El presidente del Parlamento Europeo pide a Fariñas que no ponga en peligro su vida

Martin Schulz es presidente del parlamento europeo desde 2014
Martin Schulz es presidente del parlamento europeo desde 2014

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha mostrado su apoyo a las protestas pacíficas de los opositores cubanos para la defensa de los derechos humanos, pero pide a Guillermo Fariñas que deponga su huelga de hambre y sed para "no poner su vida en peligro".

"Aunque les puedo asegurar que las iniciativas pacíficas para la mejora de la situación política y de los derechos humanos en Cuba cuentan con todo mi apoyo personal, me preocupo por el estado de salud del señor Fariñas y le pido no poner su vida en peligro", dice en una misiva.

Schulz responde así a una carta que le enviaron Berta Soler y el propio Fariñas el pasado 29 de junio en la que exigían que el acuerdo bilateral firmado en marzo entre la Unión Europea y el Gobierno de Cuba tuviera como prioridad los derechos humanos.

Según el presidente del Parlamento Europeo, las autoridades de La Habana se comprometieron a "mejorar la situación" durante el primer diálogo sobre los derechos humanos celebrado en la Isla el pasado 6 de junio, aunque desde entonces no se han observado cambios.

"Lamento los hechos que denuncian en sus cartas y por los que han comenzado otra huelga de hambre y sed en protesta por los malos tratos recibidos y, sobre todo, para pedir a las autoridades cubanas que dialoguen con los disidentes", añade Schulz, que recuerda que el Parlamento Europeo es una institución preocupada por los derechos humanos y destaca la importancia que para sus miembros tiene el premio Sájarov, que ambos disidentes poseen.

"Lamento los hechos que denuncian en sus cartas y por los que han comenzado otra huelga de hambre y sed en protesta por los malos tratos recibidos y, sobre todo, para pedir a las autoridades cubanas que dialoguen con los disidentes"

Schulz asegura que ha remitido las misivas de Soler y Fariñas a las comisiones parlamentarias competentes en materia de derechos humanos e invita a los opositores a dar seguimiento al proceso de evaluación del acuerdo.

El presidente del Parlamento Europeo indica a los disidentes que la institución puede o no considerar los acuerdos entre la Unión Europea y terceros Estados, un proceso que aún no ha comenzado en el caso de la Isla.

Cuba y la Unión Europea firmaron el pasado 11 de marzo un acuerdo de diálogo político y cooperación que ponía fin a la vieja "posición común" aprobada en 1996 que supeditaba el diálogo con la Isla a avances en materia de derechos y libertades.

La nueva política fue acordada entre La Habana y los representantes de la Comisión Europea, órgano legislativo y ejecutivo de la Unión, y está pendiente de la ratificación del Consejo Europeo. El Parlamento, que preside Schulz, es independiente de estos organismos y es la única de las altas instituciones de la UE elegida por sufragio directo de los ciudadanos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4