Obama encandila a los vietnamitas durante su visita al país

Imagen publicada por Anthony Bourdain de su comida con el presidente Obama en Vietnam. (@Bourdain)
Imagen publicada por Anthony Bourdain de su comida con el presidente Obama en Vietnam. (@Bourdain)

(EFE).- Lejanos ya los traumas de la guerra, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha sido recibido con calidez por los vietnamitas y ha mostrado un tono relajado durante su visita oficial de tres días a Hanoi y Ho Chi Minh (antigua Saigón) que concluye hoy.

Desde su aterrizaje en el aeropuerto de Hanoi el domingo por la noche, Obama pudo comprobar la expectación que despierta y al día siguiente se declaró emocionado por el gran número de personas que salieron a las calles de la capital vietnamita para recibirle con pancartas y banderas.

Grupos de personas se agolparon en las avenidas cercanas a su hotel con el deseo de ver fugazmente el coche presidencial y la vana esperanza de divisar su figura tras los cristales tintados y en plena noche.

Grupos de personas se agolparon en las avenidas cercanas a su hotel con el deseo de ver fugazmente el coche presidencial y la vana esperanza de divisar su figura tras los cristales tintados

Las barras y estrellas y la enseña de la estrella amarilla sobre fondo rojo del régimen comunista ondean juntas desde el domingo en las calles de las dos principales ciudades vietnamitas en un clima distendido.

El propio Obama dio muestras de su relajación durante la rueda de prensa conjunta con el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, donde se animó a pronunciar algunas palabras en el idioma local y bromeó con la prensa cuando falló la traducción simultánea de su homólogo.

"Estoy seguro de que está diciendo unas palabras muy sabias", comentó sonriente después de que un problema técnico impidiera escuchar la traducción de Quang.

El presidente lamentó no poder visitar el país con calma, pero sí pudo encontrar tiempo para cenar una especialidad local en un modesto local callejero de Hanoi de la mano del popular chef neoyorkino Anthony Bourdain.

Durante el encuentro, que será emitido en un programa especial de la CNN dentro de unas semanas, Obama probó el 'bun cha', un plato de carne de cerdo con fideos de arroz y salsa de pescado típico del norte y tomó un botellín de cerveza marca Hanoi rodeado de comensales vietnamitas que no daban crédito.

El célebre cocinero publicó en su cuenta de Twitter que la cena costó seis dólares, aunque no aclaró a cargo de quién corrió la cuenta. La estampa recordó a la del presidente Bill Clinton, que clausuró su viaje oficial en 2000 tomando en la antigua Saigón un 'pho', la típica sopa vietnamita de fideos y carne.

Aunque la prensa no tuvo acceso al interior del restaurante, algunos de los comensales compartieron en las redes sociales vídeos del mandatario saludando a los clientes y sentado en una modesta silla de plástico ante una enclenque mesa de metal.

Las imágenes corrieron por las redes sociales, con numerosos comentarios sobre la destreza de Obama en el manejo de los palillos. Decenas de curiosos se agolparon ante el cordón de seguridad y algunos tuvieron la suerte de ver al presidente de cerca e incluso estrechar su mano cuando regresó al coche oficial.

Obama probó el 'bun cha', un plato de carne de cerdo con fideos de arroz y salsa de pescado típico del norte y tomó un botellín de cerveza marca Hanoi

También este momento fue motivo de comentarios en redes sociales, sobre todo por un vídeo que mostraba cómo Obama se quitaba el anillo de un gesto rápido antes de estrechar la mano de algunos admiradores.

En Ho Chi Minh se dejó ver ayer en una de las pagodas más emblemáticas de la ciudad y participó en un encuentro con empresarios.

En su última jornada en la antigua Saigón ha dado una charla a jóvenes líderes vietnamitas, antes de emprender su viaje a Japón.

Será su primer y único viaje a Vietnam como presidente, pero dejó la puerta abierta a un regreso como turista con su familia cuando abandone la Casa Blanca.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8