Panamá ofrece 1.650 dólares y un billete de regreso a Cuba a los migrantes varados en Gualaca

La familia de Nirvia Álvares no está satisfecha con la propuesta de las autoridades panameñas. (14ymedio)
Como otros migrantes, la familia de Nirvia Álvarez no está satisfecha con la propuesta de las autoridades panameñas. (14ymedio)

El viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario, ofreció este viernes 1.650 dólares, un boleto de regreso a La Habana y una visa de entradas múltiples a los cubanos varados en el campamento de Gualaca, en un encuentro a cuyas grabaciones tuvo acceso 14ymedio.

La propuesta, a la que los migrantes tendrán hasta el 31 de julio para pronunciarse, es la respuesta que el Gobierno panameño había prometido para solucionar la crisis provocada por el fin de la política pies secos/pies mojados en enero pasado, que había dejado varados a los cubanos en su territorio.

"Esta opción es un proceso de repatriación voluntaria. Es la manera de obtener una visa para regresar a Panamá legalmente y tener un capital semilla para procurarse un futuro diferente para ustedes y para su familia", explicó Del Rosario en el comedor del albergue temporal frente a más de un centenar de cubanos.

La ayuda económica se entregará en el aeropuerto, antes de que los migrantes aborden el vuelo que los lleve a Cuba. Aquellos que no quieran acogerse a la propuesta del Gobierno de Panamá podrán regresar al país por donde entraron a territorio panameño o continuar su camino como indocumentados.

La propuesta es la respuesta que el Gobierno panameño había prometido a los migrantes para solucionar la crisis provocada por el fin de la política pies secos/pies mojados

"Es lo único que nos han dado", dijo a modo de lamento Yelisvarys Pargas, migrante en Gualaca, a 14ymedio, ya que aunque la propuesta le pareció buena desconfía de las autoridades cubanas.

Para asisitir al encuentro, el viceministro se había trasladado en helicóptero hasta el campamento, una zona de 42 hectáreas lejos de todo centro poblacional en el occidente del país. El Gobierno panameño había desplazado allí a 128 cubanos en abril, tras cerrar un albergue temporal que mantenía Cáritas en Ciudad de Panamá. Nueve migrantes escaparon del albergue de Gualaca, custodiado por la policía presidencial y efectivos de Migración y la Seguridad Pública.

"Panamá y Cuba tienen relaciones diplomáticas y esta opción ha sido consultada con representantes del consulado y la embajada de Cuba en el país", argumentó el viceministro.

El viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario (derecha), reunido con los migrantes cubanos en Gualaca. (!4ymedio)
El viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario (derecha), reunido con los migrantes cubanos en Gualaca. (!4ymedio)

Las autoridades panameñas también les ofrecen a los migrantes un pre-registro de aplicación a visa que les permitiría, una vez en Cuba, conseguir una entrevista en el consulado panameño para obtener un visado de turismo. Con este visado podrán viajar a Panamá a hacer compras para sus negocios, según el viceministro. A los migrantes que llevan más de dos años fuera de Cuba y han perdido la residencia en la Isla el Gobierno panameño les facilitaría el trámite para regresar a su país.

Addis Torres, quien se encuentra junto a su hijo de 13 años y su esposo en el albergue quedó desolada con la noticia. "Voy a seguir, no puedo regresar a Cuba a estas alturas. Voy a seguir", dijo Torres tras la reunión con el viceministro.

Nirvia Álvarez, otra de las migrantes dijo con la voz tomada por la emoción que la propuesta de Del Rosario la dejó "al borde de un infarto".

"Después de seis meses en esta espera desesperante y ahora salen con esta mierda. Yo no tengo casa en Cuba, no tengo nada, porque todo lo que tenía lo vendí. Virar para atrás, ¿para qué? ¿Para vivir debajo de un puente?", protestó la migrante, quien se encuentra acompañada por su hijo de 11 años y su esposo.

Al ser preguntado por los migrantes, Del Rosario explicó que no existen opciones para emigrar a terceros países

Al ser preguntado por los migrantes, Del Rosario explicó que no existen opciones para emigrar a terceros países. "Hasta el día de hoy no tenemos respuesta de ningún país", explicó. Tampoco dejó abierta la puerta a la regularización del estatus de los afectados en Panamá, ya que la entrada de los migrantes de forma indocumentada imposibilita cualquier tipo de trámites para su regularización.

"Hay otros países que tienen políticas migratorias distintas. A lo mejor algunos de ustedes quieren regresar de manera legal a Ecuador. Lo que nosotros no podemos es enviarlos a un tercer país si no tenemos la garantía de que ese tercer país los va a acoger", dijo Del Rosario.

Después de la presentación del viceministro, muchos de los migrantes expresaron sus dudas sobre la propuesta, argumentando que Cuba no es un Estado de derecho y que por eso huyeron del Gobierno de la Isla.

Ante las reticencias de los migrantes, Del Rosario dijo que hasta el momento ninguna de las personas que han sido devueltas a Cuba (más de 90 desde la firma del acuerdo de deportación entre Cuba y Panamá) han presentado queja alguna en la embajada panameña para denunciar la violación de sus derechos elementales. "Ustedes tienen libre albedrío", dijo Del Rosario.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 90