seguir demostrando "las injusticias que sufren los venezolanos por un régimen corrupto, ineficiente y antidemocrático", como considera al Gobierno del presidente Nicolás Maduro. "Mi caso es un ejemplo de miles" de supuestas pruebas en ese sentido, añadió el líder del partido Voluntad Popular (VP).

Roberto Marreno, uno de los abogados del político opositor, calificó al Gobierno de Maduro de "bravucón" y consideró que, por esa misma razón, liberará próximamente a su defendido.

"Leopoldo López va a ser liberado; el Gobierno de Venezuela es de bravucones (que) dicen una cosa y hacen otra y va a acatar" la recomendación que en ese sentido hizo el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU, declaró a Efe.

La jueza de la causa, Susana Barreiro, rechazó la semana pasada la recomendación de esa instancia de la ONU al alegar que no es vinculante, lo que Marreno contradijo y sostuvo que fue "una decisión apartada del derecho". Por ese motivo, indicó que ha recurrido a la Corte de Apelaciones, instancia que ahora, subrayó, "tiene la oportunidad histórica de restablecer el sistema de derecho".

Al acudir hoy a una nueva audiencia judicial convocada por Barreiro en Caracas, López puso fin a su negativa en tres ocasiones anteriores de acudir al tribunal hasta que la jueza emitiera un pronunciamiento sobre la resolución del grupo de trabajo de la ONU.

Una vez que la magistrada se pronunció, López accedió a que este martes se le trasladara desde su celda en una cárcel militar a las afueras de Caracas para continuar con el juicio que se le sigue acusado de los delitos de instigación pública, agavillamiento (asociación para delinquir), daños a la propiedad e incendio.

Junto a otros líderes de la oposición, entre ellos la exdiputada María Corina Machado, López convocó a una manifestación en el centro de Caracas el 12 de febrero pasado a cuyo final se registró un ataque con bombas incendiarias a la sede de la Fiscalía, en una jornada que se saldó con tres muertos. Ello dio comienzo a una oleada de protestas antigubernamentales que duró más de cuatro meses y que en algunas ocasiones degeneró en hechos violentos. Según el balance oficial, hubo 43 muertos, decenas de heridos y más de 3.000 detenidos. Los fallecidos -la mayoría por disparos- eran manifestantes tanto afines como opositores a Maduro, agentes de la fuerza pública y transeúntes atrapados en el "fuego cruzado".

El presidente venezolano acusó poco después a López de recurrir a la violencia, afirmación que el líder de VP siempre ha negado, al argumentar que su estrategia en busca de la salida de Maduro de la presidencia respeta los preceptos constitucionales, entre ellos el derecho a la petición de la renuncia voluntaria.

"¿Qué tal si Maduro, en vez de 'escuchar' a quienes piden que aumente la gasolina, 'escucha' al 80% del país que le pide la renuncia?", escribió hoy la exdiputada Machado en Twitter.

Tras entregarse voluntariamente acompañado de miles de simpatizantes el 18 de febrero, el juicio en su contra comenzó el 23 de julio, entre las quejas de sus abogados por la negativa de la jueza a aceptar en la audiencia preliminar la totalidad de las pruebas facilitadas por ellos para la defensa del político.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1