La suerte de los balseros del faro depende de un mensaje en una botella

El faro American Shoal, cerca de las costas de Sugarloaf Key. (islandjanemagazine.com)
El faro American Shoal, cerca de las costas de Sugarloaf Key. (islandjanemagazine.com)

En un nuevo giro del caso, la suerte de los balseros que el pasado 20 de mayo se refugiaron en el faro American Shoal Light, a unas siete millas náuticas al sur de Sugarloaf Key, podría depender de la investigación que la Guardia Costera de EE UU ha comenzado tras el hallazgo hace algunos días de una botella con un mensaje de los migrantes. En el texto, denuncian los abusos a los que supuestamente han sido sometidos en el barco norteamericano donde se encuentran.

En una sentencia emitida el pasado martes, el juez Darrin P. Gayles dijo que no encuentra ningún obstáculo para que los cubanos sean devueltos a la Isla, aunque no se pronunció sobre las razones que les impiden acogerse a la política de pies secos/pies mojados.

"La Guardia Costera ha admitido que el mensaje es verdadero y procede de los cubanos que se encuentran en el escampavías. Respetamos mucho su trabajo, se ha comenzado una investigación interna sobre el caso", dijo Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, que ha tomado la defensa de los balseros.

En la misiva, encontrada casualmente por un pescador del sur de Florida, los balseros se quejan de que tienen que dormir en el suelo, no cuentan con las condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas, además de que no mantienen contacto de ningún tipo con los familiares y sus abogados defensores.

"Somos 24 personas (...), llevamos 37 días durmiendo en el piso, la comida es de perros, nos maltratan hasta la violencia y ya tenemos compañeros mal de la cabeza", dice la carta.

"Somos 24 personas (...), llevamos 37 días durmiendo en el piso, la comida es de perros y nos maltratan hasta la violencia", dice la carta

"Nos gustaría estar presentes en las investigaciones de la Guardia Costera y tomar las declaraciones de nuestros clientes, pero hasta el momento eso se nos ha negado", explicó a 14ymedio Virlenys Palma, abogada defensora del caso.

El fiscal Dexter Lee argumentó que los balseros, al encontrarse en un barco de guerra de la marina norteamericana, no tienen derecho a comunicarse con el exterior vía telefónica y que han recibido la asistencia adecuada.

El juez Gayles asegura que pronto se tomará la decisión sobre el caso, pero hasta el momento ha desestimado la medida de protección que el Movimiento Democracia había interpuesto para que no fueran repatriados a Cuba los 24 migrantes.

"Tememos que los regresen a Cuba, porque hemos tenido precedentes de migrantes a los que el Gobierno de La Habana ha obligado a cambiar su declaración. Estos balseros podrían correr ese peligro y, además, convertirse en un instrumento de propaganda del régimen castrista", dijo Sánchez.

Según el abogado defensor Santiago Alpízar, el hecho de que aparezcan estas alegaciones por parte de los balseros abre una nueva arista al caso, y la principal preocupación de la defensa se centra ahora en intentar evitar que los cubanos sean alejados de la justicia norteamericana. El exfiscal de Miami Kendall Brindley Coffey sugirió incluso la posibilidad de trasladarlos momentáneamente a la base que Estados Unidos mantiene en Guantánamo.

Para Alpízar también es destacable el hecho de que ahora cuentan con testimonios de otras personas a las que la Guardia Costera ha traslado desde el faro a tierra firme, pero es inconcebible que el Gobierno pida revisar el caso y que los balseros no puedan hablar con sus abogados. "Hay algo que no me suena americano en este caso", dijo.

"Es muy triste que tengan que regresar a un país donde las personas son reprimidas y de donde ellos quisieron escapar", explicó un familiar

Fernando Álvarez, uno de los familiares de los balseros, explicó que se les agotan las esperanzas de que este caso pueda resolverse satisfactoriamente. "Es muy triste que tengan que regresar a un país donde las personas son reprimidas y de donde ellos quisieron escapar", explicó.

La tía de dos de los balseros, Naylis López, dijo que tiene esperanza de que el juez tome una decisión justa, pues, si los mandan a Cuba, "no los dejarán vivir".

Desde Cuba también han llegado mensajes de pesar al respecto: "Lamentamos mucho que no dejen a esos muchachos en Estados Unidos después de todo lo que pasaron para salir de la Isla. Ya han sido perseguidos en otra ocasión y lo serán nuevamente si Estados Unidos no pone su mano", dijo vía telefónica a este diario uno de los hermanos de los balseros.

En una declaración dirigida a los familiares de los migrantes residentes en la Isla, quienes intentan mantenerse al tanto del caso a pesar de la censura oficial sobre este tipo de noticias, el presidente del Movimiento Democracia dijo que "se ha hecho todo lo posible por ayudar a estas personas, incluyendo el encomiable trabajo pro bono de los abogados. Seguiremos luchando para que los dejen aquí, pero mientras no nos unamos pacíficamente y acabemos con el verdadero origen de esta tragedia, que es el régimen de Cuba, seguiremos tratando con el mismo problema".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5