Pu Zhiqiang elude ir a la cárcel pero continuará sujeto a vigilancia

Pu Zhiqiang, es juzgado este lunes 14 de diciembre por intentar expresar libremente su opinión. (CC)
Pu Zhiqiang, es juzgado este lunes 14 de diciembre por intentar expresar libremente su opinión. (CC)

(EFE). Un tribunal condenó este martes a una pena suspendida de tres años al abogado Pu Zhiqiang, uno de los más ilustres de China en derechos humanos, que podrá cumplir en casa con vigilancia y ante la posibilidad de ingresar en prisión en caso de desobedecer los preceptos impuestos por las autoridades.

Pu, de 50 años, fue hallado hoy culpable de "incitar al odio étnico y provocar disturbios" por el Juzgado Intermedio Número 2 de Pekín por siete comentarios que publicó en una red social en clave irónica.

Aunque ahora podrá marcharse a casa en régimen de libertad provisional, "si no cumple las normas (de las autoridades), puede ir a la cárcel en cualquier momento", señaló hoy a Efe su abogado, Mo Shaoping, quien se mostró en contra del dictamen.

Las autoridades han intentado encontrar pruebas contra Pu, sin hallar más que siete cáusticos comentarios en redes sociales sobre asuntos como el tratamiento del régimen chino a las minorías musulmanas

La sentencia, que "Pu ha decidido no apelar", dijo su abogado, se anunció poco más de una semana después de que el acusado fuera juzgado en ese mismo tribunal el pasado lunes, tras pasar en un centro de detención de Pekín los últimos diecinueve meses.

El abogado, célebre por defender a activistas como Ai Weiwei pero también por tener clientes desconocidos que denunciaron distintas injusticias, fue detenido en mayo de 2014 tras participar en un acto para conmemorar el 25 aniversario de la matanza de Tiananmen.

Desde entonces, las autoridades han intentado encontrar pruebas contra Pu, él mismo superviviente de Tiananmen, sin hallar más que siete cáusticos comentarios en redes sociales sobre asuntos como el tratamiento del régimen chino a las minorías musulmanas en el país o el nepotismo a favor del único nieto de Mao Zedong.

"La frecuencia de los ataques terroristas de Xinjiang -y por supuesto denuncio la violencia- requiere de investigaciones. No me creo todos esos mensajes escuetos de Xinhua, y no creo que el asunto sea solo blanco o negro", reza parte de uno de los mensajes de Pu.

Xinjiang es uno de los temas más delicados en la actualidad para Pekín, que asegura que en esa región noroccidental, hogar de la minoría uigur, operan grupos terroristas, algo que esa comunidad niega desde el exilio y que también cuestionan algunos expertos.

Para Amnistía Internacional, el único motivo contra Pu fue el hecho de que "ejerció con valentía su derecho a la libertad de expresión", y tacha la condena al abogado como una "burda injusticia", según dice William Nee, portavoz de la organización en China, en un comunicado, en el que pide su "inmediata e incondicional liberación".

Su abogado añade a Efe que la sentencia imposibilita además que Pu Zhiqiang vuelva a ejercer su profesión, y que "es posible que no pueda atender a la prensa".

Una situación por la que su amigo, el activista Hu Jia, afirma a Efe sentirse "muy preocupado y defraudado", ya que en casos similares como el del letrado Gao Zhisheng, nominado al Nobel de la Paz en 2009, las autoridades no respetaron su condena suspendida de cinco años y durante ese periodo fue detenido, aislado y torturado.

Este martes, la policía volvió a acordonar la zona y a increpar a los periodistas y activistas que acudieron a la corte a esperar la sentencia

El caso de Pu ha suscitado el apoyo de famosos colegas de profesión del país, como la abogada de derechos humanos Ni Yulan, en silla de ruedas a causa de una brutal paliza policial que recibió en 2002, quien hoy se acercó a las inmediaciones del tribunal.

Ya desde su casa, Ni cuenta a Efe cómo "más de diez policías" les "asediaron" para impedir que hablaran "con los medios", y que también vio cómo la policía se llevaba en un furgón a unas ocho personas que fueron al tribunal a mostrar su apoyo.

Y es que este martes la policía volvió a acordonar la zona y a increpar a los periodistas y activistas que acudieron a la corte a esperar la sentencia, según pudo comprobar Efe.

AI indica que al menos 12 activistas fueron detenidos hoy a las afueras del tribunal, e insta a las autoridades a su liberación.

La organización China Human Rights Defenders (CHRD) indicó en un comunicado que la sentencia expone la "farsa" del sistema judicial del Gobierno de Xi Jinping, y subraya:

"Puede que Pu Zhiqiang se marche hoy a casa, pero seguirá sin ser libre".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0