Rusia embarga un cargamento de petróleo venezolano

La naviera Sovcomflot, cansada de los retrasos de Caracas, acude a la justicia para cobrar sus deudas

La justicia ha permitido a Sovcomflot embargar un cargamento de petróleo venezolano para cobrarse la deuda impagada por Venezuela. (Hellenic Shipping News)
La justicia ha permitido a Sovcomflot embargar un cargamento de petróleo venezolano para cobrarse la deuda impagada por Venezuela. (Hellenic Shipping News)

Los acreedores de Venezuela empiezan a impacientarse ante los retrasos de Caracas para pagar sus deudas. Según una información publicada el martes por la agencia Reuters, la naviera estatal rusa Sovcomflot ha conseguido una decisión judicial que ordena el embargo de un cargamento de petróleo perteneciente a la compañía nacional venezolana, PDVSA.

La sentencia fue dictada el mes pasado por un tribunal de la isla holandesa de San Martín, en el Caribe, pero no se había hecho pública hasta ahora.

La naviera pidió la incautación judicial del crudo procedente de Venezuela que transportaba en uno de sus buques, alegando que PDVSA adeudaba a la compañía rusa 30 millones de dólares

Todo empezó el pasado octubre cuando la naviera pidió la incautación judicial del crudo procedente de Venezuela que transportaba en uno de sus buques, alegando que PDVSA (Petróleos de Venezuela) adeudaba a la compañía rusa 30 millones de dólares. En marzo pasado, el crudo que transportaba el buque fue descargado en un terminal de almacenamiento en la isla de San Eustaquio tras una decisión temporal del tribunal de San Martín, a la espera de que la reclamación rusa se revuelva en el Tribunal del Almirantazgo de Reino Unido.

Según datos manejados por la agencia de noticias Bloomberg, la deuda externa que el Gobierno venezolano y PDVSA deben pagar en 2017 asciende a un total de 9.691 millones de dólares.

En sus predicciones mundiales para 2017, Financial Times señaló el pasado enero que Caracas no podría dejar de pagar su deuda, ya que en ese caso el control del crudo venezolano quedaría en manos de los inversionistas extranjeros.

"Un incumplimento resultaría en que los acreedores se apoderen de los cargamentos de petróleo", advirtió el medio británico especializado en economía cuando aún no había constancia de la incautación solicitada por la naviera Sovcomflot. Señala, además, que para Venezuela supondría el fin de la entrada de divisas procedentes de la venta de crudo.

Rusia no es el único país cuyas empresas reclaman dinero al Gobierno venezolano y a PDVSA, ya que según Reuters el ente estatal debe varios millones de dólares a la firma estadounidense NuStar Energy.

"Su enmarañada red de deudas se expande por todo el mundo, desde reparaciones en astilleros en Portugal hasta facturas por construcción de buques a medio terminar en Irán y Brasil"

"Su enmarañada red de deudas se expande por todo el mundo, desde reparaciones en astilleros en Portugal hasta facturas por construcción de buques a medio terminar en Irán y Brasil", continúa exponiendo la nota de la agencia.

Pese a la falta de liquidez de la empresa para pagar sus deudas, como consecuencia de los bajos precios del petróleo la filial estadounidense de PDVSA, Citgo, ha hecho una donación de 500.000 dólares a la ceremonia de inauguración de Donald Trump el pasado 20 de enero. Y Caracas sigue mandando a Cuba grandes cantidades de crudo a cambio de misiones médicas.

No obstante, la cantidad de petróleo venezolano que Cuba recibe se ha reducido hasta unos 53.000 barriles diarios, frente a los más de 100.000 que la Isla llegó a recibir en los momentos más generosos del convenio económico firmado entre ambos países.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12